Nuestra segunda jornada en la GamesCom decidimos que comenzara en el stand de Capcom con la ilusión de probar juegos como Ultimate Capcom VS Marvel, Street Fighter vs. Tekken o Resident Evil Revelations. Poco nos podíamos imaginar que un relativamente desconocido Asura‘s Wrath llegaría a impactarnos tanto.

Capcom, con este título, hizo la promesa de brindarnos un gran juego de acción, con grandes dosis de carga argumental y una jugabilidad frenética. Podría pensarse, en un primer momento, que la compañía estaba siendo un poco pretenciosa con tal descripción. Por suerte para los amantes del género, el juego cumple con lo prometido.

En la demo que nos mostraron, se nos presentaba al personaje principal, Asura, en plena lucha con uno de los 7 Dioses de los que consta el universo del juego, marcando la desesperación del protagonista por haber perdido a su mujer y tener a su hija secuestrada. Justo al comenzar, el juego demuestra que su jugabilidad no se aleja de la de un  beat´em up all cualquiera, con opciones de salto, golpe, golpe fuerte, disparo lejano y botón para centrar la cámara. Sin embargo,  sorprende por su fluidez y la facilidad con la que se encadenan los combos, además de escenas QTE (Quick Time Event en las que hay que pulsar el botón correcto a tiempo) bastante variadas, muy al estilo de la saga God of War de Sony.

Hacerse con los controles del juego es muy fácil e intuitivo, y si bien es cierto que la cámara ha llegado a jugarnos algunas malas pasadas, la lejana fecha de lanzamiento hace pensar que podrían solucionar el problema.

 

Gran peso de la narrativa sin afectar a la jugabilidad
Al poco tiempo de jugar, nos sorprendió la cantidad de videos generados con el motor del juego que interrumpen el combate. Lejos de ser molestos, como pueden serlo para algunos jugadores en Metal Gear Solid 4, estos son bastante amenos e interesantes, con varios momentos QTE que requerirán la interactuación del jugador y una narrativa y puesta en escena difícil de encontrar hoy en día.

Los escenarios de lucha, así como la jugabilidad, iban cambiando a lo largo de la batalla. Si bien comenzamos luchando cara a cara contra nuestro enemigo, al poco continuamos luchando desde un punto lejano atancado con disparos o devolviendo sus ataques, pasando a tener que luchar en movimiento continuo hasta terminar por enfrentarnos de nuevo cara a cara. Todo esto puede parecer abrumador e incluso algo sin sentido, pero os podemos asegurar que todo encaja en el puzzle de Capcom a la perfección, contruyendo un juego sólido y divertido.

Poco a poco, el juego se iba poniendo cada vez más emocionante e interesante. Con un enemigo creciendo por momentos, tanto en poder como en volumen, y un protagonista intentando superarse en cada momento en su lucha contra un Dios. Llegamos en un punto, justo al final de la Demo, en la que el enemigo del protagonista era de dimensiones más grandes que el planeta en el que comenzó la lucha, amenazando con destruir a Asura con su dedo meñique, de forma literal. Por desgracia para nosotros, el resto de la historia es una incógnita, ya que terminamos con nuestro tiempo de juego y tuvimos que dejar la demo justo en el final.


Conclusiones
Estamos teniendo una Gamescom muy interesante, con sorpresas y alguna pequeña decepción que os iremos contando con el paso de los días. Asura‘s Wrath, por suerte para nosotros, tanto por ser una IP nueva como por ser amantes del género Slash’em all, podemos encuadrarla dentro del primer grupo, el de las gratas sorpresas.

Quizás no sea un juego llamado a crear un nuevo tipo de género dentro de los juegos de acción como prometió Capcom, pero sí que es cierto que los puntos que toca lo hace de una forma más que notable. Apuntad el nombre de Asura‘s Wrath en vuestra lista si sois amantes del genero, os va a sorprender y a encandilar.