Cuando todo hacía indicar que el debut de Luigi en solitario no pasaría de ser una maravillosa anécdota en el mundo de los videojuegos.  Nintendo sorprendió a todos cuando el pasado E3, decidió recuperar la franquicia para deleite de sus fans, situándole nuevamente como el cazafantasmas más cobarde de todos.

Dos veces hemos tenido la suerte de probar el título a lo largo de los tres días que hemos asistido a la convención, y las sensaciones han sido muy positivas. Encontrándonos con un juego que consigue mejorar las carencias del título original, con escenarios llenos de objetos interactuables y muchos secretos por descubrir, además de lograr conservar su frescura y características que le hicieron celebre.

 Luigi’s mansion 2 se presenta con una continuación en toda regla, con el profesor E.Gadd enviando a Luigi a una nueva mansión cargado con su Poltergust 3000, objeto con forma de aspiradora capaz de absorber desde monedas que encontremos por los escenarios hasta el más terrorífico de los fantasmas.

 

De los controles de movimientos a las 3D estereoscópicas.

Pensado en un principio para Wii, el proyecto fue trasladado a Nintendo 3DS por decisiones internas de Nintendo. Gracias a este movimiento, el juego hace uso de las características 3D de la consola, mostrándonos un buen nivel de profundidad y algunos efectos muy vistosos, que si bien no afectan a la jugabilidad, sí que son agradables a nivel visual.

El control del juego ha evolucionado mínimamente respecto a su primera parte, haciendo uso del botón B para correr, el X como botón de acción, el A para realizar destellos de luz con los que cegar fantasmas y el Y para apuntar a lugares altos. Los gatillos sirven para usar el Poltergust 3000, haciendo uso del botón L para expulsar aire y el R para aspirarlo.

Si bien es cierto que el apuntado en Gamecube era mucho más preciso por disponer de un segundo analógico, en 3DS se disimula bien esa carencia gracias a la ayuda del botón Y en esta faceta, además de que una vez pasados los primeros cinco minutos del juego, el jugador se habrá hecho totalmente con sus controles.


Mismo diseño, muchas más opciones.

En la demo se nos presenta una mansión del mismo estilo que en la primera parte, con habitaciones con puzles y con varios fantasmas a los que derrotar. Nos hemos dado cuenta que en este juego hay muchas más cosas por hacer en cada estancia, por lo que el título gana mucho en exploración y el jugador no tendrá tantos reparos en visitar lugares previamente superados.

Los fantasmas siguen siendo iguales de divertidos y traviesos que siempre, con distintas formas y habilidades. A los que nos enfrentamos en la demo, teníamos que cegarlos antes de poder aspirarlos, teniendo que ser rápidos en el proceso ya que estos no durarán mucho más de un par de segundos aturdidos. Cuando comienza el proceso de absorción, este no será inmediato, así que tendremos que luchar un  tiempo sin sufrir daños para que nuestra captura termine en éxito.

{youtube}Pqxj2gh58PY?hd=1|560|315{/youtube}

Conclusiones finales:

Siendo sinceros, este era uno de esos juegos en los que ya sabíamos lo que nos íbamos a encontrar después de ver un par de vídeos. La evolución respecto a su precuela ha conseguido mejorar la experiencia de juego sin lastrar otros apartados del mismo, lo que supondrá a los jugadores del  primer título una gran satisfacción. Los pasos dados por Nintendo en este juego parecen ser los correctos, aunque desgraciadamente uno de los puntos débiles de la primera parte, como es la duración, es imposible medirla en una demo y no somos capaces de saber si harán un juego que dure más de 4 horas. Esperemos pues, que Nintendo consiga ofrecernos algo más que un gran juego de una tarde.