El género de terror está otra vez en boca de todos con la irrupción de series como The Walking Dead o American Horror Story, producciones que han sabido traer de vuelta un género en constante declive hacia el lado de un espectador deseoso de pasar angustia y miedo. En el mundo de los videojuegos hace tiempo que sagas como Silent Hill, Alone in the Dark o Resident Evil marcaron las pautas de como deberían ser los juegos de tipo Survival horror, género que hasta la pasada generación no comenzó a dar signos de agotamiento y falta de ideas. Debido a tales circunstancias, un género que fue uno de los más queridos y valorados por la prensa y jugadores, tuvo que evolucionar a las tendencias actuales de un mercado que reclamaban más acción y menos puzzles, con la total desaprobación de los jugadores más clásicos.

Capcom ha parecido entender el mensaje con Resident Evil Revelations y ha ofrecido a dichos jugadores un juego que mezcla tendencias actuales con las bases jugables antiguas, creando un híbrido que no dejará indiferente a los amantes de los juegos de terror y a los de acción. Disfruta de un crucero de terror y lujo con Jill, Praker, y el resto de personajes responsables de este juego, y descubre a través de este análisis si el Queen Zenobia merece llegar a buen puerto, o por contra merece hundirse en las profundidades del mar mediterráneo.

 

Bienvenidos al Queen Zenobia

Resident Evil Revelations vuelve a contar con los personajes originales de la primera entrega, Chris Redfield y Jill Vallentine, ambos miembros fundadores de la BSAA (Bioterrorism Security Assessment Alliance).  Aunque los sucesos que viviremos en el juego variarán de línea temporal y de personaje principal, la mayor parte de éste se centra a bordo del barco de lujo Queen Zenobia en el año 2005, lo cual sitúa los hechos entre Resident Evil 4 y Resident Evil 5.

La historia comienza cuando Jill y su nuevo compañero, Parker Luciani, acuden al Queen Zenobia en busca de Chris y Jessica Sherawat, personaje que también debuta en la saga con Revelations. Conforme nuestros dos protagonistas se van adentrando en las instalaciones de lujo del barco, van descubriendo que la tripulación ha sido masacrada por unas terribles criaturas humanoides que ahora merodean a sus anchas por él, obligando a ambos a trabajar en equipo y estar alerta constantemente para no morir en tan funesto lugar.

¿Qué ha ocurrido aquí? Y lo que es más importante ¿quién está detrás de todo este caos? Estas preguntas, aunque no las vamos a responder en este análisis para no estropear la historia, nos hacen viajar un año atrás en el tiempo a la ciudad mediterránea de Terragrigia, una metrópolis utópica que se abastecía totalmente a través de energías renovables. Toda su magnificencia se vio borrada de un plumazo cuando Veltro, una organización terrorista que usa armas biológicas en sus atentados, ataca la ciudad con toda su artillería, dejando al gobierno una única salida ya vivida en Raccoon City, destruir la ciudad.

Creída extinta desde los hechos de Terragrigia, Veltro vuelve con fuerza y libera el virus T-Abyss, una nueva vertiente del T-Virus, sobre el Queen Zenobia, haciendo que Jill Valentine vuelva a vivir una vez más una terrible y mortal pesadilla.

 

Terror y acción se dan la mano en Revelations

Resident Evil Revelations era la esperanza de los fans de la saga que quedaron descontentos con las entregas cuarta y sobretodo quinta, mucho más enfocadas a la acción que los primeros juegos, donde el miedo y la angustia eran los indiscutibles protagonistas. ¿Consigue pues el juego volver a sus orígenes? La respuesta es muy discutible, y podríamos decir que el juego vuelve “a medias” a sus raíces de survival horror.

La acción que ocurre en el Queen Zenobia recuerda en algunos momentos a la primera entrega de la saga, donde los fans encontrarán algún que otro sorprendente guiño entre el majestuoso barco y la mansión Spencer. La puesta en escena a bordo es magnífica, con la vuelta de temas musicales donde el piano y el violín son protagonistas, y localizaciones ambientadas en estancias clásicas, todas ellas devastadas y llenas de  sangre. Por todos estos tétricos lugares deberemos movernos, en ocasiones a solas y en otras con nuestro compañero, teniendo que ahorrar munición y cumplir distintos objetivos para completar el capítulo.

Hasta aquí todo es impecable, pero lo cierto es que hay puntos del juego que chirrían levemente, como el diseño de algunos enemigos, mucho menos terroríficos que los putrefactos zombies, o algún aspecto de la jugabilidad que nombraremos posteriormente en su apartado.

¿Por qué decimos entonces que es una vuelta a medias a sus orígenes, si todo suena fabuloso? Pues por qué hay algunos capítulos que están centrados en la acción totalmente, estando enfocadas simplemente en avanzar del punto A al punto B matando a todos los enemigos, y en los que se pierde la esencia clásica del título, haciendo que en ocasiones pensemos que estamos jugando a un juego distinto.

 

En anteriores capítulos de Resident Evil Revelations…

Este título del apartado, que bien podría ser la introducción de una serie de televisión, es lo que escucharemos cada vez que comencemos uno de los capítulos en los que está dividido el juego. Esta acción, según Capcom, se ha dado para darle al título un aire de drama televisivo, y se han incluido varios cliffhangers (Escenas que generan suspense e interés al espectador) al final de cada uno. Esta novedad en la saga es agradable para el jugador, ya que hace que la historia tenga un mayor peso que en anteriores entregas, y además ayuda al jugador a retomar el hilo narrativo.

Otro de los puntos por los que se ha adoptado dicha medida es por el gran trabajo de localización realizado por la compañía de Osaka, en la cual se ha traducido y doblado el juego por primera vez en su historia al Español, Japonés, Francés, Alemán e Italiano en su versión Pal. Globalmente el trabajo realizado en este aspecto es notable,  y lo cierto es que los actores de doblaje han sabido captar la personalidad de los personajes que tenían que interpretar, con mención especial a la voz e interpretación de Parker Luciani, la cual es sin lugar a dudas, la mejor de todo el juego.

 

Un excelso apartado gráfico

Resident Evil Revelations es sin lugar a dudas uno de los títulos portátiles más ambiciosos de la historia de los videojuegos, y muestra de ello es el impecable apartado gráfico del que dispone. Todas las instalaciones y personajes están perfectamente detallados, con algunos efectos gráficos superiores a los vistos en Game Cube. Además, el título logra poner a varios enemigos a la vez sin que hayan caídas de frames importantes, las cuales tan solo notaremos en momentos puntuales del juego y en las zonas de transición entre las partes del barco.  Por si fuera poco, los chicos de Capcom han añadido un regulador 3D potenciado a parte de que dispone físicamente la consola, mediante el cual podremos incrementar de manera notable la profundidad en el título.

En cuanto al control del juego, existen 4 tipos de variaciones disponibles, 3 de ellas pertenecientes a los que disponen de la consola normal, y un cuarto para los que han adquirido el título con el pack que incluye el Botón Deslizante Pro, Gadget que dota a Nintendo 3DS de un nuevo stick analógico y un nuevo botón R encima del gatillo derecho. Realmente sorprende en primera instancia jugar al juego sin el periférico, ya que el control está bien implementado y se deja jugar sin problemas, tal y como pudimos probar en la demo del juego. De todas formas, cuando jugamos con el Botón Deslizante Pro es tal la diferencia de control, que resulta impensable volver a jugar sin él a este tipo de juegos, aunque tenemos que admitir que en ocasiones es complicado apuntar con él a los enemigos, y que requiere un proceso de adaptación hasta llegar a dominarlo por completo.

En cuanto a las acciones de nuestro personaje,  éstas siguen el patrón de las dos últimas entregas, con botones para apuntar, disparar, esquivar, girar 180º, realizar acciones y usar armas secundarias. Gracias a la ayuda de la pantalla táctil podremos gestionar los ítems a utilizar, consultar los archivos que hayamos encontrado, mirar el mapa o cambiar de arma con tan solo tocarla.

 

El retorno de los baúles

Un retorno inesperado de las primeras entregas es la vuelta de los baúles, lugares donde podíamos guardar ítems para poder liberar espacio en nuestro limitado inventario, que ahora han sido simplificados para guardar armas, y donde podremos modificarlas con las mejoras que vayamos encontrando o desbloqueando a lo largo del juego.  Cabe destacar que nuestro inventario seguirá estando limitado, tan solo que esta vez lo estará en número de objetos del mismo tipo que llevemos (3 armas, x número de hiervas verdes, x número de municiones), y no en espacio.

Si hay algo más valioso que la propia vida en Resident Evil Revelations, esta es sin duda la munición, ya que ahora, tal y como era en los inicios de la saga, esta vuelve a ser finita y ubicada en varios puntos de las localizaciones. Se terminó el esperar que al derribar a un enemigo éste dejara algo de munición al desaparecer, ahora tendremos que gestionar todo nuestro arsenal y apuntar bien si no queremos llegar a los enemigos finales pasando más apuros de los necesarios.

Pero no todos los objetos permanecerán visibles para que los encontremos, muchos de ellos estarán escondidos a la espera de que los podamos encontrar. ¿Cómo hacerlo? Por medio de una de las novedades instauradas en Resident Evil Revelations, el Genesis. Este nuevo objeto es un bioescáner que localizará y añadirá información de los objetos y enemigos que vayamos escaneando, lo cual añade un toque de exploración y de búsqueda de objetos que da mucho juego al título.

 

Un modo asalto que deja en evidencia al modo mercenarios

El modo asalto se desbloquea conforme vamos avanzando en la historia principal del juego, y nos permitirá realizar diferentes tipos de misiones ambientadas en escenarios del modo campaña, con posibilidad de jugarlos solos o bien multijugador para dos jugadores a  través del modo Online o en red local. Capcom ha logrado un modo de juego impresionantemente divertido y profundo, el cual nos enfrenta a los mismos enemigos del juego, pero con distintas habilidades que podremos comprobar en su barra de vida, ahora visible, y que varían entre velocidad, fortaleza o fuerza. Nosotros también mejoraremos nuestras habilidades en el juego como si de un RPG se tratase, ya que subiremos de nivel, y como en el juego principal, podemos mejorar las armas de las que dispongamos, las cuales iremos adquiriendo al cumplir una serie de objetivos, o comprándolas en la tienda que está disponible en el menú principal. Para poder adquirirlas en ella, tendremos que cambiarlas por los PB que vayamos consiguiendo en este modo y en el principal, incrementándose estos dependiendo de nuestra puntería, daños sufridos y tiempo en que realicemos el capítulo/misión. Algunas de las armas o mejoras estarán disponibles tan solo mediante las monedas que otorga el podómetro de Nintendo 3DS, por lo que va a tocar sacar la consola de paseo para mejorar nuestro arsenal.

El modo asalto podremos jugarlo con 10 personajes del juego, los cuales tendremos que ir desbloqueando cumpliendo una serie de misiones (logros)  que variarán entre matar a un número de enemigos, terminar x capítulos, esquivar un número de veces o terminar el juego en sus niveles de dificultad. Cada personaje tendrá unas habilidades distintas, por lo que tendremos que elegir al que se adecue mejor a nuestro estilo de juego, o bien acostumbrarnos nosotros a él. A su vez, todos los personajes tendrán un número de skins alternativos que también tendremos que desbloquear.

 

Conclusiones finales:

Resident Evil Revelations nos ha sorprendido gratamente a lo largo de toda su aventura, aunque su vuelta a los orígenes de survival horror ha sido un tanto tímida y habríamos agradecido que hubiera sido más drástica. Los gráficos, el doblaje y la música del juego son magníficos, y gran parte de las novedades gustarán mucho a los jugadores más clásicos, aunque el diseño de los enemigos y algunas acciones como apuntar con el arma no son perfectas, éstas quedan lejos de ser un problema y nos acabamos aclimatando a ellas.

Podemos decir del juego sin miedo a equivocarnos, que éste es el mejor y más ambicioso título de aventuras y acción que ha pisado una consola portátil,  siendo difícil que lleguemos a ver algún juego que lo supere en cómputo global en breve periodo de tiempo. Por si esto fuera poco, que Capcom haya optado por dotar al juego de un sistema de logros y de un modo tan trabajado y adictivo como el asalto, lo transforma en un título de largo recorrido y rejugable, lo cual es una alegría para los tiempos de hoy en día.

Después de haber jugado a Revelations uno se queda mucho más tranquilo cuando piensa en el próximo Resident Evil 6, ya que si éste no cumple las expectativas creadas, siempre podremos volver a rejugar esta pequeña joya portátil.

{youtube}SF_pA-QNiUE?hd=1|560|315{/youtube}

A favor

  • Los gráficos
  • El sonido y la localización
  • El modo asalto
  • La ambientación del Queen Zenobia
  • La variedad de personajes jugables

 

En contra

  • Las fases de acción
  • El diseño de los enemigos

 

[Nota]