La invasión más loca ha comenzado, ¡y ya nada podrá pararla!… Bueno, quizás los robots asesinos y los zombis con sierras mecánicas no se lo pongan tan fácil a esos alegres monstruitos gelatinosos de colores que ruedan y ruedan por la pantalla de nuestra PlayStation Vita, los Little Deviants.

Este divertido juego desarrollado por Bigbig Studios (creadores de juegos como MotorStorm: Arctic Edge y Pursuit Force: Extreme Justice) y producido y distribuido por Sony, va a guiar al jugador a través de un mundo de sorpresas mientras ayuda a nuestro pequeño Deviant a superar todos los obstáculos y conseguir su objetivo.

Nuestra historia da comienzo en algún punto lejano de la galaxia, donde una nave repleta de pequeños Deviants trata de huir de las garras de la flota de los robotz. Pese a sus esfuerzos, la nave de nuestros protagonistas es críticamente dañada por un disparo, y justo antes de estallar en mil pedacitos, logra alcanzar el planeta tierra. Los humanos que habitan en él huyen despavoridos ante la presencia de estos invasores gelatinosos caídos del cielo, pero la confusión no tarda en ser aún mayor cuando los robots les alcanzan con su flota de naves con su mente centrada en rematar la faena. 

Ayudados por su tecnología superior, los robotz consiguen resucitar a los muertos de los cementerios del planeta, convirtiéndolos en zombis equipados con motosierras, dispuestos a todo para matar a sus grandes enemigos: los Little DeviantsAsí de alocada es la presentación de este juego de Sony para su nueva portátil, la PSVita, a través del cual el jugador realizará un magnifico “tour” por todas las principales características de la nueva consola bajo la excusa y tremenda jugabilidad, que ofrece el recurso de los minijuegos.

Little Deviants es un juego en el que el objetivo principal del jugador es guiar a uno de estos pequeños demonios a conseguir todas las piezas de su nave, que ha estallado en mil pedacitos, para poder salir del planeta y huir de los malvados Robotz que quieren aniquilarles. Para ello, éste deberá recorrer diferentes regiones del planeta, como Campos Increíbles,  Cañada Rocafria,  Bosque de las Raices Torcidas, etc, teniendo el jugador que ayudarle a superar unos retos, o minijuegos, pensados especialmente, y con gran acierto, para enseñar lo que es capaz de hacer PSVita. De ese modo, sensores de movimiento, micrófono, pantalla y panel táctil, cámara frontal y trasera, son exprimidas al máximo en este desfile de imaginación, diversión y color.

 

Los mundos

Little Deviants tiene una estructura muy básica en cuanto a las diferentes regiones o pantallas que el jugador se irá encontrando a lo largo del camino. Cada región está constituida de unos 6 ó 7 emplazamientos, y cada uno de ellos es un minijuego diferente, pudiendo desbloquear algunos ocultos a lo largo del juego.

Estos minijuegos o pruebas son las que el jugador debe ayudar a superar al Deviant para avanzar y descubrir diferentes regiones, los cuales pueden superarse con un mínimo de puntuación, dejando al jugador el reto de mejorarlas repitiendo cuantas veces quiera la pantalla, y conseguir de esta forma las monedas de bronce, plata u oro según el resultado obtenido. Como suele pasar en esta tipología de juegos, recibiremos diferentes logros y premios dependiendo de la puntuación obtenida, teniendo además como aliciente conseguir al gatito oculto en cada uno de las pantallas.


Modos de juego y galerías

Little Deviants no tiene más que un modo de juego: Historia, pero el jugador tiene la posibilidad de entrar en la opción “juegos” para poder ver en cada uno de los minijuegos los logros conseguidos, puntuación y records anteriores.

Desde la opción de ficha de jugador podremos acceder a la galería, la casa de los Moggers, y las estadísticas como jugador. Asomándonos a nuestra galería podremos ver los videos e imágenes que vayamos desbloqueando a lo largo del modo historia. En el icono “Moggers” entraremos en la casa donde se irán alojando los gatitos rescatados. Y por último, el jugador podrá ver en “estadísticas” los resultados obtenidos en las partidas, con datos como cuántos Botz ha matado, o la distancia que ha recorrido  o volado.

 

Diferentes pantallas, diferentes estilos de juego

Si algo no le falta a este nuevo juego de Sony es originalidad. En cada pantalla te encontrarás un nuevo reto, con un nuevo control y un estilo nuevo de juego. Little Deviants juega con la gran ventaja de ser uno de los primeros títulos de la consola, y por lo tanto, el jugador quiere saber qué es capaz de ofrecerle su nueva adquisición.


En los diferentes minijuegos tendrás que realizar acciones tales como cantar en el tono correcto para evitar que te den las botellas del descontento público, hacer rodar al Deviant por la pantalla con el sensor de movimiento a través de laberintos, derrotar las naves de los malvados robots que han invadido tu habitación gracias a la imagen obtenida a través de la cámara de la PSVita, empujar zombis y tirarlos ventana abajo con la pantalla táctil, o modificar la pendiente del suelo para empujar a tu pequeño amigo y alejarlo de las motosierras. Estas y muchas más son las pruebas que tendrás que superar para que los Little Deviants puedan recuperar su nave y escapar de sus enemigos.

 

Imagen y sonido

El apartado gráfico de Little Deviants es bueno, aunque sin llegar a destacar sobre la media marcada en el lanzamiento de la consola. Dejando a un lado que desde una pantalla como la de la PSVita todo se ve espectacular, esta tipología de juego no da la opción de un gran desarrollo gráfico. Se podría decir que es sencillo, pero eficaz, con unos modelados de personajes resultones y colores muy vivos que hacen de él un juego agradable de jugar.

En cuanto a la banda sonora es adecuada, estando los sonidos ambiente, de los personajes y de los enemigos muy bien elegidas para las situaciones y a las características individuales. No es una banda sonora de platino, pero cumple perfectamente con su función, envolver al jugador en el juego.

Conclusiones finales

Little Deviants es un juego muy divertido y original, con el que sin duda el jugador disfrutará y se sorprenderá a partes iguales. Pese a que no es un juego muy extenso, éste es rejugable al 100%, y el nivel de dificultad no es frustrante para el jugador casual, ni fácil para el experto, ya que no es imprescindible pasar las pantallas en oro para avanzar en la historia. Una de las mejores cualidades del juego es la variedad de estilos jugables que ofrece, sobretodo si eres usuario novel de la consola, así como la versatilidad para poder echar una partida en momentos puntuales del día en que no dispones más que de unos minutos para relajarte. Como punto negativo destaca la repetición excesiva de los mismos minijuegos, con pequeñas variaciones de nivel y gráficos para que no sean calcados, lo que puede llegar a resultar monótomo para el jugador.

Si quieres pasar un rato divertido pon un Deviant en tu vida, pero cuidado, ¡quizás después no logres sacarlo!

{youtube}NjrC35ZePSI|560|430{/youtube}

A favor:

  • Originalidad
  • Experimentar con las funciones de PS Vita

En contra:

  • Pantallas similares
  • Un solo modo de juego

[Nota]