Comprar merchandising, apuntarse a las más variopintas actividades, disfrazarse de su personaje favorito o participar en el clásico concurso de karaoke son algunas de las actividades que pueden realizar todos aquellos que quieran vivir este evento en primera persona. La primera edición tuvo lugar en el año 2009 los días 26 y 27 de septiembre en el Pabellón de Convenciones de la Casa de Campo de Madrid, lugar que ha albergado cuatro de las seis ediciones; las otras dos se celebraron en el Pabellón de la Pipa de la Casa de Campo de Madrid, bastante más grande y amplio que el Pabellón de Convenciones. Esta última edición ha tenido lugar los días 11 y 12 de febrero en el Pabellón de Convenciones y bajo el nombre de Chibi Japan Weekend.

El sábado, día que más afluencia de gente tienen esta clase de eventos, no defraudó en absoluto. Una hora antes de que las puertas del recinto se abrieran para alegría de todos, la extensa cola conseguía hasta llegar al pabellón de en frente el de la Pipa). El frío y el fuerte viento que azotaban la capital ese día no fueron un impedimento para que los muchos aficionados se presentaran allí con todo tipo de disfraces, más conocidos como cosplays. Como se dijo en el anterior manganálisis de High School Of The Dead, una de las entradas al evento regalaba la serie completa por un precio de 20€, una auténtica ganga que los muchísimos asistentes no dejaron escapar.

Una vez dentro del recinto, lo primero que se podía encontrar era una enorme mesa rectangular con todo tipo de mangas a los precios más asequibles. También había diferentes series en DVD y Blu-ray difíciles de conseguir ahora mismo, como el caso del pack completo deD·N·Angel a un precio bastante razonable. Este gran stand estaba patrocinado por Selecta Visión, quien también fue el sponsor principal de la Chibi Japan Weekend.

Los productos que se podían encontrar en los stands de las más famosas tiendas de merchandising eran muy variopintos: bolsos de Pesadilla antes de Navidad, camisetas de grupos de heavy metal, figuras de resina de las series más importantes, nendoroids, productos oficiales de Final Fantasy, y muchos más que provocaron que los bolsillos de los asistentes se vaciaran con rapidez. Tampoco era raro descubrir llaveros o figuras de series antiguas, comoSlayersy que desaparecían a los pocos minutos porque los otakus más rápidos no dejaban escapar la oportunidad.

Cuando dieron las dos de la tarde, los asistentes al evento se concentraron en el escenario principal (denominado “Escenario A”), donde tuvo lugar el primer concierto de Keisho Ohno. Él solo se encargó de animar el ambiente con su peculiar estilo y su dominio del Shamisen, instrumento que combina los sonidos más tradicionales con los más modernos y que hace una fusión de culturas exquisita y digna de ser escuchada. Es por ello que el público asistente al evento no dejó escapar la oportunidad de poder escucharle tocar temas de su último disco, como el conocido “Kamome”. El buen humor del artista influyó en el éxito del concierto. Al final del mismo, no tuvo inconvenientes en hacerse fotos con sus fans, firmar discos y conceder entrevistas a los medios acreditados que estuvieran interesados en conocerle un poco más de cerca.

A medida que pasaba el tiempo, el pabellón se iba llenando cada vez más de caballeros jedi, de estudiantes de instituto japoneses y de toda clase de personajes manganime y de videojuegos; incluso el famoso Stitch se dejó ver durante por la tarde mientras hacía sus compras como otro otaku más.

A las seis de la tarde la mayoría de personas se agolparon en el stand de una de las asociaciones del evento ya que los famosos dobladores Javier Balas –Naruto-, Ángel Coomonte –Sai- y Jorge Saudinós –Neji, Shikamaru- firmaban autógrafos a los fans de su gran trabajo. Incluso tuvieron ocasión de tener entre sus manos uno de los mangas de Narutoque ojearon –y firmaron- curiosos para ver lo que le deparaba al personaje que doblan en la versión animada. Tras la sesión de firmas, no tuvieron ningún problema en conceder a las reporteras de Tallon4 una entrevista en la que se comprobó la buena relación que hay entre ellos y el constante humor que derrochan.

A penas una hora más tarde, a las siete, daba comienzo el esperado concierto deYosisuke Suga quien, a pesar de no asistir en compañía de su grupo Spirit D’Air, se las ingenió para entretener a los incondicionales que le escuchaban. Incluso hizo algún alarde de su dominio del castellano hablando con los asistentes entre canción y canción. Todo un espectáculo que hizo las delicias de todos los allí reunidos.

La jornada del sábado acabó con la música de las series de los años noventa: Digimon,PokémonChicho Terremoto, etc. Aún quedaba otro día más de diversión, disfraces, videojuegos y buen humor.

La mañana del domingo amaneció más fría que la del día anterior, y eso se notaba en la cola del recinto. Los numerosos aficionados que habían abarrotado el pabellón apenas veinticuatro horas antes se tomaron el día de descanso. Apenas había que esperar una cola de unos quince minutos para entrar al recinto en cuyo interior se podía pasear sin problemas. Toda una ventaja para todos los asistentes que pudieron hacerse con auténticas gangas debido a la bajada de precios que hubo en el segundo día de la Chibi Japan Weekend.

El día fue amenizado por el concierto de Onkajds, quienes desde primera hora de la mañana pusieron la banda sonora al evento con su incansable energía y sus ganas de pasarlo bien. A las tres de la tarde tuvo lugar el segundo concierto de Keisho Ohno, quien se mostró tan animado y vivaz como el día anterior. Tras este, y con el retraso acostumbrado, dio comienzo el concurso más esperado por todos los fans: el concurso de Cosplay en el que algunos participaron con la intención de representar a España en el conocido Yamato Cosplay.

Durante algo más de una hora los asistentes pudieron disfrutar de un despliegue no sólo de increíbles disfraces, sino también de habilidades escénicas y mucho desparpajo. Eternal Sonata, Kuroshitsuji, Madokos, una increíble mezcla de Star Wars y Batman e incluso los zombies de High School of the Death fueron algunos de los participantes que entretuvieron al público. Actuaciones que sorprendieron, dejaron sin aliento y se amenizaron con algún que otro chiste cortesía de los presentadores del concurso. Finalmente, el concurso se saldó con la victoria de la actuación de Eternal Sonata; en segundo lugar quedó la actuación de Madokos.

 

Sin embargo, hubo muchas más cosas que ocuparon el tiempo de la Chibi Japan Weekend. Karaoke, openings de animes, concursos de los diferentes stands que poblaban el recinto, conferencias e incluso painting en directo fueron algunas de las atracciones que los otakus no quisieron perderse durante los dos días que duró la diversión. Pasatiempos sin los que laJapan Weekend dejaría de ser la Japan Weekend.

 

Ahora todo ha pasado, pero siempre queda la ilusión de saber que pronto los otakus volverán a tener otra cita en la que reunirse y reencontrarse, en la que poner en común sus gustos y aficiones, en la que poder comprar todo lo que sus monederos les permitan pero, sobre todo, otra cita en la que pasarlo bien. Lo único que hace falta ahora es paciencia hasta la próxima fecha “D”.

Si queréis ver las fotos que hicimos durante el evento, podéis pinchar aquí  y aquí  Esperamos que os gusten!