Fueron muchas las personas que se agolparon delante del stand donde tres de las voces más conocidas, no sólo de la televisión sino también del anime, hacían correr la tinta y los papeles, repartiendo a los otakus tanto sus firmas como su buen humor y alegría. Thais y Ana, las reporteras de Tallon4 enviadas especialmente a laChibi Japan consiguieron una entrevista con ellos. Sin más preámbulos, aquí os dejamos con la primera de ellas. ¡Esperamos que la disfrutéis!


Pregunta: Lo normal cuando te dedicas a algo relacionado con el mundo del cine es ser actor, ¿por qué te decidiste por el doblaje aun siendo una profesión que no es tan conocida?

Respuesta: Bueno, empecé haciendo teatro en el colegio y el que me enseñaba teatro era director de doblaje, aunque también hice televisión, radio, y sigo haciendo teatro. Digamos que tú no eliges lo que quieres ser. Más o menos te va saliendo trabajo y tú vas cogiéndolo; y sí que es verdad que he acabado en doblaje, pero si a mí me llaman para hacer una serie de imagen, también voy a hacerla. Si me llama Spielberg, ¿qué le digo? “No, que soy actor de doblaje” (risas). Digamos que te vas haciendo pero, te presentas a castings y al final te quedas en un sitio que, en mi caso, ha sido el doblaje.

P: ¿Qué es lo mejor y lo peor a lo que te has tenido que enfrentar en el mundo del doblaje?

R: Ahora mismo, a la situación actual de crisis, porque las televisiones tienen el mismo presupuesto ahora que hace cinco años, solo que hace cinco años sólo tenían un canal y ahora tienen tres o cuatro y tiene el mismo presupuesto para el doblaje. Entonces, hace diez años, quince años, que no subimos nuestros precios y aún así trabajamos el doble y todavía quieren bajarnos aún más los precios, porque es verdad que cada uno puede tener un estudio en su casa y puede hacer una película tranquilamente.

La peor situación que he vivido, ahora mismo, la actual. Hay como cien escuelas en Madrid cuando no hay trabajo para la profesión en conjunto. Sale mucha gente que está muy preparada, que quiere entrar en la profesión y lo quiere hacer a toda costa, con lo cual, la peor época es ahora mismo.

P: ¿Existe algún personaje, ya sea de película, serie o anime, del que te hayas arrepentido de doblar?

R: No, nunca, porque es trabajo. Si te toca doblar a un asesino en serie, no te tienes que arrepentir. Te metes en el papel y cuando sales del estudio, a otra cosa. El trabajo es trabajo. Es más, cuanto más difícil, sea cual sea el doblaje, es aún más grato para el actor porque es más complicado y eso es como un aliciente. Si tú vas al trabajo y cada día es más fácil no tiene ningún aliciente. Lo suyo es que cada día sea más difícil, que haya más retos, que haya que cantar, que haya que hacer cosas.

P: Centrándonos más en el anime, ¿te resulta más fácil o más difícil darle voz a personajes que son más rígidos que los personajes en sí humanos?

R: Son otras técnicas. Doblar el anime es complicado, pero una vez que tienes la base de cómo se hace es incluso un poquito más fácil que un actor porque un actor en presencia tiene unos ritmos. Tú te acoplas a ese ritmo que tiene a la hora de hablar. En el anime puede correr mucho, pueden ir más despacio, pero si más o menos controlas los ritmos, suele ser un poquito más fácil. A no ser que te toque un tío que no pare de hablar y hablar. A mí por suerte todavía no me ha tocado. Naruto habla, pero también se tira cinco o seis capítulos sin salir. Son técnicas distintas.

P: ¿Alguna vez has estado comprando en una tienda, o yendo por la calle, y al hablar te has sentido encasillado al ver que la gente te reconoce?

R: No, nadie me conoce.

P: Y en un día como hoy, en la Chibi Japan Weekend, ¿qué significa para ti venir a firmar?

R: Conocer a la gente, conocer el movimiento del anime, del manga, del otaku. Verlo, sentirlo… y es un ambiente muy bonito. De hecho, nos ha gustado tanto que vamos a organizar el Festival Otaku con ayuda de la otakucomunidad y de más gente; queremos hacer un evento grande y ahí incluso vamos a hacer alguna que otra cosilla especial. Espero que estéis (risas).

P: Para ti el doblaje del anime no sólo es trabajo, sino que también te gusta…

R: Sí me gusta, pero sí que también es trabajo. A mí me gusta esto, pero también me gusta el cine. Me gusta todo, estoy abierto a todo y vengo aquí y veo el ambiente y me gusta, sí, me gusta. Me gusta estar aquí, ¿o no se nota? (risas).

P: Sí, además te hemos visto como uno más, riendo, hablando con todos. Pasándotelo bien.

R: Claro, para eso me han invitado, para pasarlo bien (risas).

Y ya para acabar, algo que seguro te han pedido muchas veces, ¿podrías decir unas palabras a la cámara de uno de tus personajes característicos? ¿Naruto, por ejemplo?