snatcher-tallon4

Cuando en nuestro mundillo mencionamos a Hideo Kojima, lo más seguro es que detrás aparezcan las palabras Metal Gear Solid.

Esta longeva saga (admirada por muchos y criticada por otros) es actualmente uno de los pocos baluartes que quedan en una Konami que apenas es una sombra de lo que fue durante los años ochenta y noventa. Junto con el Pro Evolution Soccer anual y los Castlevania y Silent Hill esporádicos, la franquicia de Solid Snake, Big Boss, Raiden y compañía es el principal sustento de la compañía japonesa.

Sin embargo, Kojima no se ha dedicado sólo a Metal Gear. Actualmente ha colaborado en el excelente Castlevania: Lords of Shadows, ayudando a Mercury Steam, y durante la época de los 128 bits dio a luz a la franquicia Zone of Enders, que recientemente volverá a nuestras consolas gracias a la moda de los recopilatorios en alta definición. Y si remontamos la vista aún más atrás en el tiempo, encontraremos algunos títulos considerados “de culto” por muchos aficionados. Dichos juegos son Snatcher Policenauts (su secuela espiritual). Se trata de aventuras gráficas con ciertas dosis de acción y un fuerte componente cinematográfico (al menos lo que a finales de los ochenta y principios de los noventa podía considerarse así).

Para empezar, es normal que Snatcher no sea muy conocido entre los aficionados más recientes del mundillo. Llegó a Occidente en 1994, y al igual que otros grandes títulos de la talla de  ShenmueKiller 7, God Hand, Beyond Good & Evil Eternal Darkness, pasó sin pena ni gloria por nuestras consolas debido a que fue un adelantado para su época. Adelantado porque introdujo una trama adulta y absorbente, con personajes complejos y desarrollados en una época en la que estábamos acostumbrados a Mario, Sonic, Ryu y otros héroes videojueguiles sin mucha profundidad. Tan sólo los escasos RPGS que llegaban a nuestras tierras aportaban algo diferente, si bien sus tramas han sido siempre bastante tópicas. EnSnatcher no encontraremos nada de esto. El detallismo extremo de Kojima, que veremos en posteriores trabajos suyos, ya va tomando forma en un título que desprende cyberpunk y cine negro por los cuatro costados, a la vez que incluye no pocos guiños al mundo de la ciencia-ficción, siendo Blade Runner su principal fuente de inspiración.


El largo camino a Occidente

Pese a que Snatcher llega a nuestras tierras en 1994, su historia comienza mucho antes, concretamente en 1988. En este año aparece el juego por primera vez en el ordenador PC-881, de Nec. Por aquel entonces el joven Kojima ya había programado Penguin Adventure o Metal Gear para MSX (títulos que posteriormente serían porteados a NES). Poco después, Snatcheraparecería para el ordenador MSX 2 de Sony, en una conversión inferior a la de PC-881 debido a los enormes tiempos de carga.

Estas primeras versiones de Snatcher estaban inconclusas, puesto que debido a plazos de tiempo impuestas por la propia Konami, el juego sólo contaba con dos de los tres actos que estaban previstos, cerrando el juego de manera abrupta en uno de esos giros argumentalesmade in Kojima que tan habituales son en él.

Afortunadamente, gracias a su atrayente argumento el juego fue todo un éxito, lo que propició que en 1992 llegara una nueva versión para el ordenador de moda en Japón, el PC-Engineversión CD. Gracias a este nuevo soporte, Konami pudo incluir el tercer acto, una espectacular banda sonora remasterizada (“espectacular” por aquel entonces, “pintoresca” para nuestro días) y voces digitalizadas para los personajes principales en los momentos importantes de la trama.

Por desgracia, todas estas versiones de Snatcher se quedaron en el país del sol naciente, y no fue hasta 1994 cuando se produce el milagro: Gracias al esfuerzo entre Sega y Konami se lanza la versión occidental del juego para el Mega-CD (Sega-CD en Estados Unidos), aquel periférico de Mega Drive con soporte para CD que aumentaba la capacidad gráfica y sonora de la consola.

Esta versión se basaba a su vez en la de PC-Engine (vemos que el uso y abuso de ports no es algo actual, que se lo digan a Capcom con sus múltiples revisiones de cualquier juego exitoso), pero con pequeñas diferencias. Para empezar, prácticamente el ligero contenido sexual del juego fue totalmente censurado, si bien las escenas de violencia, algunas bastante explícitas, quedaron inalterables. Al juego también se le añadieron más escenas de disparos, para aprovechar la pistola del Mega-CD, la Justifier, y un doblaje en inglés que sorprendió a todos por su calidad, superior incluso al original japonés.

Lamentablemente, el juego fue un estrepitoso fracaso en ventas pese a las críticas positivas que recibió por parte de la prensa y de aquellos aficionados que le dieron una oportunidad. Las principales causas de este fracaso se debieron a las pocas ventas del Mega-CD y a que el juego fue incluido en la “lista negra” de juegos supuestamente nocivos para la mente de los niños, sumándose así a otros títulos como Mortal Kombat Splatterhouse.

Snatcher fue versionado una última vez en la época de los 32 bits, para Playstation Sega Saturn, quedándose nuevamente sólo en Japón. Pero no hace falta que nos rasguemos las vestiduras, puesto que estas dos versiones son sensiblemente inferiores a la de Mega-CD. Los personajes y escenarios fueron redibujados con muy poco esmero, la nueva banda sonora carecía del carisma de la anterior y la censura fue más fuerte que nunca. Esta llegó también a las escenas violentas, siendo difuminadas con unos píxeles realmente molestos. Y al igual que en la versión occidental, fue eliminado todo atisbo de contenido sexual.

Por último, comentar que como curiosidad Snatcher contó para MSX en 1990 con una versión muy diferente de la habitual. Su nombre es SD-Snatcher, un remake/spinoff que se caracteriza por cambiar la estética del juego a los habituales “personajes cabezones” del mangas y animes (“SD” son es la sigla de “Super Deformed). No menos importante, el género cambia de aventura gráfica a RPG en primera persona, con una enorme variedad de enemigos y arsenal disponible. Por lo demás, el juego se mantiene inalterable: misma trama, violento y con alguna escena subida de tono pese a ese aparente aspecto humorístico. Aunque a muchos resulte sorprendente, SD-Snatcher entra junto con el propio Snatcher y Metal Gear en el hall de la fama de juegos de MSX. En su día no salió de Japón, pero actualmente es posible jugarlo a través de emulador y traducido al castellano.

Llegados a este punto, tan sólo nos queda decir que entréis en vuestro turbociclo, os abrochéis los cinturones, y tened a mano vuestro blaster porque los snatchers no van a daros tregua alguna. Bienvenidos a Neo-Kobe.


Argumento

Llegamos por fin al apartado estrella del juego: la trama. Mediante una secuencia de video digna de las películas de ciencia ficción de los años ochenta, se nos narra como en 1991 tiene lugar lo que se conoce como “La Catástrofe“. En un laboratorio moscovita se desarrolla el virusLucifer-Alpha, el cual es liberado a la atmósfera sin motivo aparente. Esto provoca la muerte de la mitad de la población del planeta, y no es hasta diez años después que el virus muta y deja de ser mortal.

En el año 2047 comienza una ola de asesinatos en Neo-Kobe, Japón. Los asesinos son unoscyborgs denominados snatchers (que guardan cierta similitud con el clásico Terminator T-800) que se dedican a suplantar a la persona asesinada y poco a poco van ocupando puestos relevantes en la sociedad. Su origen y propósitos, desconocidos.

El modus operandi de los snatchers es muy complicado, pero una vez completado es casi imposible distinguirlo de la víctima suplantada. Este proceso está limitado a gente de mediana edad, ya que no pueden llevarlo a cabo con niños o personas muy altas o bajas.

El único problema de la mimetización de los snatchers es que aún no han perfeccionado supiel artificial. Sólo pueden salir a cazar durante las noches y el invierno, cuando los rayos del sol son más débiles, por lo que tienen que llevar crema solar para intentar disminuir las posibilidades de contraer un cáncer de piel. Sus principales armas son blasters situados dentro de sus bocas y manos. Dichas armas cuentan con elevada potencia de fuego, pudiendo eliminar a sus objetivos de un único disparo.

Para acabar con esta creciente amenaza, el gobierno ha creado una unidad especial de policía para darles caza, denominada J.U.N.K.E.R (Judgement Uninfected Naced Kind & Execute Ranger). Nuestro protagonista, Gillian Seed, último junker en unirse a la unidad y recién separado de su mujer, se caracteriza por no recordar nada de su pasado salvo la palabra “snatcher“. El motivo por el que Gillian se ha unido a esta organización es obvio: tratar de recordar su pasado y su conexión con los snatchers.

A lo largo de la aventura habrá que respetar las cinco normas que definen y limitan la autoridad de los junkers. En caso contrario, perderemos inmediatamente nuestro estatus de policía. Dichas normas son las siguientes: 1- El propósito de un junker es eliminar a los cyborgs conocidos como Snatchers. 2- Un junker nunca debe herir a un civil inocente. 3- Sin una prueba irrefutable de que un sospechoso es un snatcher, dicho sujeto no será investigado ni retenido. 4- Un junker debe asistir a los civiles caza recompensas. 5- Para llevar a cabo su trabajo, un junker puede usar un arma blaster, un robot asistente y un turbociclo.

Pese a que a priori, la trama parezca algo tópica o que toma muchas referencias de Blade Runner  y Terminator, en cuanto nos pongamos a jugar nos sorprenderemos por la gran capacidad de inmersión del título, que une en perfecta simbiosis el cine negro, la ciencia-ficción e incluso ese humor japonés tan característico, dando lugar a una aventura que nadie debería perderse.

Podríamos comentar muchos más detalles de la trama, pero sería arruinar lo mejor del juego. Es mejor que lo descubran los propios aficionados. Además, todos aquellos acostumbrados a criticar a Kojima por las largas y numerosas secuencias de video en Metal Gear Solid que rompen el ritmo del juego pueden respirar tranquilos: Snatcher cuenta con un desarrollo muy equilibrado, con una proporción de “juego”/”escenas de video” que no se sale de lo habitual en el género.


Características técnicas

Realmente es muy difícil hacer un resumen de las características gráficas y sonoras del juego, ya que los ports van desde los 8 hasta los 32 bits, por lo que sería una estupidez hacer una comparación técnica entre las diferentes versiones. Podríamos definirlo como una película o manga interactivo en el que se han cuidado todos y cada uno de los detalles. La banda sonora es increíble en casi todas las versiones, aprovechando al máximo el chip de sonido de la correspondiente plataforma.


Jugabilidad

Hemos englobado el juego dentro del género de las aventuras gráficas, pero su interfaz es bastante diferente de la del resto de títulos de la época. Mientras que Lucasarts Sierraapostaban por el “point’ n’ click”Konami optó por un sistema mucho más simple. Contábamos con un menú de comandos, usado para seleccionar las acciones típicas de una aventura gráfica: Mirar, investigar, hablar, inventario, abrir, escuchar… pero de una manera muy simplificada y esquemática, tanto que en ocasiones resulta poco intuitivo para avanzar en la trama, puesto que algunas veces tendremos que repetir la misma orden para encontrar algo nuevo, pero sin que el juego no nos de indicación alguna al respecto. A primera vista da la sensación de que estamos más ante una aventura conversacional como los eroges japoneses que ante una aventura gráfica.

No obstante, el apartado de puzzles está mucho más logrado, siendo bastante lógicos y de carácter detectivesco. Analizar muestras de ADN, realizar el retrato robot de los sospechosos, buscar información en el ordenador central del cuartel general (con una exhaustiva base de datos sobre el mundo de Snatcher y con algunos easter eggs  realmente curiosos), hacer videollamadas y memorizar los números de teléfono (a la antigua usanza) e interrogar a los personajes de la manera adecuada en cada situación son sólo algunas de las tareas que tendremos que llevar a cabo.

Al apartado jugable se suman unas escenas de acción en primera persona contra dos tipos de enemigos: los snatchers y sus esbirros robots en forma de araña. La pantalla se divide en un total de nueve cuadrados por los cuales se puede mover el punto de mira del blaster para disparar a los enemigos. Lo cierto es que la dificultad de estos enfrentamientos no es muy elevada, pero aún así contamos con un campo de tiro en el cuartel general (con diferentes niveles de dificultad) para practicar en caso de ser necesario.

 

Snatcher y su tributo a la cultura pop

Ya hemos hecho mención en varias ocasiones a los guiños del juego al cine de ciencia-ficción, siendo la obra maestra de Ridley Scott (con permiso de Alien, el octavo pasajero) la principal fuente de inspiración para Snatcher. Elementos como el mundo distópico en el que unos androides están asesinando humanos y hay una unidad especial de policía que a su vez les da caza son más que obvios, pero a poco que tengamos algo de conocimiento de este mundillo veremos como la cosa no se queda en eso.

Gillian Seed es el hermano perdido de Rick Deckard, el cazarrecompensas Random Hajiletiene un aire al personaje de Sting en Dune y al replicante Roy Batty. Las torres de la Tyrell Corporation hacen acto de presencia en la secuencia de introducción, y la fachada del cuartel general de J.U.N.K.E.R es sospechosamente parecida a la comisaría donde trabaja Deckard, al igual que los vehículos que ambos personajes conducen.

No sólo de Blade Runner vive Snatcher. Ya hemos mencionado el asombroso parecido entre los androides a los que nos enfrentaremos y a los T-800 de James Cameron. Además, en la versión japonesa encontraremos a un personaje disfrazado de Alien en un club nocturno. Dicho club nocturno fue remodelado para la versión de Mega-CD, y en lugar del xenomorfo encontraremos a numerosos personajes clásicos de Konami. Ver a SparksterGoemon, los dos soldados de Contra, un boss del mítico Lethal Enforcers o a Simon Belmont Dráculatomando una copita no tiene precio.

Pero dejemos lo mejor para el final: el nombre de dicho club es ni más ni menos que Outer Heaven, nombre que reconocerán inmediatamente los fans de Metal Gear Solid. Los aparición de la (por aquel entonces joven) saga de Snake no se queda sólo en eso. Durante el juego se hace mención de la existencia de unos enormes robots mecánicos diseñados para la guerra nuclear llamados Metal Gear a finales del s. XX, lo cual ha llevado a numerosos fans a tratar de conciliar erróneamente ambos universos.

La gota que colma el vaso en lo que se refiere a referencias de Metal Gear es el personajeMetal Gear MK-II. Este pequeño y simpático robot será el compañero de Gillian durante toda la aventura. Algunas de sus funciones consisten en guardar nuestros progresos, servir de teléfono, ayudar en la recolección e investigación de pruebas, o simplemente reírse de Gillian a la menor ocasión de manera muy puñetera (especialmente cuando hay mujeres de por medio). Este simpático personajillo volverá a hacer acto de presencia en Metal Gear Solid 4, ayudando al anciano Snake a cumplir su última misión.

Pero el baile de guiños y referencias no termina en Snatcher. El título ha sido homenajeado en uno de los juegos más exitosos de esta generación, el también futurista Fallout 3. En la obra de Bethesda es posible encontrar a uno de los personajes principales de Snatcher, que a su vez nos proporcionará el acceso a su casa, en Minefield. En dicha localización también se encuentra la casa de Gillian y la de Benson, apellido de dos personajes del juego.

 

El legado de Snatcher

Llegados a este punto poco más podemos añadir. Nos encontramos ante una de las mejores aventuras gráficas del género, un título verdaderamente impactante en su momento pero que pasó desapercibido en Occidente. Sin embargo, el tiempo una vez más ha puesto las cosas en su sitio, y esta semidesconocida obra poco a poco ha ido adquiriendo la fama que se merece, siendo uno de esos juegos que todo el mundo debería por lo menos probar una vez en su vida.

Conseguir actualmente una copia del juego para Mega-CD es una tarea de titanes. Esporádicamente aparece alguna copia americana en eBAY, pero siempre a precios de coleccionista que rozan el absurdo. Afortunadamente, gracias a la bendita emulación es posible jugarlo en cualquier ordenador sin ninguna dificultad, tan sólo es necesario un cierto nivel de inglés.

Las posibilidades de ver un futuro Snatcher son bastante escasas. Este mismo año Kojimacomentó que le gustaría realizar un nuevo juego ambientado en el mismo universo pero totalmente en 3D, al estilo de L.A. Noire, título por el que el siente una gran devoción, pero que carece del tiempo y los medios necesarios para hacerlo. Curiosamente, dichas declaraciones las hizo en un programa de radio llamado Sdatcher, en el que colabora con Suda 51, autor de títulos bizarros como Killer 7No More Heroes y su secuela, el reciente Shadows of the Dammed y el futuro Lollipop Chainsaw. Dicho programa tiene a su vez una sección de radio-drama que narra historias de los personajes previas al juego.

Por lo tanto, no queda más remedio que seguir esperando y ver si Konami nos sorprende alguna vez con una nueva historia ambientada en este intrigante universo.