alundra-Tallon4

En 1997 salió para Psx un juego que daría bastante que hablar en sus los primeros meses. Los autores del juego, Matrix Software/Psygnosis, crearon un Action-RPG que varios medios lo llamarían el Zelda Killer de Sony.

Por otro lado, hubo una parte del sector que de forma sarcástica lo denominarían como un Sking de A link to the Past, llegando incluso una pequeña parte a acusarlo de plagio. El Juego en cuestión es Alundra.

Dejando de lado el debate sin sentido de si es un plagio o no, lo cierto es que el juego toma mucho de la saga de Nintendo, en especial de A link to the Past, sabiendo combinar una historia interesante con varios añadidos jugables más que lo hacen un grandioso juego.

Realmente se había convertido en el mejor Action-RPG del momento y habría dado mucho de que hablar, si en 1998 no hubiera salido el que para muchos es el mejor juego de la historia, The Legend of Zelda: Ocarina of Time.

Aunque el juego fue eclipsado por el título de Nintendo,  este actualmente goza de una buena cantidad de seguidores, fama bien merecida por los motivos que vamos a tratar en este retroanálisis.

 

Una historia que engancha.

El argumento del juego nos sitúa en un barco, en el que nuestro protagonista llamado Alundra viaja. Después de irse a descansar, tiene una extraña pesadilla, la cual termina cuando un estruendo originado por una tormenta, que posteriormente le hará naufragar, le despierta. Así comienza la aventura que nos lleva a una playa donde somos recogidos por Jess, un viejo herrero de Inoa. En dicha aldea descubriremos que Alundra es un “Dream Walker” y deberemos de salvar a sus aldeanos del fatal destino que parece acecharles, todo ello sobreviviendo a las aventuras y las intrigas de los pobres aldeanos que ven como van muriendo poco a poco por un mal en forma de pesadilla.

El juego es un Action-RPG al estilo de la época de los 16Bits, es decir, en 2D. Como es normal al aparecer en una consola de 32 Bits, el apartado gráfico del juego es superior a la pasada generación, y aun a día de hoy no ha envejecido nada mal. En el título se añaden varias secuencias de animación para hacerlo mas vistoso, aunque al ser solo al principio y al final del juego no tienen una gran relevancia.

La clave de todo, una buena jugabilidad.

En el apartado jugable es donde destaca, gracias, en parte, a la herencia tomada de la saga Zelda y a los añadidos jugables que aportaron en este juego. De forma resumida, el juego se rige de la siguiente forma: Seguir la historia, exploración del mapa y superar una mazmorra, repitiendo este patrón hasta el final. El juego cuenta con un gran mapa en donde, a parte de poder acceder a diversas mazmorras, podremos explorar en busca de cofres o elementos importantes. En nuestra exploración podremos cortar matorrales de hierba en busca de monedas o viales de salud. Lo mismo pasa con cajas, barriles y otros objetos que se pueden coger y arrojar.

La acción de salto es un añadido jugable importante en el juego, pues le da diversidad a los puzzles, ya que uno de ellos puede ser, por ejemplo, simplemente dar un salto para accionar un dispositivo. También en otras muchas partes del juego el salto es importante, como puede ser en el combate o sobre todo en la exploración del mundo.

Otro punto importante son los objetos que pueden ser llevados. No pueden faltar la espada, el arco y flecha o las bombas, también hay objetos curativos. Estos objetos que hacen las veces de armas son también herramientas de indudable valía en el transcurso de la aventura y que nos ayudaran a sortear puzzles y en general las mazmorras que componen el juego.

La interfaz se nos presentara en la parte superior de la pantalla:
-A la izquierda tenemos dos rectángulos, el primero para las armas principales y el segundo para el resto de objetos, asignados a los botones cuadrado y circulo respectivamente.
-En la parte centrar se encuentra el indicador de la vida. Esta dividida en dos partes. en la primera se nos indica la vida actual usando rombos de diferentes tamaño, dependiendo de la vida máxima que tengamos. En la segunda parte, mediante un número se nos indica la vida máxima que puede llegar a tener el personaje en la actualidad.
-Por ultimo, en la parte de la derecha, se nos indica las monedas que llevamos acumuladas.
-Los mensajes de texto se nos mostraran en la parte inferior de la pantalla, en una ventana caracterizada como si de una hoja de pergamino se tratara, detalle que nunca está de más.

El punto fuerte en la jugabilidad, como no podía ser de otra forma, son las mazmorras, repartidas a lo largo y ancho de la tierras de Inoa e incluso en las pesadillas de los aldeanos. Todas ellas llenas de puzzles de gran variedad y que según se vaya avanzando en el juego se harán más complejos.

Los enemigos no son realmente difíciles, pues son muy predecibles y tienen un patrón fijo de movimientos. Aun así su gran resistencia puede ser un problema, pues incluso para el enemigo más ínfimo tienes que darle muchos golpes para derrotarlo.

En el tema sonoro, el juego es bastante interesante, con una variedad de melodías que acompañan en la aventura y unos efectos sonoros, como por ejemplo un espadazo para herir a un enemigo o la explosión una bomba la mar de interesantes.

En cuanto a la duración, el juego es bastante bueno. El jugador tiene un gran mapa para explorar, en donde hay bastantes mazmorras repartidas. El juego, como mucho pecaría de falta de búsquedas secundarias, pues exceptuando los halcones dorados no hay mas cosas que hacer excepto dedicarnos a completar la aventura o dar vueltas por el mapa.

Conclusiones:

Alundra es un grandísimo juego que entraría sin ningún problema entre los cinco mejores juegos de Psx. Personalmente, desde un principio supe que debía de jugar al juego sí o sí, pues la impresión de Zelda que desprendía era evidente. Cuando por fin puede echarle el guante fue ir descubriendo a cada momento cosas que los Zeldas de tiempos pasados ya habían mostrado, pero esto, mas que una critica, es en cierto modo algo bastante bueno, pues está claro que los desarrolladores supieron coger muchas de las cosas buenas de los Zeldas y mezclarlas con otras de su propia invención.

Es un juego con una gran variedad tanto en escenarios y mazmorras como en puzzles, aunque las mazmorras de las pesadillas suelen ser muy similares (con pequeñas diferencias). En definitiva, un juego que los fan de la saga Zelda, y en general los amantes de los buenos RPGs no se deberían perder.