Es difícil explicar una experiencia tan maravillosa como la de jugar a Journey sin caer en tópicos que acaben desprestigiando el juego. Esta peculiar aventura nos llega de la mano de thatgamecompany, creadores de otros títulos descargables para PS3 aclamados por crítica y aficionados, como Flow y Flower. Esta compañía realiza los juegos con mucha dedicación para enseñar y evocar sensaciones. Recuerda los tiempos en que los juegos se hacían con entusiasmo, sin el fin de sacarnos dinero extra constantemente como está tan de moda ahora. Jenova Chen, cabeza visible del equipo, ha asegurado que Journey no tendrá secuela, destacando que no tiene sentido continuar un producto que “está finalizado”, asegurando también de paso no tendrá ningún contenido descargable ni expansión. Ante estas declaraciones, solo nos queda quitarnos el sombrero esperando que más compañías comprendan sus palabras e invitaros a empezar esta travesía fantástica con nosotros.

 

Un viaje muy original

Journey es una experiencia singular, pudiéndose catalogar como un juego de plataformas en el que no encontrarás diálogos. Tampoco es que los necesite, pues sabe transmitir emociones perfectamente sin hacer uso de la palabra. Difiere en todo momento de la finalidad de la mayoría de juegos de éxito actuales, así que no vas a “matar a nadie” ni ver en pantalla Game Over. Desde el principio, tu intuición junto con la armonía del juego te hará comprender qué debes hacer. Tu objetivo es llegar a una montaña con un haz de luz al final y para alcanzarla tendrás que pasar por todo tipo de parajes, resolviendo los puzles y los problemas que se te plantearan a medida que avances. No te preocupes por el manejo ya que el control resulta muy cómodo y no es nada complejo, lo que nos permitirá recorrer las dunas de arena inmensas sin fin aparente disfrutando en todo momento de los bellos paisajes.

Las conclusiones del juego las tendrás que poner tú cuando lo termines, algo que ocupará 2 horas de tu tiempo aproximadamente. Pero desde luego, a lo que más recuerda es al ideal budista del viaje entre la muerte y el renacer. El responsable del proyecto, Jenova Chen, explicó en el pasado E3 que había hablado con astronautas que han viajado al espacio y decían que cuando volvieron no eran los mismos, que estaban más desapegados de las cosas materiales y más interesados por lo espiritual. Tras esta anécdota se esconde sin duda parte de la filosofía de la que hace gala Journey.


Una delicia para tus sentidos

Los gráficos de Journey son espectaculares y nos dejaran anonadados en más de una ocasión. En ningún momento disminuye su calidad, ni en cuanto a las físicas ni en términos de resolución. El momento cumbre son los viajes en el desierto, donde se aprecian unas texturas muy cuidadas en la arena o en los remolinos que provoca la brisa, destacando sin duda el momento del atardecer.

Por lo que respecta al apartado musical, el responsable de esta obra maestra es Austin Wintory. Hay ocasiones en las que la música es tan importante o más que la propia trama del juego, en las que ambas forman un lazo indispensable para que sean transmitidas simultáneamente; y esto es algo que Journey logra a la perfección. La banda sonora se convierte en un personaje más, tiene un carácter propio y lo demuestra. Será nuestro compañero constante, nos animará a seguir y nos emocionará sin lugar a dudas. Por cierto, esta banda sonora ya está a la venta en formato descargable en la tienda del PS Network.

{youtube}j25YAiPagyQ?hd=1|560|315{/youtube}

Disfrutando solo o acompañado

Nuestro particular protagonista tiene una tira de tela colgada de su indumentaria que nos permitirá saltar y permanecer en el aire hasta que se agoten los símbolos de la misma. El tiempo de permanencia en el aire se verá afectado por el tamaño de dicha tira y la cantidad de símbolos que pueda contener, aunque también se puede recargar dicho poder gracias a unas tiras flotantes que iremos encontrando. A lo largo del viaje, la tela irá creciendo a medida que recojamos unos símbolos dorados diseminados por todo el mapeado del juego. Otro de los poderes con los que contaremos será una onda expansiva que activará unos artefactos que nos ayudaran en nuestras andanzas por el vasto mundo de Journey.

Y si creías que estabas obligado a disfrutar del juego en solitario, el modo online te tiene guardada una sorpresa. Y es que si nos conectamos para jugar en línea puede que aparezca un compañero de viaje (controlado por otro jugador). No podrás conversar con él mas que mediante los sonidos que hace el propio protagonista y que sirven a modo de llamada por si os perdéis o buscáis; o para señalar un objeto, intención que ha desarrollado el equipo específicamente ya que se ha buscado volver a un modo de comunicación más rudimentaria. Afirman sus responsables que la intención ha sido la de volver a las formas de interacción primigenias del ser humano.

Como cada persona es un mundo, es posible que vuestro compañero os quiera acompañar y ayudaros en el viaje, o puede que sea el primero como el vuestro y tengáis que descubrir el camino juntos. En cualquier caso, el juego online es una opción que resulta interesante, especialmente de cara a revivir la aventura de una forma distinta.

 

Conclusiones

Journey es una obra maestra de principio a fin.  Tanto su banda sonora como su apartado visual lograrán poner todos nuestros sentidos a flor de piel. El precio que hay que pagar para descargarlo está, a pesar de su corta duración, justificado de sobras ya que la experiencia que nos aporta es increíble. Eso sí, que solo dure unas 2 horas puede suponer un problema para algunos jugadores, aunque en cierto modo el título está pensado para ser jugado de un tirón y evitar romper la ambientación. Desde este punto de vista veremos que su escasa duración es acertada, pues si retomáramos la partida más tarde ya no sería lo mismo. Su dificultad no va a suponer ningún problema: Journey es más un paseo que un reto. Se trata en definitiva de una experiencia única que disfrutarás y querrás repetir, aunque esto es algo que tendrás que experimentar por ti mismo para poder entenderlo.

 A favor:

  • La jugabilidad
  • Los gráficos
  • La banda sonora

En contra:

  • Puede parecer muy corto
  • No propone reto alguno en cuanto a dificultad
  • No está disponible en formato físico

 [Nota]