La utopía futurista de las naves antigravitatorias corriendo a más de 400 Km/h vuelve a hacerse realidad en Wipeout 2048 para PS Vita, la última entrega de esta popular saga de conducción desarrollada por el Studio Liverpool y que se presenta en forma de precuela. Sony no ha querido desaprovechar la oportunidad de demostrar el potencial de su nueva portátil con un título que, aunque presenta algunos puntos mejorables que ponen en evidencia las prisas por llegar a tiempo para el estreno de la consola, cumple con las expectativas de manera notable y constituye uno de los títulos más interesantes de su catálogo de lanzamiento.

No voy a caer en el tópico de “abrochaos los cinturones que empezamos”, porque mucho me temo que las naves de Wipeout emplean sistemas de sujeción para el piloto bastante más complejos de lo que nos podamos imaginar. Y es que como se muestra en el vídeo de introducción del juego, se ha evolucionado mucho desde la Fórmula de la que derivan las naves que protagonizan la saga. Eso sí, estáis todos invitados a daros una vuelta por la Nueva York del año 2048 con nosotros y descubrir más detalles del juego en el análisis que os hemos preparado.

2048, el futuro más cercano de Wipeout

La saga Wipeout empieza ya a ser bastante veterana. Tras su debut en la primera PlayStation en 1995,  esta serie ha ido pasando por todas las consolas de Sony (aunque también hay versiones para PC, Sega Saturn y Nintendo 64) con entregas de todo tipo: desde el excelente Wipeout HD de PS3 a los olvidables títulos para PSP. Lo que se ha mantenido siempre constante ha sido la “evolución futurista” con cada nueva entrega. Del año 2052 en el que se ubicaba el Wipeout original hemos llegado hasta más allá del año 2200 en las últimas entregas, viajando siempre hacia adelante en tiempo y mostrándonos entornos cada vez más futuristas. Hasta ahora. Y es que Wipeout 2048 es una precuela, como podéis decir ahora gracias al número incluído en el título. Los jugadores habituales lo notarán enseguida: aunque seguimos en el futuro, el acercamiento al presente se pone de manifiesto en detalles como el recorrer tramos sin asfaltar en algunas pistas, unos entornos menos inmaculados y pulcros de lo habitual, o el simple hecho de contar con menos naves disponibles (la excusa de que la tecnología está menos desarrollada en 2048 es muy “creíble” para limitar el contenido).

 

Wipeout siempre ha sido una saga un tanto polémica, en el sentido de que no suele dejar a nadie indiferente: o te encantan los juegos o los odias. Los que afirman lo primero argumentan que son títulos con una estética muy elegante y cuidada, y alaban su control exigente pero preciso, la sensación de velocidad y la excelente ambientación a la que contribuyen bandas sonoras con música electrónica de calidad. Los detractores, en cambio, se quejan de que es son juegos demasiado difíciles de controlar y en los que no chocar constantemente contra los muros resulta casi imposible.

El juego que nos ocupa no viene a cambiar ninguno de los fundamentos de la saga, apostando por una fórmula claramente continuista, si bien es cierto que se han introducido novedades jugables con el fin de hacer más accesible el control; aunque este punto lo trataremos posteriormente con más detalle. Wipeout 2048 ofrece los mismos tipos de prueba que encontramos en el más reciente Wipeout HD de PlayStation 3. Así, disputaremos Carreras, en las que habrá que competir por llegar el primero; Pruebas contrarreloj, en las que habrá que recorrer un número determinado de vueltas por debajo del tiempo límite; Batallas, en las que deberemos conseguir un mínimo número de puntos atacando y destruyendo rivales; y los peculiares “Eventos de zona”, donde la velocidad aumenta progresivamente de forma automática, pudiendo únicamente dirigir la nave por la pista con el fin de sobrevivir el mayor tiempo posible antes de que ésta se destruya.

 

La precisión sigue siendo clave para pilotar

Si nunca has pilotado una nave antigravitatoria en Wipeout, pronto te darás de cuenta que es una tarea bastante compleja. Y es que maniobrar a 600Km/h para realizar un adelantamiento o tomar una curva cerrada requiere de un tacto exquisito. Pero no te preocupes, que estamos en el futuro y estas naves cuentan con sistemas de asistencia al piloto para facilitar la conducción. En concreto, se ofrecerán dos niveles de asistencia: uno intermedio, recomendable para la mayoría de jugadores; y otro mucho más fuerte e intrusivo, recomendado para los jugadores recién llegados a la saga. (Tranquilos los pilotos expertos, que también podréis desconectar las ayudas por completo). De hecho, en comparación con títulos anteriores, las asistencias facilitan bastante el pilotaje y sin duda este Wipeout 2048 es un juego mucho más accesible. Esto es todo un acierto, no tan solo por el hecho de permitir ampliar el público objetivo al que se dirige el juego, sino porque no hay que olvidar que estamos jugando en una consola portátil y no siempre es posible hacerlo en lugares que favorezcan la máxima concentración que requieren siempre los títulos de esta saga.

Por suerte, PS Vita dispone de mandos mucho más cómodos y precisos que PSP, por lo que la experiencia de jugar a un Wipeout portátil es ahora mucho más satisfactoria. Eso sí, los chicos del Studio Liverpool no han dejado pasar la oportunidad de explotar las características técnicas de la nueva portátil de Sony, y nos ofrecen una de las tres configuraciones de pilotaje disponibles basada en el control táctil y por movimientos. Esta alternativa nos permitirá acelerar con el panel posterior, tomar las curvas moviendo la consola y utilizar o absorber los ítemos pulsando las zonas correspondientes de la pantalla táctil. Pero no os voy a engañar: esta configuración solo sirve para probarla un par de veces con los amigos y nada más. Wipeout es un juego muy exigente en cuanto a control se refiere, por lo que la opción táctil es puramente anecdótica y cualquiera de las otras dos configuraciones, en las que asignaremos a botones las funciones de aceleración, frenos, frenos aerodinámicos y uso de ítems, se erigen como inevitables.

 

Un aspecto en el que se pone de manifiesto el intento de acercar este Wipeout a un mayor número de jugadores es la mayor amplitud de las pistas. Parece que en 2048 los circuitos serán mucho más anchos que en el futuro más lejano en el que se ambientan las entregas anteriores (espero no estar mareándoos con tanto salto temporal). ¿Y qué se consigue con ello? Pues dos elementos que facilitan la jugabilidad y aumentan la emoción y competitividad en las carreras. Lo primero porque con pistas más anchas, tenemos un margen mayor a la hora de mover las naves a toda velocidad. Y lo segundo porque se favorecen los adelantamientos, produciéndose ahora multitud de ellos a lo largo de una carrera. Eso sí, hacer uso de los paneles de aceleración repartidos por los trazados y aprovechar inteligentemente los powerupspara atacar y recuperar energía para nuestra nave continúa siendo fundamental. Asimismo, en esta ocasión las “escuderías” cuentan con distintas categorías de naves con características distintas (e incluso con powerups exclusivos), por lo que habrá que considerar tanto el circuito, como el tipo de evento y nuestro estilo de pilotaje a la hora de elegir.

 

Llegando a meta demasiado rápido

El subtitulo anterior pretende introducir sutilmente el aspecto más negativo de Wipeout 2048: su corta duración. El modo para un jugador consiste en realizar varias pruebas de los distintos tipos de eventos que os contábamos antes (Carreras, Vueltas de velocidad , Batallas, y Eventos de zona) agrupados en tres temporadas (correspondientes a los años 2048, 2049 y 2050), y cuyo nivel de velocidad irá aumentando progresivamente (D, C, B, A y A+). Aunque existe un camino directo para completar el juego, también podemos participar en varias pruebas adicionales, en algunas de las cuales podremos desbloquear nuevas naves. Pese a ello, la duración del juego se antoja un tanto escasa y podremos completarlo en unas pocas partidas. El único aliciente será el de mejorar nuestros resultados y tratar de conseguir el denominado “Pase de élite” en cada prueba, hazaña que lograremos si mejoramos notablemente los requisitos para obtener el “Pase” normal para superarlas.

Afortunadamente, Wipeout 2048 dispone de un as en la manga para alargar su vida útil: los modos multijugador. Además de poder disputar carreras vía ad-hoc y contra otros 7 corredores en línea, el juego incluye una campaña online para 4 jugadores, con retos específicos a modo de torneo. No es que tengan demasiada profundidad, pero sí permiten alargar la vida útil del juego. En este sentido hay que destacar que es también es posible el juego interplataforma, es decir, competir contra jugadores de PS Vita y PS3 simultáneamente (aunque sólo en los circuiros que están disponibles en ambas versiones, obviamente). Tened en cuenta que no estamos hablando de un juego fácil ni mucho menos, y que el nivel de los pilotos “ahí fuera” es elevado, por lo que si te lanzas a la aventura en línea sin suficiente experiencia no durarás mucho…

 

{youtube}MQuyXK3BHQ4|560|315{/youtube}

 Y no podemos cerrar el análisis sin destacar otro de los puntos fuertes de todo Wipeout: su banda sonora. Siempre y cuando te guste la música electrónica, claro está, pues como marcan los cánones en la saga, predominan los sonidos electrónicos elegantes que contribuyen a crear esa excelente ambientación futurista tan característica y tan necesaria en un título como este. El juego, por cierto, está completamente en castellano, e incluso las pocas voces que ha aparecen se han doblado a nuestro idioma.

Conclusiones finales

Wipeout 2048 no es el mejor juego de la saga, pero sí es la mejor entrega para una consola portátil producida hasta la fecha. Técnicamente a un gran nivel y con una ambientación muy lograda en un futuro más cercano a la actualidad, esta precuela ofrece todo lo que los fans de la saga demandaban en una consola portátil: poder controlar de manera satisfactoria un juego tan exigente como son los Wipeout. Y en este sentido, los joysticks y botones de PS Vita cumplen con creces. Se ha intentado hacer algo más accesible diseñando unas pistas más anchas y con más asistencias al piloto, hecho que pretende atraer a un mayor público y que sin duda mejora la jugabilidad en una consola portátil. Su mayor pega es que quizás sea un título un tanto corto en su modo para un jugador, lo cual puede compensarse gracias a los modos multijugador (juego interplataforma con PS3 incluido), siempre y cuando seamos capaces de adaptarnos al nivel necesario para competir online. Y es que Wipeout 2048 no es una excepción en la saga y requerirá de toda nuestra capacidad de concentración si no queremos acabar estrellados contra el muro.

A favor:

  • Técnicamente a un gran nivel
  • Utilizar su interfaz táctil para navegar por los menús es una delicia
  • La banda sonora, con grandes temas de música electrónica
  • La excelente ambientación en un futuro más cercano a la realidad que en entregas anteriores
  • El juego interplataforma y online

 En contra:

  • Los tiempos de carga (aunque se han mejorado bastante con la última actualización)
  • La ausencia de algunas naves habituales de la saga
  • El juego corre a 30fps en lugar de los 60 habituales, lo que perjudica a la sensación de velocidad

[Nota]