MANGA Y ANIME
Now Reading
Manganálisis: Mermaid Melody: Pichi Pichi Pitch
0

Manganálisis: Mermaid Melody: Pichi Pichi Pitch

by Thais Valdivia16 Abril, 2012

Dentro del género shōjo, se encuentra el subgénero denominado magical girls en el que las protagonistas, ya sea de forma innata o adquirida, tienen poderes sobrenaturales que utilizan para luchar contra las fuerzas del mal. Por supuesto, tienen unos trajes especiales para la ocasión y sus transformaciones son muy esperadas por la mayoría. El manganálisis de hoy trata de una de esas series: Mermaid Melody: Pichi Pichi Pitch.

Historia

Basada en el cuento de La Sirenita de Hans Christian Andersen, la trama está protagonizada por la joven sirena Luchia Nanami, princesa del mar del Pacífico Norte. Hace ocho años, cuando era una niña, se encontraba observando un lujoso transatlántico donde un niño muy guapo se asomaba mirando al mar. Esa noche, el barco se hundió y Luchia, preocupada, va a rescatar a ese niño sin importar ser descubierta. Cuando tocan tierra firme, la sirena comprueba que el menor no respira, por lo que decide salvarlo con ayuda de su perla rosa –que tiene poderes mágicos-. Al despertar, el chico se encuentra con Luchia que está llorando, feliz.

Con el paso de los años, la muchacha crece y debe completar su madurez como  princesa sirena. Para ello, necesita la ayuda de su perla rosa, pero no la tiene. De esta manera, Luchia va a tierra firme para poder reencontrarse con el niño al que salvó y recuperar su preciado objeto. Allí, se va a vivir a unos baños termales –en el anime es un hotel- donde las dueñas, Nikora –hermana de Luchia- y Madame Taki, también son sirenas. Hippo, amigo de la protagonista, la acompaña en esta singular aventura como una especie de conciencia que le dice lo que debe hacer y lo que no en cada momento.

Esa misma tarde, tras dejar sus pertenencias, Luchia va a dar un paseo por la playa donde conoce a Kaito Doumoto, quien resulta ser ese niño al que salvó. La chica le reconoce al momento, pero él no la recuerda porque la forma humana de Luchia no es la misma que cuando es sirena. El amor entre los dos surge al momento, pero ninguno de los lo demuestra abiertamente.

Al día siguiente, comienzan las clases en el instituto de la ciudad y casualmente Kaito está en su misma clase. Allí también conocerá a dos princesas sirenas más: Hanon Hosho, princesa de la perla aguamarina y Rina Touin, princesa sirena de la perla verde. De esta manera, las tres sirenas se unen y se hacen muy amigas.

A lo largo de su aventura, las tres chicas tendrán que enfrentarse a las diablesas acuáticas a golpe de canción y reunir a las siete princesas sirenas para que, con ayuda de las perlas de cada una, poder convocar a la Reina del Agua. Por si esto no fuera suficiente, las protagonistas deberán hacer frente a los problemas amorosos propios de su edad.

Mermaid Melody: Pichi Pichi Pitch es manga escrito por Michiko Yokote e ilustrado por la mangaka Pink Hanamori. El primer capítulo de esta acuática serie apareció en Japón en agosto del año 2002 en la revista mensual Nakayoshi. Tras 32 capítulos recopilados en siete tomos, la obra se despidió en marzo de 2005 después de haber cosechado numerosos éxitos entre el público femenino.

Desgraciadamente, el manga de esta serie no ha llegado a nuestro país. Lo que sí que está disponible es la versión animada que se hizo de ella.

Anime

Debido a las numerosas ventas del manga, no tardó en aparecer una versión animada para televisión que se estrenó el 5 de abril de 2003 en la cadena de televisión TV Aichi. Dirigida por Yoshitaka Fujimoto y dibujada por el estudio We’ve, Inc., la primera temporada de la serie abarca desde el primer capítulo del manga al vigésimo en un total de 52 capítulos de veinte minutos cada uno. Se emitió desde abril de 2003 a marzo del año siguiente.

La segunda temporada de esta serie, llamada Mermaid Melody: Pichi Pichi Pitch Pure, es con la que concluyen las aventuras de estas simpáticas sirenas. Está compuesta por 39 episodios que equivalen a los diez últimos capítulos del manga.

La trama es prácticamente la misma que la historia original, salvo en diversas circunstancias y capítulos “de relleno” que complementan la historia. También estuvo muy presente la censura en este anime: la mayoría de las escenas que aparecían en el manga en las que las protagonistas se bañaban en termas, en el anime se “suavizaban” o directamente se eliminaban para no herir sensibilidades. El final del anime también es completamente diferente al del manga.

En España, la obra fue licenciada y distribuida por Elastic Right. Comenzó a emitirse en la cadena de TDT Clan TVE en verano de 2008, acabando la primera  temporada en septiembre de ese mismo año. La segunda temporada se estrenó al día siguiente de finalizar la anterior hasta completar la serie el 3 de noviembre de 2008. Durante la primera semana de la reposición del anime, Clan TVE, fue vista por más de un millón de espectadores. Un éxito nunca visto en un canal de TDT hasta esa fecha.

Videojuegos y merchandising

Al ser una serie donde la música es la gran protagonista en cada capítulo, los CD’s con las canciones principales del trío protagonista llenaron las estanterías de las tiendas japonesas en muy poco tiempo. En total, aparecieron siete discos, uno de ellos con canciones navideñas. De todos, uno contenía sólo las canciones de Luchia durante la serie; otro, las canciones de Hanon; y otro las canciones de Rina.

Los videojuegos fueron otro de los artículos que aparecieron durante el transcurso del manga y el anime. Konami desarrolló tres videojuegos para Game Boy Advance y exclusivos para el territorio nipón. Estos son: Mermaid Melody: Pichi Pichi Pitch –basado en Dance Dance Revolution-, Mermaid Melody: Pichi Pichi Pitch – Pichi Pichi Party –basado en el Mario Party- y Mermaid Melody: Pichi Pichi Pitch – Pichi Pichitto Live Start!.

Conclusión

Mermaid Melody: Pichi Pichi Pitch es una serie claramente dirigida a un público femenino, pero eso no quiere decir que los chicos no puedan disfrutarla y pasar un buen rato con Luchia y sus amigas sirenas. Las canciones de cada capítulo son un alegato al amor y la amistad que no deberían pasar desapercibidas. Desde un punto de vista más crítico, la obra no está a la altura de otras series del subgénero magical girls, como Pretty Cure o la grandísima Sailor Moon, pero también es digna de ver.

About The Author
Thais Valdivia