Cada año, Microsoft organiza el concurso anual Dream Built Play, con el objetivo de premiar a los mejores juegos desarrollados en su framework XNA para Xbox, PC y móviles. En 2010 los ganadores fueron los tailandeses Extend Studio. El título con el que consiguieron el primer premio fue el que os traemos a continuación, A.R.E.S EXTINCTION AGENDA, disponible desde enero para PC a través de Steam o de la página oficial del estudio, y lanzado finalmente en agosto en Xbox Live. Actualmente se encuentra únicamente en inglés, pero próximamente será traducido a la lengua de Cervantes, motivo por el cual os traemos su análisis en este momento.

A.R.E.S es toda una oda a los juegos de plataformas y acción en 2D, especialmente a Megaman, con toques que lo recuerdan a MetroidContra o Turrican, por lo ya podéis dar por sentado que nos vamos a encontrar con disparos y explosiones sin parar, junto con saltos imposibles y una dificultad exacerbada.

 

Argumento

El título nos pone en la piel (o chatarra) de A.R.E.S., un robot creado con el fin de acabar con una epidemia que afecta a los robots y los vuelve hostiles. Esta epidemia se está extendiendo a lo largo y ancho de una estación espacial. Dicha estación es la última esperanza para los seres humanos, pues la Tierra está con unos niveles de contaminación tan altos, que si la estación deja de realizar sus funciones de reciclado, la vida terrestre sería inviable. Al encontrarse la estación en esta situación se decide enviar a un grupo de soldados y científicos para solucionar el problema, pero como era de esperar, la cosa se les escapa de las manos y empeora aún más.

Llegados a este punto, en la Tierra deciden enviar a nuestro protagonista, inmune a la epidemia, y con el que esperan destruirla y salvar a los humanos supervivientes mientras se descubre qué está sucediendo realmente y quién está detrás de todo. Tras leer estas líneas, queda claro que el juego no destaca ni por su argumento ni por su narrativa. No lo necesita.A.R.E.S. es un título que sólo requiere de un robot protagonista, un arsenal de armas y múltiples enemigos dispuestos a ser masacrados. Tal y como en los run’n’gun de las generaciones de ocho y dieciséis bits.

 

Características técnicas

A.R.E.S. EXTINCTION AGENDA entra por los ojos nada más da comienzo la acción. Su apartado gráfico es más que notable para ser el primer proyecto “serio” de un equipo pequeño y primerizo. Posee numerosas sprites grandes y bien definidas. A su vez, los escenarios y fondos están muy trabajados, siendo un placer recorrerlos en busca de más robots a masacrar. No obstante, el apartado artístico no está al mismo nivel. Mientras que el diseño de A.R.E.S.está muy conseguido (con varios skins a elegir, algunos de ellos que recuerdan al traje deSamus Aran o a Megaman), los enemigos salen perdiendo: No hay mucha variedad, son un poco feos y algunos hasta ridículos. O lo que es lo mismo, inspiran poca peligrosidad. Salvo los enemigos finales. En este momento el juego remonta, y de qué manera: verdaderos engendros mecánicos que ocupan toda la pantalla y que harán que nos llevemos más de una sorpresa la primera vez que los veamos con sus formas y transformaciones. De lo mejorcito del juego.

La banda sonora corre a cargo de Hyperduck SoundWorks, encargados de crear bandas sonoras para juegos indie, estando también a un nivel muy alto. Por momentos las melodías nos recordarán a las grandes joyas de Treasure (Alien Soldier, Gungstar Heroes o la sagaSin & Punishment), es decir, melodías muy cañeras y frenéticas, especialmente en los momentos con más enemigos en pantalla. Los efectos de sonido también cumplen perfectamente, con sonidos de disparos, golpes metálicos y efectos de energía.

 

Jugabilidad

El juego es un run’n’gun en toda regla con una estructura de niveles que recuerda aMegaman. Así podríamos resumir en pocas palabras el apartado jugable de A.R.E.S. Los escenarios son bastante lineales, aunque hay algunos caminos alternativos con extras escondidos, tales como nuevas habilidades, información para la base de datos del juego (bestiario e información de personajes). Muchos de estos extras serán inaccesibles la primera vez que juguemos al nivel, lo cual nos obligará a revisitarlo, dándole así un toque de rejugabilidad propio de la saga Metroid y de Castlevania: Symphony of the Night y su prole.

Por otra parte, la regeneración de los enemigos es continua: estos no pararán de aparecer aunque los hayamos destruido previamente, por lo que si decidimos volver sobre nuestros pasos, nos los volveremos a encontrar, así que nada de dejar de disparar. En A.R.E.S. la lluvía de balas nunca termina. Además, a diferencia del clásico de Capcom, nuestro héroe podrá disparar en todas direcciones gracias al sistema de control del que hace gala. Tendremos varias opciones de control: por un lado contamos con la combinación Teclado + Ratón, de forma parecida a los shooters en 3D, con el teclado moveremos al personaje, y con el ratón apuntaremos hacia donde disparar. Este control es bastante bueno, pero desdeTallon4 os recomendamos jugarlo con el mando de Xbox 360 si podéis, porque el control es muy agradable con el pad, controlando los no pocos movimientos de nuestro mecánico amigo a las mil maravillas (dobles saltos, deslizarse, emplear la explosión de una granada para salir propulsado, etc…)

Una de las mayores bazas del título es que en lugar de tener el clásico sistema de recogerpower ups, lo que haremos será recoger los diferentes tipos de chatarra que desprenden nuestros enemigos al morir, y en el momento que deseemos, accederemos a un menú decrafteo donde podremos crear granadas (explosivas y aturdidoras), kits de reparación o incluso mejorar nuestras armas (las cuales se recogen al finiquitar a cada uno de losbosses y con una secuencia de video que recuerda por enésima vez a Megaman). Un original sistema de reciclaje que le da un toque diferente a un juego de este tipo. También es reseñable el hecho de que contamos con un ataque especial que podemos activar cuando estamos en las últimas, permitiéndonos acabar así con la gran mayoría de enemigos en pantalla de un plumazo.

A.R.E.S. nos propone dos niveles de dificultad. Los amantes de lo retro y los juegos desafiantes deberían decantarse por el más difícil, pues encontrarán justo lo que buscan: disparos, rayos y plataformas muy puñeteras que castigarán con nuestra muerte el más mínimo error. No obstante, el juego no es excesivamente largo: tan sólo cinco niveles que nos durarán entre tres y cuatro horas. Nuestra pericia y masoquismo serán los que hagan que el visionado de los créditos finales se nos resistan más o menos. Créditos finales, que obviamente van acompañados de un final abierto, pues es el juego está planteado en capítulos que los chicos de Extend Studio irán desarrollando poco a poco.

 

Conclusiones finales

ARES: Extinction Agenda es un estupendo run’n’gun, que sin llegar a ser una obra maestra os hará disfrutar de muy buenos ratos si sois amantes de este tipo de juegos. Además, posee un apartado gráfico muy bueno y una banda sonora realmente adecuada. Por si fuera poco, la historia cumple de sobras para lo que es un juego de este tipo. Los “peros” de este título son los siguientes: es muy corto, el diseño y animaciones de la mayoría de enemigos es bastante pobre y repetitivo, y puede llegar a cansar a los que no están acostumbrados a estos títulos tan frenéticos. Tampoco hubiera estado de más algún modo extra aparte de rejugar los niveles ya terminados. No obstante, en líneas generales es un título bastante recomendable si os decidís a pagar los 9,99€ que cuesta en steam (o 2,99€ en una de las constantes rebajas que ofrece la plataforma digital). También podéis descargaros unademo del juego de manera gratuita para probar de primera mano sus virtudes y defectos.

A favor

  • Apartado gráfico de muy alto nivel para ser un juego elaborado por un estudio primerizo
  • Banda sonora muy cuidada y acorde con el juego
  • Jugabilidad clásica y desafiante. Un homenaje a numerosos juegos de ocho y dieciséis bits con un toque de aire fresco como el sistema de mejora y creación de objetos

En contra

  • Los enemigos tienen diseños y animaciones bastante ridículos salvo los jefes de final de fase
  • Muy corto y con pocas opciones de rejugabilidad aparte de volver a visitar los niveles ya superados
  • Puede resultar repetitivo para los neófitos en este género

*El análisis se ha realizado en base a la versión de PC.

 

[Nota]