MANGA Y ANIME
Now Reading
Manganálisis: Aoi Hana
1

Manganálisis: Aoi Hana

by Ana Estévez29 Mayo, 2012

A pesar de no contar con un número de seguidores que se acerque al de las grandes historias hentai o, incluso, al de su género homólogo en versión masculina, el yaoi, lo cierto es que el género yuri se ha abierto poco a poco hueco en un mercado saturado por los romances de índole adolescente. Como muchos ya sabrán, la característica peculiar y distintiva del yuri es que la relación sentimental que sirve de columna vertebral de la historia está protagonizada por dos chicas. No obstante, y en contra de lo que los opositores de este tipo de manganimes puedan pensar, lo cierto es que el yuri ha servido de trampolín para muchas mangakas que se han dado a conocer gracias a esta temática. Este es el caso de Takako Shimura, escritora e ilustradora del manga que trataremos en este manganálisis: Aoi Hana.

HISTORIA

Desde pequeñas, Fumi Manjoume y Akira Okudaria eran muy buenas amigas. Ambas se apoyaban en los momentos difíciles en la otra, lo que las hizo mantener una relación casi fraternal. No obstante, debido a causas familiares, Fumi debe abandonar su localidad natal y a su amiga Akira, lo que las hará distanciarse hasta el punto de perder el contacto a una con la otra. Diez años después Fumi vuelve y, al inscribirse al instituto para afrontar la preparatoria, nuestra selectividad, se reencuentra con Akira, quien se muestra muy contenta de ver a su antigua amiga. No obstante, el paso del tiempo ha enfriado la relación que ambas compartían, lo que las hace sentirse algo incómodas en un primer momento.

Conforme pasa el tiempo, las dos vuelven a acercarse hasta volverse tan inseparables como antaño, aunque las cosas han cambiado algo: las dos pretenden mantener las vidas que habían llevado hasta el momento, pero ninguna puede ignorar el sentimiento más fuerte que la amistad que las hace comportarse de manera más romántica que de costumbre la una con la otra, algo que no pasará desapercibido.

Takako Shimura ilustró y escribió el argumento de Aoi Hana en 2004, siendo en noviembre de ese mismo año cuando comenzó a publicarse en la revista Manga Erotics F. La serie aún sigue abierta, y los capítulos publicados hasta el momento han sido recopilados en 7 volúmenes. Cabe mencionar que esta historia surgió cuando la autora se encontraba dibujando Dōnika Naru Hibi –obra publicada entre 2002 y 2004, compuesta por dos volúmenes-, momento en el que comenzó a interesarse por las historias homosexuales protagonizadas por mujeres, segmento en el que ha encontrado su lugar como mangaka.

En el caso de España, ninguna editorial se ha mostrado interesada en adquirir los derechos de esta serie. Aún así, el hecho de que la editorial francesa Asuka haya adquirido los derechos de publicación de Aoi Hana –que comenzará a publicarse este año bajo el título Fleurs Bleues-, hace pensar en una posible futura publicación del manga en nuestro país –no sería la primera vez que la fama de un manga publicado en el país galo ha llevado a las editoriales españolas a interesarse por títulos que descartaban en primera instancia-.”Aoi Hana”

ANIME

El estudio de animación J.C.Staff adquirió los derechos para convertir Aoi Hana en anime. El director Kenichi Kasai fue el encargado de dirigir los 11 capítulos que emitió la cadena nipona Fuji TV entre julio y septiembre de 2009.

De la versión animada cabe señalar el opening, titulado Aoi Hana e interpretado por Kukikodan, en el que se muestra en gran medida la temática de la serie, aunque al final se añaden unas imágenes que no se potencian en el contenido de la versión televisiva. Este single fue lanzado en julio de 2009.

 

{youtube}wg-R_P4ikpQ|560|430{/youtube}

 

En el caso del ending, llamado Centifolia e interpretado por Ceui, fue lanzado seguidamente del opening. Ambas canciones vienen recogidas en disco de la banda sonora de Aoi Hana, que se puso a la venta en agosto de 2009 por la discográfica Lantis.

 

 

CONCLUSIÓN

 

Es cierto que, al igual que ocurre en muchas ocasiones, Aoi Hana está destinado a un público muy específico con gustos muy señalados. No obstante, si lo que buscas es abrir nuevos horizontes –hasta que no ves o lees algo no sabes si te gustará o no- esta puede ser una buena serie con la que descubrir el género yuri. Además, el hecho de que las protagonistas estén dibujadas de forma normal y natural –ni tan guapas, sexys y con las medidas imposibles de los hentai o tan fuertes como las chicas de algunos shonen-, tal y como puede ser “una chica del montón”, hacen que la historia cobre un sentido cercano al de la realidad.

 

Debemos tener en cuenta que esta historia se basa en un hecho que cada día es más común en nuestra sociedad, por lo que también puede entenderse como un medio de comprender el porqué los sentimientos –muy bien plasmados durante toda la trama-, desde el amor al odio, pasando por la incomprensión, la indiferencia o el dolor de sentirse desplazado- llevan a personas con unos gustos que cree definidos a decantarse por otros que no estaban en sus planes, pero que ganan con una fuerza aplastante a cualquier tipo de lógica. Una buena demostración de que el amor es ciego y se encuentra donde menos lo esperas –incluso en personas del mismo género-. Si quieres descubrir una historia que reproduce la realidad en una vertiente que muchos desconocen, Aoi Hana es tu serie.

 

 

About The Author
Ana Estévez