Goichi Suda, más conocido en el mundo de los videojuegos como Suda 51, es uno de los desarrolladores más controvertidos y extravagantes del sector. Suyas son obras como Killer 7, No More Heroes o Shadows of the Damned, juegos que poseen un aura friki con mucho gore gratuito y que serán recordados por poseer una personalidad propia y alejarse de los estereotipos actuales.

Este año 2012, Suda 51 nos regala a los amantes de sus obras Lollipop Chainsaw, un hack and slash que mezcla zombis, humor, erotismo, buena música y una rubia animadora llamada Juliet, cuyas armas de mujer serán sus pompones y una motosierra.

 

Feliz 18 cumpleaños Juliet

La historia de Lollipop Chainsaw nos presenta a Juliet Starling, jefa de animadoras del instituto San Romero -estupendo homenaje al padre de La noche de los muertos vivientes-, que compagina sus estudios con un trabajo secreto un tanto peculiar: cazar zombis con su motosierra.

De personalidad inocente y un tanto picarona, a la rubia más popular del instituto solo hay una cosa en el mundo que le guste más que los chupa chups y que le digan que no tiene el culo gordo; y eso es estar con su novio Nick, con el cual ha quedado en una romántica cita en el parque del colegio. La que en un principio iba a ser una velada romántica que podría acabar para Nick llegando a la “tercera base” se convierte en un desastre por culpa de una invasión zombi, terminando con él herido por el mordisco de un no muerto. Este hecho obligará a Juliet a tomar la decisión de cortarle la cabeza para salvarle la vida (sí, habéis leído bien), usando como herramientas para tal delicada intervención su motosierra rosa y un conjuro de magia negra.

Enfadada por haberse fastidiado el día de su cumpleaños y cumpliendo con su trabajo de cazadora de zombis, Juliet comenzará una aventura que la llevará a visitar todas las zonas de su instituto, asesinando, mutilando y decapitando a todos los no muertos que le salgan a su paso hasta dar con el responsable de este holocausto.

 

Un hack and slash diferente

Lollipop Chainsaw es un juego que llega al jugador por varios de sus puntos fuertes, como sus geniales toques de humor, su excelente banda sonora , el diseño de sus personajes y su jugabilidad. Quizás este último es el más complejo y el que requiere más comprensión y aclimatación, ya que a diferencia de otros títulos punteros en el género como Ninja Gaiden o Devil May Cry, Lollipop Chainsaw es algo más lento, basando toda su gracia en movimientos inspirados en coreografías de animadoras y en saber atacar a los enemigos en el momento exacto.

Para ello, Juliet dispondrá  de tres comandos básicos como son el salto, los golpes con los pompones y los cortes de diferentes alturas con la motosierra, todos ellos combinables para poder encadenar combos y movimientos finales. Y es que enfrentarnos a los zombis no será sencillo, ya que muchos de ellos nos atacarán implacablemente a pesar de asestarles golpes mortales con la motosierra. Para ello será esencial golpearles con los pompones, ya que de esta forma conseguiremos dejarlos aturdidos y rebanarles la cabeza con total tranquilidad.

Uno de los pocos puntos negros en el apartado jugable y que han alejado a la obra de Suda51 de ser un juego redondo es la cámara, ya que en momentos muy puntuales no podremos ponerla a nuestro gusto o lo hará de una forma un tanto brusca, pudiendo dejarnos un poco descolocados en espacios muy cerrados. También podríamos añadir a este punto su duración de entre 6 o 7 horas. Aunque el juego es tan divertido y rejugable que esto no supone un problema en absoluto, queriendo volver a jugarlo una y otra vez al terminarlo gracias a extras como sus objetos coleccionables y a su modo desafío, un rasgo del que pocos juegos del género pueden presumir hoy en día.

 

Las enseñanzas de Morikawa sensei

Una cazadora de zombis vestida de animadora ha de tener un maestro un tanto peculiar, aunque esa descripción puede quedarse un poco corta para Morikawa sensei.

Este singular octogenario japonés, que no perderá ocasión para sobar los pechos de Juliet o mirar bajo su falda, la ha adiestrado en las mejores artes de caza de zombis, enseñándola a moverse con técnicas de streptease o aconsejándole vestir braguitas sexys para moverse mejor en el campo de batalla. Por ese motivo, no es extraño que durante el desarrollo del juego utilicemos este tipo de enseñanzas, usando una barra americana para realizar un remolino que mutilará a todo zombi que se acerque, o saltar de cabeza en cabeza en el llamado “paseo zombi”, el cual hará estallar los sesos de los no muertos si usamos la combinación correcta de botones que se muestren por pantalla.

Y es que toda ayuda es poca en Lollipop Chainsaw, ya que habrá una gran variedad de enemigos con habilidades diferentes, cada uno con su patrón de ataque. De esta forma, tendremos que lidiar con zombis policías, profesores, camicaces, deportistas, musicales, obesos, campesinos y mineros, además de enfrentarnos a los jefes finales de cada fase, cada uno representando a una tribu urbana diferente. Para terminar con ellos también podremos a usar la cabeza de Nick, la cual nos servirá para realizar algunos ataques especiales e incluso colocarla temporalmente sobre el cuerpo de un zombi sin cabeza para superar diferentes obstáculos.

 

La temible familia Starling

La familia Starling forma pare de una estirpe de cazadores de zombis y otros seres sobrenaturales, la cual es liderada por el temible Gideon Starling, un rocanrolero padre de familia que dispone de una fuerza sobrehumana y de un sex-appeal capaz de enamorar a cualquier amiga de la joven animadora.

Pero este no será el único tipo duro del juego, ya que también harán su aparición Cordelia y a Rosalind Starling, hermanas mayor y menor de la protagonista que tienen un comportamiento y características un tanto peculiares. Por un lado, Cordelia es fría y calculadora, y gracias a su rifle de francotirador es capaz de introducir una bala entre los ojos a un zombi en condiciones imposibles. Por su parte, Rosalind es una joven lolita un tanto alocada que todavía posee el rango de cazadora aprendiz, aunque eso no le impide conducir de forma temeraria todo tipo de vehículos y destruir todo lo que se ponga en frente de ella.

Todos ellos nos ayudarán en algunos momentos del juego, y lo que es mejor, nos regalarán mejoras para la motosierra como regalo de cumpleaños, pudiendo realizar con ellas técnicas como barridos de forma veloz por los escenarios o disparar a distancia gracias a la “Chainsaw Blaster”, una transformación en pistola que nos permitirá incluso hacer headshots si disponemos de buena puntería. 

 

Practica el deporte zombi

No todo es matar por placer en Lollipop Chainsaw. También habrá momentos en los que tendremos que hacerlo de forma deportiva o constructiva, recurso utilizado para no causar la sensación de juego repetitivo. De esta forma, Suda 51 ha inventado deportes y acciones como el “Basket Zombi”, en el que tendremos que decapitar a zombis y encestar sus cabezas en una cancha de baloncesto; el “Béisbol Zombi”, que consiste en disparar con nuestra Chainsaw Blaster a los que un día fueron el equipo de béisbol del instituto para evitar que eliminen a Nick y que éste logre hacer carreras en el campo; e incluso la “Cosechadora Zombi”, que nos pondrá al mando de una cosechadora por un campo de cultivo, triturando a todo no muerto al que pasemos por encima.

Pero estos no serán los únicos momentos en los que el desarrollo del juego cambiará, ya que los más mayores nos llevaremos una agradable sorpresa al visitar la cuarta zona del juego, la cual nos presentará un salón recreativo en el que tendremos que alternar peleas con zombis adolescentes y vernos inmiscuidos de lleno en juegos claramente ambientados en Pong o Pac-Man (Dokuro Man “Hombre Calabera” en el juego), dando esa frescura y nostalgia retro que tanto le gusta a Suda 51.

 

I love to go shopping!

A Juliet le encanta gastarse las medallas zombi obtenidas en su tienda favorita, la chop2 shop. En ella podremos obtener nuevos combos, comprar objetos y mejorar nuestras estadísticas de salud, fuerza, alcance y resistencia a cambio de una cuantas medallas zombi de oro, las cuales conseguiremos fácilmente a lo largo del juego. También podremos adquirir nuevos trajes para Juliet, ilustraciones y canciones en MP3, aunque éstos deberemos obtenerlos mediante medallas zombi de platino, pudiendo conseguirlas realizando acciones como una caza brillante, la cual consiste en eliminar 3 o más zombis a la vez.

Muchos de los objetos no estarán disponibles de buen principio en la chop2 shop, ya que para desbloquear algunos deberemos colocarnos en cabeza en la clasificación de puntos de la familia Starling, habiendo una tabla clasificatoria para los 6 niveles del juego, y teniendo como reto mejorar la puntuación de Gideon Starling en cada una de ellas.

Todas estas compras las podremos ver en la habitación de Juliet, lugar en el que podremos cambiarle el vestido, ver las descripciones de los zombis con nombre que hemos eliminado, comprobar los sabores de los chupa chups dorados encontrados, ver nuestros logros obtenidos o escuchar los mensajes que nos hayan dejado los personajes del juego en el buzón de voz del “móvil”.

 

Un retorno a los éxitos de los 80

Contar con Akira Yamaoka, compositor en la gran mayoría de los títulos de la saga Silent Hill, es un lujo y un seguro que garantiza que el título dispondrá de una banda sonora de calidad.

Para Lollipop Chainsaw, Yamaoka ha contado con la cooperación de Jimmy Urine, vocalista de la banda norteamericana MSI. Éste ha ayudado en la selección y composición de varios de los temas del juego, además de prestar su voz a Zed, uno de sus enemigos finales. De esta forma, el título de Suda 51 cuenta con grandes clásicos del Rock and Roll, Heavy Metall, Funky y Punk, teniendo en su haber obras tan diversas y atemporales como Pac Man Fever, Hey Mickey, Cherry Bomb, You Spin Me Round, “Stop Reading, Start Doing Pushups”, y como no, Lollipop de los The Chordettes.

Toda esta selección de títulos combinan a la perfección con las diferentes situaciones del juego, y es que es maravilloso ver la simbiosis que crea escuchar una canción tan animada como “Hey Mickey” mientras Juliet entra en modo estrella y decapita de un golpe a todo zombi que le sale al paso.

 

Conclusiones finales

Suda 51 tenía un problema a la hora de desarrollar sus juegos, y es que a pesar de contar con historias y personajes excelentes, sus títulos fallaban en muchos puntos de la jugabilidad, dejando con un sabor agridulce a los jugadores en obras como Killer 7 o No More Heroes, juegos en los que uno seguía jugando para conocer argumento y no por ser tremendamente divertido. Esta vez, con Lollipop Chainsaw parece que el excéntrico desarrollador japonés ha dado con la tecla del éxito, ofreciendo un juego que mezcla perfectamente una sólida jugabilidad, personajes carismáticos, una divertida historia y una banda sonora de calidad.

A pesar de ser un poco corto, el juego dispone de los suficientes retos y diversión para ser rejugado en numerosas ocasiones, pudiendo mejorar nuestra puntuación entre pantallas e incluso batir las marcas de otros jugadores por internet. Además, los diálogos entre personajes, su lenguaje malsonante y su toque bizarro hacen de él una experiencia única para el público adulto, algo que es difícil de encontrar en los videojuegos de hoy en día.

Lollipop Chainsaw es la mejor obra realizada por Goichi Suda, un creativo que dispone de un público minoritario pero fiel a su estilo. Ahora solo esperamos que el juego venda lo suficiente para poder ver de nuevo las curvas de Juliet Starling en una segunda parte, además de que ésta sí disponga de una edición limitada que incluya a Jessica Nigri, algo que sin duda catapultaría al éxito a tan soñada continuación.

{youtube}Y6BQBdG5V-E|560|315{/youtube}

 

A favor:

Su banda sonora, con Akira Yamaoka al frente de ella

El humor del que hace gala el juego

Es tremendamente rejugable

 

En contra:

En ocasiones la cámara puede jugarnos malas pasadas

El modo historia es un poco corto

 

Nota