Blizzard siempre ha tenido una política fuerte contra los que hacen trampas en sus juegos y esta vez no se queda atrás con su nuevo comunicado para disuadir y castigar a los infractores. La primera oleada de tramposos ya reposa bajo las tierras del baneo eterno y anuncian que no serán los últimos.

¨Blizzard Entertainment siempre se ha tomado las trampas de cualquier tipo en sus juegos muy en serio, y Diablo III no es ninguna excepción. Si se descubre a un jugador de Diablo III haciendo trampas o utilizando hacks, software de automatización (bots) o modificaciones de cualquier tipo, entonces, tal y como se detalla en la Licencia de Usuario Final de Diablo III, el jugador puede ser expulsado permanentemente del juego. Esto quiere decir que no podrá volver a conectarse a Battle.net para jugar a Diablo III con su cuenta¨.

¨Jugar a Diablo III de manera legítima significa jugar con un cliente de juego no alterado. Hacerlo de otro modo infringe nuestras normas de Battle.net y de Diablo III y va contra el espíritu del juego limpio en el que se basan todos nuestros juegos. Recomendamos encarecidamente que evitéis utilizar cualquier hack, trampa, bot o vulneración. Las suspensiones y cancelaciones de acceso de jugadores que hayan recurrido o comiencen a recurrir a trampas y hacks comenzarán en un futuro próximo¨.

Desde Tallon4 somos muy amantes del juego limpio, así que estas medidas nos parece correctas para poder disfrutar de un juego sin trampas.

Fuente: Battle.net