Satoru Iwata, presidente de Nintendo, ha declarado a través de una entrevista con el periódico Yomiuri Shimbun daily que la compañía no cometerá con Wii U el mismo error que con Nintendo 3DS.

En el lanzamiento de la nueva portátil de la compañía, ésta situó un precio de salida de 250 Euros, siendo éste alto para las pretensiones de sus consumidores y por qué no decirlo, para las prestaciones tecnológicas de las que dispone la máquina. «No vamos a cometer el mismo error que con Nintendo 3DS, cuyo precio fue considerado relativamente alto por los consumidores», dijo Iwata.

El entrevistador del periódico nipón citó un comentario de un analista que sugería que 30.000 yenes sería un precio equilibrado, a lo que Iwata tan solo respondió diciendo que «la consola tendrá un precio atractivo en su lanzamiento», además de remarcar que actualmente en el mercado «No hay un producto como éste.»

En cuanto a la situación financiera de la compañía, la cual ha sido mermada por la fortaleza del yen y la reducción de precio que hace un año se vio obligada a aplicar a Nintendo 3DS, Iwata ha indicado que este final de año esperan volver a tener beneficios. «Hemos solucionado los problemas de rentabilidad de Nintendo 3DS y estamos comprometidos para volver a tener beneficios a finales de año».

Fuente: Andriasang