Enter The Dominatrix, el que iba a ser el último DLC para Saints Row: The Third se convertirá finalmente en el germen de la próxima entrega de la franquicia, según ha confirmado el nuevo presidente de THQ, Jason Rubin, y que saldrá el próximo año.

Al parecer, dicho DLC tenía potencial suficiente para crear un juego completo tomándolo como punto de partida. Esta ha sido una de las primeras decisiones importantes que ha tomado el nuevo presidente, que tiene como misión reflotar THQ, la cual no se encuentra en la mejor situación financiera posible.