Sin duda, uno de los protagonistas del pasado E3 ha sido Watch Dogs, el nuevo videojuego de mundo abierto de Ubisoft, en el que el hackeo de la tecnología será uno de los pilares para sobrevivir. La compañía francesa nos dejó a todos boquiabiertos con la demo mostrada, demo (eso sí) que se movía en un PC de última generación y con su propio motor gráfico por lo que, cabría esperar, que el resultado final no fuera tan impresionante como la demo mostrada en la feria.

Desarrollado por Ubisoft Montreal desde hace casi 2 años, Watch Dogs se  ambienta en una ciudad de Chicago no muy lejana a la actual, en la que la tecnología lo ha invadido todo y en dónde una organización la tiene totalmente monitorizada. De uno de los barrios más marginales de la ciudad vendrá nuestro protagonista, del que aun desconocemos nombre e historia personal, y el cual podrá piratear cualquier dispositivo electrónico a su antojo además de ser un experto en combate con armas y cuerpo a cuerpo como pudimos ver en la demo mostrada.

De los pocos detalles que sabemos de nuestro protagonista es que está obsesionado por la monitorización por causa de eventos que le sucedieron en el pasado. A partir de aquí seremos nosotros quienes diseñemos las habilidades de nuestro protagonista con un árbol de habilidades que completaremos a nuestro antojo al igual que las misiones, ya que no habrá una forma específica de llevarlas a cabo sino que nosotros elegiremos cual será el camino que más se adapte a nuestro personaje y a nuestra forma de jugar, además de poder decidir cómo usaremos el acceso a la tecnología. Es por esto que Ubisoft ha asegurado que no habrá dos partidas iguales.

La ciudad y sus habitantes reaccionarán ante nosotros y nuestros pirateos y absolutamente todo será pirateable: los móviles, los semáforos, las puertas electrónicas, las radios…. Podremos, como decimos, piratear cualquier dispositivo electrónico que encontremos para, a raíz de ello, tener grupos de ciudadanos que reaccionarán ante nuestro comportamiento. Dicho comportamiento de la IA es algo que llevan puliendo desde que salió el primer Assassin’s Creed, mencionado el cual, es innegable que Watch Dogs bebe del sistema establecido por la franquicia de asesinos: la forma de movernos, de confundirnos entre la gente, los menús, los controles…

Ubisoft está siendo muy ambiciosa con este juego, ya que quiere que la conectividad permanente del juego online se de la mano con el modo de un jugador, es decir, que mientras estemos haciendo una de las misiones otro jugador pueda estar intentando acceder a nuestra información: dos jugadores independientes entre ellos que se encuentran en el mismo camino.