La web PSX-Sense ha publicado lo que serían nuevas especificaciones técnicas de la próxima consola de sobremesa de Sony. Por supuesto la compañía japonesa no ha confirmado la noticia ya que, según fuentes de la compañía, aun no tienen decidido el modelo final de la consola, pero ya estarían entablando conversaciones con ciertos estudios para darles las primeras pautas para que puedan empezar a desarrollar los juegos de la próxima generación.

La nueva consola uniría la CPU y la GPU en un único chip AMD Fusion y de nombre en clave Liverpool que haría que la consola fuera 10 veces más potente que la actual PlayStation. La GPU correría en una ATI r10xx a 800MHz e incluiría una AMD Radeon HD 7970, mientras que la CPU sreía un Quad-Core AMD x86 a 3.2GHz.

La nueva PlayStation (de nombre en clave Orbit, recordemos) tendría lecto de Blu-Ray para juegos de hasta 50Gb, puertos HDMI 1.4 y una resolución máxima de 1080p. En cuanto a la memoria, la propia Sony aun no tendría claro si una memoria unificada de 2Gb o de 4Gb.

La consola tendría de serie una memoria interna de 16Gb destinada a actualizaciones y el sistema operativo y, como ocurre con PlayStation3, varios modelos de discos duros, aunque se baraja que la de lanzamiento venga con 320Gb de inicio.