Últimamente las grandes sagas de survival horror están perdiendo sus raices en el género del terror y están siendo orientadas más hacia otro tipo de juego más popular y mediático. Resident Evil sin duda es uno de los ejemplos más claros. Otros como Silent Hill han ido evolucionando hacía una mejora considerable de los gráficos y los grandes espacios abiertos, olvidándose a veces del factor miedo y la tensión constante. Podemos constatar que el survival horror está en horas bajas, por eso la salida al mercado de títulos como nuevas entregas de la saga Project Zero siempre son un aliciente para los amantes del género. 


Zero, su nombre original japones, o Fatal Frame, como se le bautizó en el mercado americano, siempre se ha caracterizado por centrar las historias de sus títulos en leyendas folclóricas orientales, donde los rituales, sacrificios y maldiciones del antiguo japón reviven en su forma más macabra y cruel, atrapando a la joven, inocente y desvalida protagonista, que lucha por escapar de la pesadilla, armada solo con una vieja cámara con la cual podrá atrapar el alma enfurecida de los fantasmas que murieron con gran horror.

Sin lugar a dudas Project Zero era uno de las sagas supervivientes que ofrecían un titulo alternativo y de calidad a los jugadores más afines al género. Lamentablemente, parece que Nintendo ha creído conveniente dar un giro a todo ello con la nueva sub-saga creada para 3DS, Spirit Camera: La memoria maldita, uniéndose así a la lista de títulos anteriormente mencionada.

El inicio la maldición

Lo primero que tiene que tener en cuenta un jugador para poder disfrutar de este nuevo título como se merece es que no es un Proyect Zero, si no una sub-saga que Nintendo ha creado para su portátil. Los terroríficos fantasmas dan paso a una nueva generación de espíritus, con un diseño menos terrorífico y más caramelizado, y una jugabilidad propia de los títulos de aventura.

La historia comienza en el pasillo de una vieja casa japonesa. Mientras avanzas por él, los murmullos narrarán la leyenda del diario purpura, el cual tiene la primera página en blanco, pero que cuando alguien lo encuentra y lo abre mostrará letras en ella, maldiciendo a aquél que las lea borrándole su rostro y atrapándole para siempre en la oscuridad.

De nuevo en casa recibes un misterioso paquete que contiene la cámara oscura junto con un curioso diario de color purpura… ¿la leyenda es real? ¡No puede ser! Enseguida ambos objetos reaccionan entre si obligándote a mirar a través de la cámara el interior del misterioso cuaderno. Entre las primeras páginas surge un curioso mensaje: “Siempre te he estado esperando».


Maya: nuestra fantasma guía

Enseguida aparece en escena Maya, una curiosa y asustadiza fantasma que ha olvidado como llegó hasta el interior del diario purpura y con la cual el jugador descubrirá las diferentes historias ocultas en el interior de sus páginas, todas entrelazadas y unidas por el espíritu maligno de la dama de negro.

Maya estará presente junto a nosotros en la mayor parte del juego, pero a menudo tendremos que buscarla girando sobre nosotros mismos para localizarla y hablar con ella. También será quien nos indique los pasos a seguir en nuestra aventura, nos enseñe cuadernos y notas que los fantasmas dejaron en vida y nos resuma los nuevos descubrimientos al finalizar cada uno de los capítulos en el que Spirit Camera: La memoria maldita se divide.

 

Entre dos mundos

Nintendo ha creado un concepto de juego totalmente nuevo con Spirit Camera: La memoria maldita uniendo el mundo de los espíritus y el material a través de la cámara oscura. Esto es gracias a la inclusión de características de la 3DS como la cámara interna, la cámara en 3D o la realidad aumentada, faltos de uso y totalmente desaprovechados en el resto de títulos de la consola, que han sido adaptados y integrados para hacer re-descubrir al jugador todo un mundo de posibilidades e innovación. Pese a todo, en muchos aspectos que ahora detallaremos, Nintendo ha dado más importancia a la idea que a la calidad de la misma, dando la sensación de ser un título que se ha quedado un poco limitado para las aspiraciones iniciales.

El cuaderno purpura: Este es un ítem que está incluido en la caja del juego, y que será pieza importante en el desarrollo de la historia, ya que el jugador acudirá a él y a sus páginas continuamente a lo largo de la aventura, tanto para superar diferentes minijuegos y puzles, como para descubrir lo que ellas ocultan y avanzar en la historia. Es una idea muy original, puesto que las imágenes que aparecen entre sus páginas se modificarán cuando se miren a través de la cámara oscura gracias a la tecnología de la realidad aumentada.

No obstante, esta buena idea se enfrenta con la barrera que supone la calidad de la cámara integrada en Nintendo 3DS. Como consecuencia tendremos que jugar siempre en una estancia muy bien iluminada para que lea correctamente la imagen del diario purpura a través del objetivo, teniendo en cuenta la dificultad de visión que esto supone para el jugador, ya que estar en este tipo de estancias provoca reflejos en la pantalla superior, dificultando la visión sobre todo en las secuencias más oscuras, y rompe la ambientación que crea el juego, que siempre es más favorable en lugares poco iluminados.

La cámara oscura: La 3DS se convierte en la cámara oscura, capaz de captar los fantasmas que los ojos de los vivos no pueden ver a simple vista. De esta forma, la acción principal del juego transcurre a tu alrededor, en tu propia habitación o en el comedor de tu casa. Ningún lugar es lo suficientemente seguro. Esta nueva idea, pese a que es otro de los conceptos más originales que tiene el título, ya que mezcla la realidad con la ficción, sufre del mismo handicap que el cuaderno purpura, la calidad de la cámara integrada. En estancias poco iluminadas, aunque veamos claramente los elementos propios del juego, la imagen que captará la cámara como fondo será oscura y borrosa, pese a que es un elemento que no dificulta la jugabilidad sí que altera la calidad de la imagen y homogeneidad del juego.

Otra de las características que nos aporta esta nueva idea de juego será el del espacio y la orientación. En Spirit Camera: La memoria maldita el jugador no podrá estar tumbado en la cama, o cómodamente sentado en el sofá, pues la acción tendrá lugar en un radio de 360 grados a su alrededor, de esta forma podremos tener a un espíritu tanto delante, como detrás… como encima de nosotros.

Este punto también tiene su parte negativa, ya que el movimiento constante dificulta el enfoque del 3D, llegando a ser en ocasiones molesto para los ojos y dificultando el manejo de la cámara en situaciones estresantes, como el ataque de un fantasma.


Terriblemente corto

Pero uno de los mayores contras que tiene Spirit Camera: La memoria maldita es la duración extremadamente corta del modo historia. Con tan solo una media de 4 horas de juego en dicho modo y sin el aliciente de la rejugabilidad al finalizar y desvelar toda la trama, el jugador fácilmente puede sentir que la relación calidad-precio no es la adecuada. Si bien es cierto que Nintendo ha intentado mitigar esta carencia con el desbloqueo de nuevos trajes y una nueva dificultad al finalizar el modo historia, estos no serán suficiente aliciente para volver a jugarlo.


La cámara espectral

Spirit Camera: La memoria maldita cuenta con varios modos de juego a demás del modo historia. Uno de ellos es la cámara espectral, con la cual podremos fotografiar los fantasmas ocultos en las diferentes estancias de nuestro hogar. Dentro de este modo de juego encontraremos 3 formas de fotografía: mística- orientada a reflejar los fantasmas ocultos por la casa-; análisis espectral- nos mostrará la fotografía con una extraña ambientación-; y por último Exorcismo- acerca la cámara a algún amigo o familiar y descubre su verdadero rostro-.

 

Una vez realizadas las fotografías puedes consultarlas, modificarlas o enviarlas a tus amigos desde los diferentes programas del menú de inicio de la Nintendo 3DS.

El cuaderno encantado

En este modo se guardarán los diferentes minijuegos que se desbloqueen a lo largo de historia principal. Esto no significa que se rejueguen una y otra vez, ya que aunque la temática será la misma estos variarán del primero al último, siendo diferentes en cada nivel y añadiendo dificultad.

Conclusiones

Spirit Camera: La memoria maldita ha sido un buena idea de Nintendo mal desarrollada. La mezcla entre realidad y ficción en un mismo título es interesante y original, pero tanto las limitaciones y características técnicas de la consola como la corta duración del modo historia lo hacen un título poco atractivo para el público general.

Los amantes de la saga tampoco tienen un aliciente especial con Spirit Camera, ya que no aporta las características del género survival horror tan bien implementadas en el resto de títulos Project Zero.

Pese a todo, Nintendo ha abierto con Spirit Camera: La memoria maldita la puerta hacia otra dimensión de jugabilidad en los videojuegos.

{youtube}d6s4AXx0A7Q|560|430{/youtube}


A favor:

  • Su originalidad en la jugabilidad
  • Una buena historia

En contra: 

  • Limitaciones técnicas de la consola
  • Extremadamente corto
  • Falta total de factor miedo

 

 

Nota: