THQ parece no levantar cabeza. Tras un año muy negro en el que la recesión actual está afectando de mala manera a la compañía norteamericana, ahora hay que sumarle un nuevo problema: el no haber dotado de información precisa a sus inversores acerca del fracaso del periférico uDraw.

Esto podría pasarles factura porque la firma de abogados Levi & Korinsky ha invitado a dichos inversores a participar ni más ni menos que en un litigio sin costes legales ni responsabilidad contra la madre de Darksiders y Saints Row.

Esta es, desgraciadamente, la segunda maniobra de este tipo que se realiza contra THQ, por lo que nos queda preguntarnos si aguantará este nuevo mazazo.