En Tallon4 somos, entre otras cosas, unos amantes de la música. Por eso mismo ayer fue todo un placer para nosotros asistir a la conferencia que Ubisoft dedicó al juego Rocksmith, el siguiente paso en los juegos musicales tras el éxito cosechado por Guitar Hero años atrás. La conferencia corrió a cargo de Paul Cross, director creativo del juego. Durante el rato que duró la conferencia, Cross empleó todas sus habilidades de oratoria para detallarnos de forma muy dinámica el funcionamiento de Rocksmith. Como ya hemos mencionado, el título tiene en mente un objetivo muy concreto: ser el nuevo referente en los videojuegos musicales, dotándoles de mayor verosimilitud y realismo que lo visto hasta el momento. Y es que Rocksmith  quiere que toquemos la guitarra eléctrica real, nada de sucedáneos ni periféricos sacacuartos. El juego incluye un plug-in que permite conectar directamente cualquier guitarra eléctrica a nuestras PS3, Xbox 360 y ordenadores, algo realmente novedoso, y cuyo éxito viene avalado por las mieles cosechadas en Estados Unidos, donde está disponible desde el 18 de octubre de 2011.

Es cierto que todo esto resulta muy bonito, pero seguramente más de uno puede preguntarse cómo de accesible será el juego, si lo que se pretende es enseñar a tocar una guitarra eléctrica real. Hasta el momento, los videojuegos musicales han sido siempre de corte bastante arcade, directos y asequibles a todo tipo de público, y Rocksmith parece apostar por algo mucho más complejo. Nada más lejos de la realidad, ya que el titulo de Ubisoft dispone de unos estupendos tutoriales que ayudarán a los usuarios a familiarizarse con el uso de una auténtica guitarra. Dichos tutoriales son bastante numerosos, pero no os alarméis, su enfoque es realmente divertido y extravagante, suponiendo un soplo de aire fresco a un género sobreexplotado en el último lustro. Estos tutoriales pasan por pruebas básicas en las que tendremos que repetir ciertos acordes, hasta otras en las que deberemos tocar una determinada pieza musical de manera correcta o convertir el juego en un Space Invaders en el que para disparar a los alienígenas deberemos tocar las cuerdas correctas. Como podéis comprobar, de esta manera no solo aprendemos a tocar la guitarra y a afinar los instrumentos, sino que se hace de una manera muy divertida y pocas veces vista hasta la fecha.  Si en el apartado jugable, el título tiene todas las papeletas para ser un completo éxito, el sonoro, igual o más importante en este caso, tampoco defrauda. De momento se nos ha asegurado que el título contendrá más de 40 canciones, y aunque aún no sabemos exáctamente cuántos grupos harán acto de presencia en el título, sí que se ha confirmado la presencia de estos grandes: Queen, Rolling Stones y Nirvana no faltarán a la cita. Y seguramente no serán los únicos pesos pesados de la música que veremos en Rocksmith.

En definitiva, pese a que la presentación fue, como siempre, bastante corta, salimos de ella con muy buen sabor de boca y deseando tener el juego en nuestras manos para ser partícipes de este nuevo paso en los juegos musicales. Amantes del rock, marcad el 13 de septiembre en vuestros calendarios, porque mucho nos tememos que si os hacéis con él, su adictiva jugabilidad mantendrá vuestras manos enganchadas durante horas. La larga espera europea casi ha llegado a su fin.