Batman Arkham City

 

Batman Arkham City y su precuela, Arkham Assylum son dos juegos que los poseedores de las consolas de Nintendo hemos echado de menos en Wii. Acción, temática oscura y un superhéroe que ha vuelto a lo más grande gracias a Christopher Nolan y Chirstian Bale son la fórmula del éxito que Warner Bros ha empleado. Sin embargo, para regocijo de los futuros poseedores de Wii U, Arkham City: Armoured Edition  llegará a la nueva sobremesa de Nintendo el mismo día de su lanzamiento, y desde Colonia hemos podido comprobar que es más que una mera conversión, ya que el título está plagado de novedades jugables que aprovecharán al 100% el Wii U Gamepad Controller.

En una presentación jugable que ha durado alrededor de media hora, los chicos de Warner Bros nos han sorprendido con una demo pensada en todo momento para enseñarnos las características más resultonas añadidas para Wii U, donde la pantalla táctil y los giroscopios han sido los grandes protagonistas. Nada más comenzar, Batman se ve inmerso en medio de una escaramuza con varios de los secuaces de El Joker, por lo que no nos queda más remedio que aprender los combos y comandos básicos para darles a su merecido. Estos son idénticos en control que en sus versiones de PS3 y Xbox 360, pudiendo efectuar golpes y realizar contrataques con los botones de toda la vida, habiendo tan solo una opción táctil para activar algunas habilidades especiales.

Después de dejar a los matones con unos cuantos moratones y menos dientes que antes, tuvimos que seguir la pista de un rastro de sangre haciendo uso del modo detective, el cual se activa con el botón L y que nos permite inspeccionar todo el escenario haciendo uso del sensor de movimiento del mando. Sorprende en gran forma como se traslada la acción a la pantalla del mando de Wii U, desde la cual obtendremos información detallada de las pistas que encontremos.

Una vez llegamos al final del rastro de sangre comenzaron una serie de pruebas en las que tuvimos que utilizar los diferentes gadgets de Batman, como el gel explosivo o los batarangs. El primero de ellos nos permite por primera vez poner varios explosivos por diferentes zonas y detonarlos en el orden que queramos a través de la pantalla táctil del mando, la cual hará en esta ocasión de radar. Esto añade grandes opciones estratégicas al juego, ya que podemos preparar diferentes trampas inimaginales en entregas anteriores.

Por otro lado, al lanzar el batarang teledirigido podremos controlarlo a través de los giroscopios del mando o de forma tradicional con los pads. El reto que nos pusieron los chicos de Warner Bros fue el de activar el botón de una puerta cerrada haciendo uso de él, por lo que intentamos hacerlo mediante el control de movimientos unas tres o cuatro veces hasta que conseguimos superar la prueba. Hay que decir que a pesar de que el representante de la Warner nos indicó que esa opción estaba todavía por perfeccionar, su uso era bastante divertido y preciso, aunque hemos de admitir que su implementación era un tanto sensible y costaba hacerse con el su control.

En cuanto a la parte gráfica, Batman Arkham City: Armoured Edition luce igual que en las versiones de PlayStation 3 e Xbox 360, siendo la experiencia de juego tremendamente fluida y sin haber experimentado tediosas ralentizaciones en ningún momento. Si os quedasteis con ganas de disfrutar de la segunda parte de Arkham Assylum  y tenéis pensado haceros con una Wii U estas navidades, el título de Rocksteady es de compra obligada.