Hoy nos ha llamado mucho la atención un pensamiento que el propietario de J-List, una tienda de importación de productos japoneses, escribía en un blog. El autor comenta sobre las diferentes formas de aprender un idioma siento autodidacta, o sea, yo me lo guiso yo me lo como (como diría la encantadora Doña Mois de Keroro Gunsô).

Muchísima gente intenta aprender un idioma por sus propios medios, por muchas y variadas razones, y cada uno aplica una serie de disciplinas personalizadas, adaptadas a sus recursos y su tiempo. Algunas de las más comunes (entre los jugones y seguidores del manganime) suelen ser: ver las series o las películas en el idioma que se quiere aprender sin subtítulos, leer los mangas antes de ser traducidos al español (muchos no lo llegan a ser nunca), traducir las canciones que más escuchamos,… pero algo que solemos hacer mucho en nuestro mundillo es jugar a los juegos, ya bien en ingles o para los más osados en japonés, algo que sin duda nos hace aprender a marchas forzadas en muchas ocasiones.

Para ayudar a aquellos que estén en esta situación, o para dar el empujón a quien se lo esté pensando, os dejamos un pequeño «esquema» a ver si resulta de ayuda.

Fuente: J-List Blog