Sony ha patentado un sistema de minijuegos que se convierten en anuncios, según unos documentos aparecidos en el registro de patentes de Estados Unidos.

Mediante este sistema, que se podría aplicar en servicios tan populares como Facebook, YouTube o Netflix, aparecerían algunos elementos publicitarios con los que se podría interactuar como si fueran un videojuego (por ejemplo, conduciendo un coche). Esta característica funcionaría accediendo desde dispositivos PlayStation, smartphones y ordenadores.

Esta patente se suma a otra que Sony registró unos meses atrás, también relacionada con videojuegos. Sin embargo, aquella fue duramente criticada en la red, pues consistía en un sistema que pausaba la partida durante el juego para mostrar anuncios.

Como en el caso de cualquier otra patente, que se haya registrado no implica que vaya a entrar en funcionamiento. Pero si lo hiciera en algún momento, sería la compañía japonesa la que se llevaría un buen dinero gracias a haber patentado esta interesante idea. Con lo mal que anda Sony a nivel financiero, no le vendría nada mal…

Fuente: Game’N’Motion