Square Enix ha presentado hoy los resultados correspondientes al primer trimestre del año fiscal (recordemos que en Japón, el año fiscal empieza el 1 de abril) y los números han sido bastante pobres. 

La compañía nipona en su conjunto ha tenido pérdidas por valor de 2.077 millones de yenes, adoleciendo unas pobres ventas de juegos para consolas. En el trimestre que incluye abril, mayo y junio de 2012, la facturación total ha sido de 24.914 millones de yenes (casi 400 millones más que el año pasado). Y sin embargo, las pérdidas operativas han sido de 1.163 millones de yenes (mientras que en el mismo periodo de 2011 ganaron 2.178 millones).

En concreto, el negocio digital de la compañía (donde se incluyen los datos de videojuegos), ha registrado un volumen de ventas de 11.336 millones de yenes, un 3,9% menos que el año pasado, generando unas pérdidas de 111 millones de yenes (el año pasado ganó 2.834 millones en este primer trimestre).

¿Qué le ha pasado a Square? Pues aunque las ventas de Dragon Quest Monsters Terry’s Wonderland 3D para 3DS han sido buenas, el resto de títulos para consolas no han funcionado como se esperaba. Los pocos que han tenido números decentes han sido Final Fantasy Brigade para Mobage (plataforma de juegos para móviles) y Sengoku IXA para navegadores web.

Así pues, Square Enix no ha empezado bien el año fiscal y aunque el año pasado lo cerró ganando 690 millones de de yenes netos, éste lo empiezan con un agujero que tendrán que compensar. Yo me permito una licencia y les doy un consejo, por si quieren facturar mucho: Final Fantasy Versus XIII ya.

Fuente: Square Enix (Nota de Prensa | Resultados)

Vía: Andriasang