Dark Souls es un juego con el que muchos de nosotros mantenemos una extraña relación de amor-odio debido a su infame dificultad, pero eso no quita que reconozcamos que estamos ante un título único y que enfrentarnos a esos desafíos imposibles son parte del encanto del título.

Por eso mismo nos han sorprendido las recientes declaraciones de Hidetaka Miyazaki, responsable máximo del juego. El japonés ha expresado su descontento ya que la alta dificultad del juego puede haber provocado que mucha gente no lo haya querido jugar, así que ahora están planteando introducir un “modo fácil” para que nuestras hazañas en Lordran sean menos mortales.

“Personalmente quiero que mis juegos sean descritos como satisfactorios en vez de difíciles. De hecho, apunto en dar a los jugadores el sentimiento de superación y satisfacción a través de la dificultad. Pero la realidad es que Dark Souls es difícil y mucha gente puede dudar a la hora de jugarlo. Este hecho me entristece y estoy pensando en que debería preparar otra dificultad para que todo el mundo pueda completarlo o enviar cuidadosamente a todos los jugadores los mensajes que hay detrás de nuestros juegos difíciles. Aunque, supongo que los jugadores no prefieren los juegos fáciles. Lo que ellos quieren son juegos interesantes y que merezca la pena jugar, así que creo que es natural que los obstáculos que no atribuyan algo interesante o elementos que merezcan la pena serán eliminados al final. Si el número de juegos fáciles está incrementándose hoy en día, supongo que es porque la dificultad no está ligada a lo interesante y a los elementos de juegos que merecen la pena para muchos jugadores”, indicó Miyazaki.

Las declaraciones que acabáis de leer contrastan enormemente con las dichas hasta el momento, en las que el mismo Miyazaki comentaba que rebajar la dificultad del juego le haría perder su esencia. Y a vosotros, ¿os gustaría que Dark Souls recibiera un “modo fácil”?