Lo que venía siendo un secreto a voces ha sido confirmado hoy. BioWare está trabajando en la tercera entrega de Dragon Age que llevará el sobrenombre de Inquisition y en el cual está trabajando un conjunto de desarrolladores tanto nuevos como veteranos del primer título.

BioWare ha confirmado que el juego saldrá a finales del año que viene además de que están trabajando para que el motor Frostbite 2 ofrezca un mundo mayor, mejores efectos y más reacciones a las decisiones de los jugadores.