Este manganálisis se sustenta en una premisa: cuando una puerta se cierra, se abre una ventana. La semana pasada, la noticia de que EDT –filial española de la francesa Glénat que decidió escindirse de la matriz- perdía las licencias de todas las obras de la editorial Shūeisha conmocionaba a los fans españoles de las obras de la editorial –tales como Los Caballeros del Zodiaco, Naruto, Bleach, Rurouni Kenshin, Fusighi Yugi o Cardcaptor Sakura, entre otros títulos-. No obstante, dicha noticia ha conllevado una acción beneficiosa para los otakus: con la intención de deshacerse del stock de mangas de Shūeisha en el tiempo acordado por la editorial japonesa, EDT ha sacado a la venta jugosos packs de obras míticas que cuentan con fans en todo el mundo. Y lo ha hecho a unos precios inmejorables en época de crisis. Por ello, en este manganálisis queremos centrar nuestra atención en una de esas obras que se puede adquirir a precio reducido en cualquier librería especializada y cuyo futuro, tristemente, es la desaparición del mercado (ya que ninguna editorial se ha interesado en adquirir sus derechos de publicación). Esta serie es Shaman King, de Hiroyuki Takei.

HISTORIA

La trama empieza la noche en que un joven estudiante de secundaria, Manta Oyama, decide tomar un atajo para volver a casa y acaba, accidentalmente, en el cementerio local donde observa a un misterioso muchacho que está mirando las estrellas. Este chico se llama Yoh Asakura y, al ver a Manta, le invita amablemente a unirse a él y sus “amigos”, los fantasmas del cementerio. Asustado, Manta huye despavorido sin mirar atrás.

Pasados los días, Yoh ingresa en el mismo instituto de Manta y le revela que es un “Shaman”, personas que tienen un vínculo entre el mundo de los vivos y los muertos. La misión de Yoh es encontrar un espíritu que le acompañe durante su preparación para el “Torneo de los Shamanes” que tendrá lugar en Tokio. Este evento tiene lugar cada 500 años donde el ganador tiene el privilegio de convertirse en el Rey Shaman, aquel que puede hacer contacto con los llamados “Grandes Espíritus” (controlan y velan por el futuro del mundo).

Pero no todo será coser y cantar para Yoh y su amigo Manta, puesto que aparece en escena Hao Asakura, quien tiene un lazo en común con Yoh y cuyo objetivo es exterminar a la humanidad y crear una utopía de Shamanes.

Shaman King apareció en 1998 de la mano del mangaka Hiroyuki Takei, siendo publicado en la revista Shūkan Shōnen Jump, propiedad de la editorial Shūeisha. Tras 32 volúmenes recopilatorios, en los que la trama no hace más que dar giros vertiginosos llenos de aventura y acción, la obra finalizó su publicación en 2004.

En marzo de 2008 se realizó una reedición del manga que finalizó en otoño de 2009. Se publicó en un nuevo formato Kanzenban con portadas nuevas a color, ilustraciones inéditas de Hiroyuki Takei y varias viñetas redibujadas. En total, se recopiló en 27 tomos más un fanbook llamado Shaman King Mentalite donde se incluyen los one-shots Funbari no uta, Relax y Mappa Douji. Aunque el punto fuerte de este volumen es que incluye el verdadero final de la serie que no se pudo añadir en un principio por las prisas de la editorial por terminar la obra.

Años más tarde, en noviembre de 2011, Shaman King volvió a estar de actualidad con la publicación de otra reedición del manga llamada Shaman King Remix, disponible sólo en Japón e incluye nuevos capítulos o Remix Tracks. En noviembre de ese mismo año, en la revista Jump Kai de Shūeisha, se publicó la que se conoce como “Historia Cero”. En las 44 páginas de las que se compone este capítulo especial, algunas a color, se muestra la historia jamás contada de Yoh Asakura.

Meses después de este capítulo especial se anunció la llegada de la secuela de la obra, Shaman King Flowers. Esta segunda parte comenzó su publicación en la revista Shonen Jump en abril de este año 2012. La trama tiene lugar trece años después del final de la primera temporada y su protagonista es, ni más ni menos, que el hijo de Yoh, Hana Asakura.

En el caso de España, la antigua filial española de Glénat, ahora conocida como Editores de Tebeos (EDT), adquirió los derechos de publicación del manga. Cada tomo se publicó a un precio unitario de 7,5 euros, comenzando en mayo de 2005 y finalizando en junio de 2008. Sin embargo, la ruptura de la relación entre EDT y la editorial Shūeisha ha obligado a la editorial española a eliminar su stock de productos pertenecientes a la compañía japonesa. Por ello, actualmente, es posible conseguir un pack, de unidades limitadas, en el que se recogen los primeros 10 tomos a un inmejorable precio: 10 euros.

ANIME

Tras las buenas ventas del manga, no tardó en aparecer una adaptación animada. Dirigido por Seiji Mizushima y producido por los estudios XBEBEC, el anime de Shaman King hizo su aparición en las televisiones japonesas, más concretamente en el canal TV Tokyo, el 4 de julio de 2001. Tras un total de 64 episodios, la serie finalizó el 25 de septiembre de 2002.

El principal problema que tuvo el anime fue que se iba realizando al mismo tiempo que el manga, por lo que algunas tramas no son iguales a la versión original. Esta adaptación comienza a desligarse del manga a partir del inicio del “Torneo de los Shamanes”, por lo que el final del anime no es el mismo que el final del manga, lo que no fue del agrado de los fans de Yoh Asakura.

Pese al pequeño problema de la fidelidad al manga, se realizaron diversos episodios especiales de este anime. En total, se emitieron cinco: Yumi no katachi, Yujo no katachi, Ai no katachi, Kanashimi no katachi y Sake no katachi (este último dedicado al enemigo de Yoh, Hao Asakura). Además, Shaman King cuenta con una OVA dividida en cinco capítulos breves con una duración de 13 minutos cada uno. Estos son: Las Canciones de Funbari, El Festival secreto del Tejedor, Poesía Funbari “3000 km”, Poesía Funbari “Roku Jizou Night” y Poesía Funbari “2000”.

En nuestro país, Shaman King ha sido emitido por el canal privado Telecinco y por la autonómica Castilla-La Mancha TV. Actualmente no se puede encontrar en ningún salón o tienda especializada.

CONCLUSIÓN

Shaman King puede parecer una serie más del montón, pero es todo lo contrario. Tiene personalidad propia y eso se nota. Trepidantes peleas, momentos divertidos e hilarantes, además de contar con una estupenda banda sonora, en el caso del anime. El único “pero” que se le puede poner es que en este pack estén los primeros tomos y no se sepa qué va a pasar con el resto de volúmenes porque, una vez que empiezas a leer esta obra no puedes dejarlo hasta saber si Yoh consigue convertirse en aquello que más ansía.