Al igual que en otros ámbitos, existen obras manganime desconocidas para la gran mayoría de los otakus y que, sin embargo, esconden una gran historia entre sus páginas. Ficciones que han llegado a diversos rincones del mundo donde se aprecian y son seguidas por numerosos aficionados. Este es el caso de Suzuka, la deportiva serie que trataremos en este manganálisis.

Historia

Yamato Akitsuki es un joven que vive en la zona rural de la prefectura de Hiroshima y que decide viajar hasta Tokyo antes del inicio del curso escolar. En la gran ciudad se instala en el hostal que regentan su tía Ayano y su prima Miho donde, curiosamente, vive una joven llamada Suzuka Asahina. Sin embargo, antes de que Yamato descubra que Suzuka es su vecina, ya la había visto en su futuro instituto, donde Suzuka se prepara para ser una profesional del salto de altura. Poco a poco, y gracias a la cercanía de sus residencias, los dos jóvenes se irán conociendo, provocando que Akitsuki, quien es tremendamente ingenuo a la par que servicial, acabará enamorándose de la atlética Asahina.

No obstante, su posible relación se verá obstaculizada por el propio futuro de la chica, ya que la presión del deporte y de los patrocinadores es demasiado fuerte como para que una adolescente pueda sobrellevarla sin consecuencias. ¿Estará Akitsuki preparado para dejar de lado sus sentimientos por el porvenir de la chica a la que ama?

Suzuka apareció por primera vez en la Weekly Shōnen Magazine -propiedad de la editorial Kodansha– en marzo de 2004 de la mano de Kōji Seo. La obra continuó siendo publicada hasta que terminó en septiembre de 2007, momento en el que la editorial decidió sacarla a la venta en 18 tomos recopilatorios.

En España, ninguna editorial se ha mostrado interesada por adquirir los derechos de publicación de esta historia. Pese a esto, algunos fans mantienen la esperanza de que finalmente se edite en la península dado que la temática y el género coinciden con los criterios de selección de algunas editoriales nacionales.

Anime

En una apuesta arriesgada ante la novedad de la trama, el Studio Comet se atrevió a llevar la historia de Suzuka al anime. Para ello contó con el director Hiroshi Fukutomi, quien consiguió plasmar la historia sin muchos cambios y con la base de la trama intacta. La serie animada comenzó a emitirse el 6 de julio de 2005 en TV Tokyo. Tras 26 capítulos, el anime llegaba a su fin el 28 de diciembre de ese mismo año.

Desafortunadamente, tampoco alguna distribuidora y/o productora española se ha mostrado interesada en adquirir este anime que sí ha sido doblado y emitido en países de Norteamérica y Latinoamérica.

Conclusión

Suzuka es diferente. Puede sonar como un tópico –ya que cada obra es especial y tiene su encanto-, pero en este caso se cumple con creces. La mezcla que el mangaka Seo hace del drama, la comedia, el romance –tan típico en este tipo de series- y el deporte es tan meticulosa que al lector –y espectador- le cuesta diferenciar cuándo acaba un género y comienza otro. Una serie desconocida que esconde una calidad que sorprenderá a quien se atreva a darle una oportunidad.