Parados españoles y trabajadores sobrexplotados, ni Rajoy, ni ZP, ni ningún otro español con poder tiene la solución a vuestros problemas, la solución viene de un currante japones llamado Kuroki Miyabi, que igual que la mitad de españoles, estaba sin trabajo y necesitaba mantener una familia.

El señor Miyabi, de 43 años de edad se cansó un día de no tener empleo y falsificó su currículum, robando la personalidad y méritos de un médico que encontró a través de la red. Desde la agencia de empleo fue enviado a un hospital de Tokio, para ser finalmente admitido. Y así transcurrieron 2 años, y tras 2300 pacientes y más de 2.26 millones de yenes (unos 33.750 dólares) la estafa fue descubierta al fin por una escuela de médica donde supuestamente había impartido clases, que sospechó del señor Miyabi y dio la voz de alarma.

El propio Kuroki Miyabi admitió los hechos al ser arrestado, justificando que solo quería mantener y alimentar a su familia.

 

 

Fuente: Tsundere Nation