Pensaba que adquirir una Nintendo 3DS edición Pikachu iba a ser de las ediciones más difíciles de conseguir en Japón, pero por lo que veo estaba totalmente equivocado. 

Y es que ha sido Charizard, otro de los pokémons, el que le ha quitado el galardón al famoso ratón eléctrico, protagonizando una consola de edición negra cuya reserva se decidirá a través de una lotería realizada del 3 al 26 de noviembre en Japón. Los ganadores de la rifa podrán comprar la consola entre el 15 de diciembre y el 14 de febrero por 18.900 yenes, un precio que seguro llegará a duplicar como mínimo en las reventas. 

Fuente: Siliconera