Por si queda alguien en toda España que aún no se haya hecho eco de la noticia, el pasado 1 de noviembre abrió sus puertas, por primera vez en su historia en el palacio número 2 de La Fira de Montjuic , el XVIII Edición del Salón del Manga de Barcelona organizado por Ficomic.

Durante 4 días, hasta el pasado domingo 4 de noviembre cuando el Salón cerró sus puertas, más de 112.000 personas pasaron por las instalaciones, un éxito sin precedentes que casi dobla los 65.000 visitantes de su pasada edición, la última celebrada en su antigua sede en La Farga de Hospitalet y hasta este año la más multitudinaria.

 

Gran cambio

Nuestra más sincera felicitación a Ficomic, a sus integrantes y a todo aquél que ha luchado para que el Salón del Manga se trasladase a un recinto más adaptado para grandes ferias y congresos como es La Fira de Barcelona. No solo se ha logrado dar una mayor notoriedad y calidad al acto con este cambio, sino que la seguridad se ha visto ampliamente mejorada, un tema que comenzaba a ser fuente de preocupación debido a la gran cantidad de gente que asistía. Mejoras tan notables en este aspecto como el espacio entre los pasillos de expositores, mucho más amplio y que permitía que el público pudiera pasear sin dificultades ni grandes aglomeraciones (incluso en las zonas de más afluencia) o un mayor control y organización en las largas e inevitablemente colas que se producen a la entrada del recinto.

 

Con el estreno de esta nueva sede también se pudieron crear por primera vez espacios únicos hasta la fecha y mejorar los que ya de por si eran populares en el salón. La creación de la zona culinaria ha sido todo un acierto y un gran éxito, donde diferentes restaurantes y negocios de toda España llenaron las insaciables bocas de los aficionados al manga, que demostraron ser a la vez, grandes degustadores de comida japonesa. Otra gran mejora fue el nuevo escenario, situado al extremo opuesto de la zona culinaria. Un espacio amplísimo que cumplió todas las expectativas y cupos, alojando en su interior a todo aquél que se aproximaba para asistir como público o simplemente echar un ojo sin colas ni esperas.

 

Concursos

Los grandes concursos del Salón del Manga: Cosplay Summit, Cosplay y Karaoke, abarrotaron la zona del escenario, haciendo vibrar a todo el público asistente y emocionándose a la vez que se anunciaban cada uno de los ganadores.

Los ganadores de los concursos quedaron de la siguiente forma:

Concurso de Cosplay:

  • Clasificación para el European Cosplay Gathering de París 2013: MIDORI
  • Mejor Coreografía Suplente para el European Cosplay Gathering de Paris 2013: WILBUR
  • Clasificación para la final del EuroCosplay de Londres: RUKI
  • Mejor Actuación Individual Suplente del EuroCosplay de Londres: BERENIÇE
Categoría Grupal:
  • Clasificación para el European Cosplay Gathering de París 2013: SHAYKOW Y HERMIONE 
  • Mejor Coreografía Suplentes: ONE PIECE

Concurso Cosplay Submmit:

  •  Yurai y Nairda – The Legend of Zelda: Twilight Princess
  • Madoka y CrispyChicken – Final Fantasy VI
  • 3º Silvia y Momoko – One Piece

 

Pero estos no fueron los únicos concursos celebrados durante el pasado Salón del Manga, ya que en el escenario del showroom, que en esta ocasión se montó en un extremo del segundo pabellón y disponía de una zona mucho más accesible y abierta que en ediciones anteriores, casi continuamente se celebraban concursos, exhibiciones y actividades para todo aquel que quisiera pasar un buen rato. Esta nueva ubicación permitió una mayor difusión de las actividades que la la Federació Otaku de Catalunya (FOC), organizadora de la zona showroom, creó para la diversión de todos los asistentes. Con colaboración Clan Geshiken, Casa Asia, Asian Club, Han-A y F.Angels se montaron actividades como el Instant Cosplay, el Trivial Otaku o la Ginkana Clamp entre muchas otras.

 

 

Exposiciones

Este año, cuatro grandes exposiciones decoraban el recinto del Salón del Manga. Dos de ellas sorprendían a los visitantes nada más entrar al recinto, pudiendo ver a mano izquierda la primera de ellas, que consistía en dos enormes vitrinas de más de 2 metros de altura con imponentes trajes de cosplay nacionales e internacionales en su interior pertenecientes a la exposición Fashion Cosplay. Sin duda unos trajes espectaculares todos ellos, pero el que consiguió conquistar nuestro corazoncito especialmente fue el de Bayonneta que podéis ver en la siguiente imagen.

Justo enfrente, un Son Goku en versión Super Saiyan nos daba la bienvenida en a la exposición Dragon Ball, un paseo por la historia de la serie, no solo con las publicaciones españoles, sino también las originales japonesas, que disponían de bocetos, láminas y originales figuras de colección.

La exposición La comida en el Manga estaba situada pared con pared con el área de restauración japonesa y en ella se podían ver referencias en el mundo del manga a diferentes platos y recetas japonesas. En otra sección de la misma exposición había una relación y explicación de cómo algunos personajes estaban ligados a la gastronomía japonesa tan estrechamente que no se podía separar ambas nociones, como en el caso de Doraemon y los dorayakis, Ukyo (Ranma 1/2) y los Okonomiyakis o los bentos ampliamente populares de Keroro Gunsô en Japón.

 


Los expositores

Una vez más el recinto se llenó con tiendas de toda España e incluso de fuera de nuestras fronteras, con el afán de enseñar su más preciada mercancía, tener unas buenas ventas y un poco más de reconocimiento. No obstante hemos podido observar con el paso de los años unas variaciones generales en el material que estas ofrecen. Primeramente, muchos de los productos expuestos están tapados por un plástico transparente, para evitar robos y posibles desperfectos. Esta es una tendencia que se ha ido imponiendo en los eventos con el paso de los años, ya que antes no era así, quien tenía vitrina de exposición bien y quien no también. Es una pena que hayamos propiciado este tipo de práctica (y no echo la culpa ni a los dueños de la tienda, que protegen su inversión de la mejor forma que pueden, ni a la gran mayoría de los aficionados y coleccionistas que saben perfectamente el precio y el mimo con que se tienen que tratar este tipo de artículos). Otra de las tendencias que nos llamó la atención es la monotemática del merchadising, donde aproximadamente un 70% está orientado a las 2 ó 3 series más conocidas, dejando poco margen para adquirir artículos del resto y facilitando la venta de modelos no oficiales para propiciar la variedad de artículos, puesto que es una forma económica para todos de tener más variedad en una serie de la cual existen una limitada oferta.

 

Ninguna de las grandes editoriales faltó a la cita, así como las distribuidoras de anime en español. Todas ellas ayudaron a hacer el salón un lugar más dinámico y entretenido aportando sesiones de firmas con famosos dibujantes, espectáculos, conferencias y hasta concursos y karaokes en escenarios propios, como el caso del que montó en su stand Selecta Visión con la colaboración de la Asociación Juvenil Brigada SOS o la visita de Hiro Mashima que organizó Norma Comics junto con Ficomic, que fue uno de los ejes centrales del Salón.

 


Pero no solo de grandes compañías está hecho el salón, entre los diferentes stands comerciales podíamos encontrar tiendas de manga y anime como Chunichi comics o la Librería Continuará, distribuidores que por unos días vendían sin intermediarios directos al público como SD Distribuciones, o webs de venta online como CosplayOriginal. Entre los stands no comerciales, fundaciones y asociaciones de temática que giraba en torno a la cultura japonesa, como Descubrir Japón, el consulado Japonés en Barcelona o Casa Asia, también hacían acto de presencia. Entre todos los expositores fueron aportando cada uno de ellos, sean grandes o pequeños, su granito de arena a este gran evento, creando finalmente una gran pirámide donde perderse durante todo el puente de noviembre.

 

 

¿Repetimos?

Podemos afirmar que en esta XVIII edición el Salón del Manga se ha hecho un 1 UP, dando así un paso adelante, o mejor una zancada, por su lucha en posicionarse entre la lista de imprescindibles a nivel europeo. Esta pasada edición del XVIII del Salón del Manga de Barcelona ha sido para muchos el reencuentro con el evento, pues mucha gente había dejado de asistir por las excesivas colas y la agobiante acumulación de visitantes. Un reencuentro que sin duda se repetirá en la próxima edición, que promete ser aún más espectacular, pues no nos cabe la menor duda que después de la primera toma de contacto con el recinto, tanto Ficomic como las empresas colaboradoras, han tenido la oportunidad de probarse y tener nuevas y brillantes ideas para la próxima edición.

 

{youtube}5I7-ZCi42Us|560|430{/youtube}