Karl Stewart, director de Crystal Dynamics, ha desvelado recientemente nuevos detalles sobre el esperado reinicio de Tomb Raider, entre los que se encuentran su duración y otros referidos a la jugabilidad.

Según Stewart, la nueva aventura de Lara nos durará entre 12 y 15 horas, según lo mucho que nos detengamos a escudriñar los escenarios. Además, contará con múltiples guiños a la primera entrega, por lo que espera que nos pateemos los escenarios a conciencia.

Respecto a las habilidades de Lara, se ha dicho algo que ha dejado desconcertado a más de uno: nuestra arqueóloga favorita no podrá nadar en el juego salvo en las escenas de vídeo y en momentos muy puntuales.

Por último, otra de las cosas que más han chocado respecto a las entregas anteriores de la saga, es que aquí contaremos con salud regenerativa, siguiendo la tendencia imperante en la gran mayoría de títulos actuales.

¿Qué os parecen estos nuevos datos acerca del esperado regreso de Miss Croft?