No es noticia que cada vez más japoneses están en desacuerdo con la energía nuclear, sobre todo desde la catástrofe de Fukushima. Por ese motivo, el gato cósmico más icónico del país nipón se ha renovado y ha dejado atrás este tipo de energía como fuente de alimentación. Y es que sí: Doraemon funcionaba con energía nuclear.

Ahora, Doraemon generará su energía del mismo modo que hacemos los seres humanos: a través de los alimentos. Así lo ha publicado recientemente la enciclopedia oficial de Doraemon en Japón, que ha eliminado cualquier rastro de la palabra nuclear en su descripción.

Desconocemos la cantidad necesaria de alimentos que se necesitan para poder mover un robot con semejante cabezón, aunque nos da que de ahora en adelante pocos dorayakis le van a quedar para el pobre Nobita.

Fuente: Kotaku