Si hace dos días os informábamos de que en algunas copias de Call of Duty: Black Ops II para PC se había infiltrado el comandante Shepard, hoy toca hablaros de los problemas que está experimentando la versión para la sobremesa de Sony.

Para empezar, los problemas de conectividad están siendo enormes, teniendo lugar una cantidad ingente de cuelgues. Esto no debería sorprendernos demasiado teniendo en cuenta a la cantidad de gente que congrega año tras año Call of Duty.

Sin embargo hay algo mucho más grave que esto, y es que numerosos usuarios no pueden acceder a los mapas Nuketown 2025 y Nuketown Zombies. El motivo: se han puesto a la venta juegos con códigos duplicados. Así lo ha desvelado Sony tras realizar las pesquisas oportunas.