En algún momento de la vida muchas mujeres han deseado tener a su lado a alguien atento, cariñoso, atractivo y apasionado. Y seguro que más de una ha pensado “pero como no existe, toca pagarlo”. Pues bien, hay autoras manga que han tenido exactamente el mismo pensamiento con la salvedad de que, en estos casos, siempre hay una afortunada que consigue al chico guapo y cariñoso. Y precisamente de esta temática trata el manganálisis de esta semana, dedicado a una de las obras de la conocida mangaka de género hentai Mayu Shinjo. Pero no os asustéis antes de tiempo, que esta vez se trata de un manga shonen. Hablamos de El Gigoló Perfecto.

Historia

Kiriya Renjouji es un joven estudiante que vive en Kyushu y tiene una vida apacible junto a su novia del instituto, Miharu. Sin embargo, cuando su madre muere, esta le deja de herencia cuantiosas deudas económicas. Por ello, Kiriya decide marcharse a la gran ciudad, Tokyo, para trabajar. Lo que nadie sabe es que el lugar elegido para comenzar a ganar dinero es un club llamado “Château du amour”, un local situado en uno de los barrios más céntricos de la capital y al que acuden damas de alta clase social que buscan a jóvenes hombres con modales refinados para que las hagan compañía durante un rato. En él, Kiriya llegará a ser el mejor –denominado- gigoló, no sólo deseado y solicitado por las mujeres, sino también respetado y admirado por sus compañeros de profesión en el local. Sin embargo, mantenerse en el primer puesto es muy complicado.

Por eso, la vida de Kiriya da un giro de 180 grados cuando una pequeña de cinco años llamada Miya le asegura ser su hija. Preocupado y tremendamente agobiado, el chico llama a la madre de la pequeña –Ako Tominaga, una antigua clienta-, y le confirma sus temores. Si a todo eso se le suma que Miharu, la novia de Kiriya, llega inesperadamente a Japón para visitar a su amado sin haberle avisado previamente, el estrés emocional al que se verá sometido el protagonista es de niveles mayores.

El Gigoló PerfectoGoshimei Desu! en el original- fue creado por la autora Mayu Shinjo y publicado en 2009 en la revista Jump Square –propiedad de Shueisha-. Esta obra compuesta por tres capítulos fue recopilada a finales de ese mismo año en un único tomo. En el caso de España, la editorial Ivréa se hizo con los derechos de publicación del manga, que salió a la venta en septiembre de 2011.

Apple

Debido a que El Gigoló Perfecto no era suficiente como para completar un volumen entero, se decidió incluir en el tomo una historia autoconclusiva creada por la mangaka. El minirelato elegido fue Apple, que narra la historia de Kiwako Karasu, la hija del jefe de un clan yakuza y de Ringoro Fuji, el hijo de un matrimonio de pasteleros. Pero curiosamente, ninguno de los dos jóvenes está dispuesto a  aceptar su futuro: Kiwako desea ser pastelera en vez de líder de su clan de yakuzas; por su parte, Ringoro ansía fervientemente pertenecer a un clan yakuza y ser un miembro activo del mismo ya que considera que, a pesar de tener dotes culinarias para destacar haciendo postres en la cocina, ese no es un oficio que esté hecho para él. Sin embargo, cuando conoces a la persona que podría convertir tu sueño en realidad sin saberlo, pero opinas que ese individuo es demasiado extraño, todo se puede enredar de una manera románticamente cómica.

Por último, al final del tomo se incluye un test relacionado con El Gigoló Perfecto en el que los lectores masculinos podrán descubrir si son capaces de pasar por hombres de Kuyshu.

Conclusión

Resulta extraño descubrir a Mayu Shinjo creando un manga en el que apenas aparecen cuerpos desnudos ni actos carnales subidos de tono; y, sin embargo, la sorpresa es aún mayor al darte cuenta de que, sin todos esos elementos que la caracterizan y que la han dado la fama de la que goza hoy día, es capaz de crear una gran historia llena de encanto y mucho humor. Las caras de Kiriya a lo largo de la obra, en según qué momentos, son inmejorables: un chico que parece tenerlo todo y ser quien manda y que, de pronto, se ve completamente desarmado al ver a una niña pequeña que asegura ser su hija; o la manera en que se altera (por no decir otra cosa) al ver a una mujer muy cercana para él desnuda.

Por su arte, Apple sigue la lógica hilarante iniciada por Kiriya y compañía. Resulta divertida la manera en que Kiwako, mujer fría y calculadora -tal y como le han enseñado a ser en su clan- se esfuerza por huir de su destino y alcanzar sus propios sueño mientras que Ringoro –su media naranja ideal aunque les cueste verlo-, el típico chico bueno y amable que va de duro por la vida, se complementan tan bien que, debido a sus propios intereses, no se dan cuenta de ello. Una pareja atípica que casa perfectamente.

Sin duda este es uno de los mejores mangas de tomo único de la autora que se pueden encontrar hoy en día en el mercado nacional. El diseño y trazado de las figuras autentifica su autoría. Y si a eso le sumamos la alocada historia que narra en sus páginas, todo convierte a El Gigoló Perfecto (un título muy propio de las obras publicadas por la editorial Ivréa) en una obra imprescindible de tu biblioteca manga. ¡Y que no te corte el hecho de ser chico! En este caso, dado que es un shonen –aunque se percibe la suave tendencia femenina- es perfectamente comprensible que la curiosidad te pique y decidas descubrir qué le da Kiriya a las mujeres para tener tanto éxito entre ellas.