Nintendo Land

El mando de Wii U está lleno de características enfocadas a la jugabilidad. No solo hablamos del famoso juego asimétrico, piedra angular de la consola, sino de los avanzados sensores de movimientos, su cámara, la pantalla táctil de alta definición o su micrófono incorporado.

Para poder conocer sus usos dentro del mundo de los videojuegos, Nintendo ha lanzado al mercado Nintendo Land, un título basado en un parque temático de la compañía de Kioto, que dispone de 12 atracciones que explotan en gran medida las capacidades del Wii U Gamepad.

 

Bienvenido a Nintendo Land

Nintendo Land nos propone una idea bastante simple: disfrutar de un videojuego como si estuviéramos en un parque de atracciones. Para ello, el juego nos sitúa a nosotros y a nuestro Mii en medio de una plaza circular, en la dispondremos de 12 puertas que nos darán acceso a sus correspondientes mini-juegos.

La propuesta es que el jugador disfrute con los juegos y que descubra las características que posee el Wii U Gamepad, sin renunciar a que otros participantes puedan jugar en algunos mini-juegos utilizando el mando de Wii. Es por ello que Nintendo Land se ha dividido en tres grandes grupos: las atracciones competitivas, las atracciones para equipos y las atracciones individuales.

 

 

A través de ellos podremos ir ganando monedas y desbloqueando algunos logros y trofeos, los cuales irán apareciendo cuando cumplamos unos requisitos especiales y cuando consigamos obtener una puntuación determinada.

 

Las atracciones individuales, un arsenal de originales propuestas jugables

Las atracciones individuales son las que están pensadas para que un único jugador participe utilizando el Wii U Gamepad, ya que sus propuestas son tan especiales que no tiene cabida en ellas el mando de Wii. Dentro de este grupo podemos encontrar los siguientes juegos: El carrito de frutas de Yoshi, El baile del pulpo, La pista de obstáculos de Donkey Kong, El castillo ninja de Takamaru, La vertiginosa carrera de Capitán Falcon y En globo sobre la brisa.

El carrito de frutas de Yoshi y En globo sobre la brisa basan toda su jugabilidad en la pantalla táctil, siendo tal vez los mini-juegos más simples y menos adictivos de todo el repertorio, casando mejor ambos en una consola portátil como 3DS. En el primero entra también en juego el juego asimétrico, ya que en la pantalla del televisor se nos mostrará la posición de obstáculos y frutas que Yoshi tiene que comer,  algo que no veremos en la del mando, desde la que tendremos que trazar el camino.  La cosa se irá complicando conforme vayamos avanzando en las pantallas, teniendo que seguir un orden al comer la fruta o con objetivos y obstáculos móviles.

Por su parte, En globo sobre la brisa nuestro Mii encarnará al protagonista de Ballon Trip, teniendo que sortear un camino plagado de minas y enemigos haciendo uso de la pantalla táctil para indicar la dirección en la que sople el viento.

 

 

Otro tipo de jugabilidad la veremos en El castillo ninja de Takamaru y en La vertiginosa carrera de Capitán Falcon, pruebas en las que tendremos que coger el Wii U controller de lado y que se basarán en la precisión de los giroscopios, los cuales funcionan a las mil maravillas en ambas pruebas.

En El castillo ninja de Takamaru tendremos que lanzar shurikens a los ninjas que vayan saliendo a nuestro paso, siendo un título interactivo sobre railes. Sorprende muchísimo la precisión al apuntar hacia la pantalla sin la necesidad de una barra sensora, y es que el sensor geomagnético del mando hace y mejora las funciones de esta, evitando imprecisiones y perdidas de señal infrarroja.

Por otro lado, en La vertiginosa carrera de Capitán Falcon tendremos que conducir nuestra nave por los míticos circuitos de F-Zero, haciendo tan solo uso de los giroscopios para mover la nave. En la pantalla del televisor tendremos una vista clásica de la carrera, mientras que la que tendremos en el mando será mucho más detallada. El éxito radica en combinar ambas visibilidades en momentos puntuales, además de ser un poco duchos de reflejos.

 

 

El baile del pulpo nos presenta un juego de ritmo en el que tendremos que seguir los pasos de un instructor con apariencia de buzo situado a mano derecha de la pantalla. Este juego no utiliza ninguna característica novedosa del mando, ya que en él tan solo se usan los dos sticks de control para emular los movimientos de los brazos de nuestro Mii. A pesar de parecer un tanto soso, la verdad es que el juego es complicado y tremendamente adictivo, por lo que no nos extrañemos si nos picamos partida tras partida para superar nuestro récord.

Pero si hablamos de mini-juego adictivo para un jugador, sin lugar a dudas el premio gordo se lo lleva La pista de obstáculos de Donkey Kong, un circuito que emula el juego clásicos de Donkey Kong y Jump Man, en el que tendremos que guiar a través de los mandos y de los controles de movimiento a un pequeño vehículo hasta la meta.  Que no os engañe la descripción, ya que el juego es tremendamente complicado, divertido y desafiante. Y es que si nos pasamos de fuerza al mover el mando o no coordinamos bien los movimientos, veremos como nuestro pequeño y frágil vehículo explota en pedazos por nuestra negligencia.

Cerrando ya este apartado del análisis, tenemos que indicar que la gran mayoría de mini-juegos son divertidos y desafiantes para mejorar nuestra puntuación, aunque también es cierto que en muchos de ellos se echa en falta algo más de duración o algún que otro modo de juego más para hacer más duradera la experiencia.

 

Las atracciones competitivas, la verdadera esencia del juego asimétrico

Nintendo ha vendido hasta la saciedad el juego asimétrico como la joya de la corona del multijugador de Wii U, y para demostrar que realmente es algo impactante y novedoso, ha creado para Nintendo Land los juegos Mario a la fuga, La mansión fantasma de Luigi y Animal Crossing: Endulzando el día, títulos que serán el alma de la fiesta cuando juguemos con hasta 4 amigos más.

En Mario a la fuga, el jugador que tenga el Wii U Gamepad tendrá que escapar durante dos minutos del resto de jugadores, los cuales utilizarán un mando de Wii para moverse. Estos tan solo verán una pequeña parte del escenario desde el televisor, mientras que el jugador que tenga el Wii U Gamepad dispondrá de una visión completa de todo el escenario, por lo que podrá ver y prevenir el ataque de sus perseguidores. En este juego, la comunicación entre jugadores será esencial, ya que cuando uno de ellos localice al perseguido tendrá que indicarle al resto la zona en la que está para intentar acorralarlo y capturarlo.  Mario a la fuga contará con 3 niveles de juego diferentes con sus propias peculiaridades en el escenario, un número que se nos hará un tanto escaso cuando llevemos unas cuantas partidas seguidas.

 

 

Por su parte, La mansión fantasma de Luigi situará a los 4 jugadores que utilicen el mando de Wii como unos cazafantasmas, los cuales tendrán una linterna para poder atrapar al fantasma. A este lo encarnará el jugador que utilice el Wii U Gamepad, teniendo una vista total de sus perseguidores en la pantalla del mando, mientras que será invisible en la imagen que se mostrará en el televisor para los otros jugadores.

La mansión fantasma de Luigi es sin duda el juego más divertido de los tres que protagonizan este grupo de mini-juegos, aunque del mismo modo que Mario a la fuga, tan solo dispone de 3 niveles jugables que se terminan haciendo un tanto escasos.

Para finalizar, Animal Crossing: Endulzando el día será un juego de cooperación, en el que los jugadores que utilicen el mando de Wii tendrán que conseguir comer un número determinado de caramelos sin que el jugador que lleve el Wii U Gamepad los atrape 3 veces. Este último tendrá una ardua tarea, ya que tendrá que manejar de forma simultánea con los dos sticks a dos personajes, algo que sin duda originará un divertido quebradero de cabeza al jugador en las primeras partidas. Por desgracia, Animal Crossing: Endulzando el día tan solo dispone de dos niveles jugables, por lo que se queda tremendamente corto.

Así pues, las atracciones cooperativas nos han parecido de lo mejor del juego para disfrutar con hasta 4 amigos más, siendo los tres juegos una maravillas para el entretenimiento jugador y sin lugar a dudas el Caballo de Troya del juego asimétrico. Lo peor de este grupo son los escasos modos de juego que posee, hecho que nos hará cambiar de mini-juego por sentirnos hastiados por la monotonía.

 

Atracciones para equipos, el grupo más mimado de Nintendo Land

Si hay un grupo de mini-juegos en Nintendo Land que están cuidados y mimados, este es sin lugar a dudas el de atracciones para equipos, el cual engloba a los títulos The Legend of Zelda: A las armas, La aventura de los Pikmin y Combate Metroid.

En primer lugar, The Legend of Zelda: A las armas nos llevará a un mundo de Hyrule hecho de lana y de muñecos de trapo, todos ellos caracterizados como enemigos típicos de la saga Zelda.

Pudiendo disfrutar hasta 4 jugadores simultáneos, uno con el Wii U Gamepad y los otros tres con el mando de Wii con Wii Motion Plus, los participantes tendrán que llegar sanos y salvos en un recorrido sobre railes hasta el final de la fase, donde conseguirán la anhelada trifuerza. Para ello, el jugador que utilice el Wii U Gamepad dispondrá de un arco con el que atacar a los enemigos, mientras los otros jugadores se enfrentarán a ellos a golpe de espada maestra.

The Legend of Zelda: A las armas dispondrá también de un modo para un jugador que medirá nuestra puntería con el arco, y que nos retará a superar pruebas en el menos tiempo posible, pudiendo conseguir diferentes medallas según nuestra pericia. Nos ha gustado mucho este modo de juego a pesar de ser el más simple de los tres que engloban el grupo, ya que poder jugar de dos formas diferentes y la dificultad de superar todos los niveles sin daños hacen de él una prueba muy divertida y recomendable.

 

 

Por otro lado, La aventura de los Pikmin transformará a nuestro Mii en Olimar o en un enorme Pikmin. El jugador que maneje a Olimar jugará lanzando pikmins a los enemigos a través de la pantalla táctil, mientras que los que utilicen el mando de Wii golpearán a los enemigos de forma tradicional con su disfraz de Pikmin.

La aventura de los Pikmin es un título realmente completo, ya que en él tenemos diferentes tipos de ataques que adquirir, posibilidad de subir de nivel, complicados enemigos finales y diferentes tipos de pruebas. Además, el juego permitirá enfrentarnos también de forma competitiva con otro jugador e incluso jugar a todo la aventura nosotros solos, algo que está genial, pero que se disfruta algo menos que haciéndolo con compañeros.

El último de los juegos en este grupo, y sin duda alguna el que más nos ha gustado por su jugabilidad y prestaciones, es Combate Metroid, título que por tan solo jugarlo merece la pena hacerse con una copia de Nintendo Land. En él, el jugador que utilice el Wii U Gamepad llevará a la nave de Samus, mientras que los otros 4 jugadores encarnarán con su Mii a la caza recompensas con su mítico traje. Combate Metroid es un shooter plenamente arcade, el cual nos presentará una gran número de misiones que solventar en el menor tiempo y daño posible, y que posee un control absolutamente magistral, ya sea conduciendo la nave o bien combatiendo desde tierra firme.

 

 

Las diferentes habilidades de Samus, como sus misiles, el rayo enganche o la transformación en mosrfosfera también están disponibles, y tendremos que aprender a combinarlas para tumbar a los diferentes enemigos que nos harán la vida imposible.

Combate Metroid es un juego difícil, adictivo, divertido y desafiante, que además posee varios modos de juego competitivo y cooperativo con los que entretener y picar a los jugadores, haciendo de él la estrella indiscutible de Nintendo Land.

Para nuestro gusto, los mejores mini-juegos de todo Nintendo Land se encuentran en este modo para equipos, ya que son los más trabajados y mimados de todo este pupurri temático nintenderil.

 

Nintendo Land no solo vive de mini-juegos

Como ya os hemos dicho al inicio de este análisis, las atracciones de Nintendo Land están dispersas alrededor de una plaza. En el mismo centro de ella se encuentra la llamada Torre Central, un lugar en el que podremos gastar todas las monedas logradas en un peculiar mini-juego parecido al pachinko japonés. Cada vez que consigamos superar una ronda de dicho mini-juego conseguiremos un regalo, el cual estará visible en medio de la Plaza Central de Nintendo Land, y que desbloqueará diferentes decorados y personajes de las 12 atracciones, nuevas canciones inspiradas en las sagas de Nintendo o el poder de modificar varias partes de la plaza central gracias a diferentes botones. Este añadido, que en principio puede parecer poca cosa, consigue picar al jugador para que consiga más monedas jugando a las atracciones, ya que hemos de reconocer que hay varios de los regalos que son tremendamente espectaculares.

Otro de los puntos interesantes de la Plaza Central de Nintendo Land es que, del mismo modo que la Plaza Wara Wara, recibirá la visita de varios Miis de compañeros o extraños. A través de ellos podremos conocer sus puntuaciones y logros viendo su ficha de jugador, leer su último comentario publicado o bien seguirlos en Miiverse, siendo un complemento curioso para hacer amigos a través de Internet.

 

Conclusiones finales

Nintendo Land nos ha sorprendido en su conjunto, siendo un juego divertido, original, trabajado y que consigue explotar en gran parte las funciones del mando de Wii U.  Las 12 sagas en las que están inspiradas las atracciones están muy bien elegidas, ofreciendo al jugador un nuevo punto de vista de Metroid, Super Mario o Pikmin.

Por otro lado, hemos echado en falta algún modo o nivel más en las atracciones competitivas, mientras que las atracciones individuales son en general demasiado cortas aunque muy rejugables.

En cuanto a la ausencia del modo Online, algo que criticamos con razón en New Super Mario Bros. U, hemos de decir que en Nintendo Land entendemos perfectamente su ausencia, ya que como bien dijo Nintendo, es un juego hecho en gran medida para jugarlo con personas de una misma habitación para incentivar la comunicación, algo que perdería gran parte de su esencia si se desarrollarse con personas que no pueden interactuar entre sí de forma física.

Otra cosa que nos ha gustado mucho del juego es la cantidad de objetos que podemos desbloquear en forma de regalos y la dificultad de algunos logros y trofeos, hecho que ha conseguido motivarnos en gran parte a superar nuestras puntuaciones y que han incrementado más la ya de por sí notable rejugabilidad del título.

Nintendo Land es como un pequeño parque de atracciones virtual en el que nos podremos divertir y entretener a través de nuestro Mii, algo magnífico para conocer las bondades del juego asimétrico disfrutando de las sagas más conocidas de Nintendo.

{youtube}Hkg36oVs6jk|560|315{/youtube}

 

 

A favor:

  • El magnífico trabajo realizado con las atracciones por equipos
  • Las sagas escogidas para representar a Nintendo en el juego
  • La dificultad de obtener algunos logros y la cantidad de premios disponibles
  • El uso del Wii U Gamepad en algunos juegos es sorprendente
  • Su rejugabilidad

 

En contra:

  • Algunos de los mini-juegos individuales son demasiado cortos y simples
  • Las atracciones competitivas necesitan más modos de juego y niveles

 

Nota