Si sois fans de las franquicias de Sony, seguro que habréis jugado a algún que otro Ratchet & Clank. Esta serie de plataformas y disparos en 3ª persona nos ha puesto a los mandos de un alienígena de aspecto felino y un pequeño robot desde hace 10 años en Playstation 2, PSP, Playstation 3 y móviles.

En esos diez años hemos visto un total de doce títulos (junto con el recopilatorio HD de rigor), lo cual ha quemado bastante la saga. Por eso mismo, sus creadores, los chicos de Insomniac Games (responsables de otras sagas consagradas como Spyro the Dragon y Resistance), han decidido dar una vuelta de tuerca a las aventuras de esta peculiar pareja con un título que si bien no es el mejor de la serie, lo cierto es que aporta la suficiente frescura y novedad como para engancharnos durante largos ratos.

En un principio, Ratchet & Clank: QForce iba a ser un título descargable para Playstation 3 y PS Vita, pero Sony decidió cambiar de idea a última hora y llevar a cabo una idea estupenda: ofrecer el juego en formato físico e incluyendo la versión portátil en la propia entrega de sobremesa, algo que han denominado Cross Buy, y que nos ha parecido una idea magistral. Más aún si el juego sale a la venta al irrisorio precio de 19,99 €, algo pocas veces visto en un título de lanzamiento físico para consolas. Como podéis ver, la carta de presentación no es nada mala.

Un experimento inesperado

Como acabamos de mencionar, tras tantas entregas en tan poco tiempo era normal que la saga quedara estancada y necesitara novedades de forma urgente. Lo que nadie se esperaba es que Insomniac mezclara la habitual mecánica de las plataformas, la exploración y los disparos en 3ª persona, con el estilo de juego conocido como Tower Defense, que tiene en Plantas versus Zombis uno de sus exponentes más conocidos.

De este modo nos encontramos con un título de corte muy arcade (la historia está plagada de momentos hilarantes pero no es más que una excusa para bajar de nuestra nave, la Phoenix II, y liarla parda en numerosos planetas), en el que encarnaremos a Ratchet, Clank y al orondo Capitán Qwark.

Explorar amplios niveles «cerrados» consiguiendo las mejoras y armas típicas de la franquicia será nuestro pan de cada día, pero ahora hay que añadir también la existencia de una base inicial con varios generadores, la cual debemos defender de oleadas de disparatados alienígenas, robots y vehículos de todo tipo. Para ello tendremos que recolectar guitones, la moneda del juego, para construir todo tipo de defensas que nos ayuden a defender nuestros dominios.

Hay numerosos tipos de torres y minas a nuestra disposición, así como barreras que frenarán temporalmente unas hordas que, al contrario de lo que pueda parecer, nos exigirán bastante, ya que desde los primeros niveles sudaremos la gota gorda ante la incesante llegada de enemigos, que nos obligarán no solo a construir y reparar, sino también a estar presente en todo el «meollo», disparando como locos. La defensa y la exploración casi simultáneas nos pondrán en un aprieto en más de una ocasión, puesto que las oleadas no se detendrán en ningún momento hasta que no cumplamos los objetivos de misión.

Debido a estos picos de dificultad, la opción del multijugador cooperativo para dos jugadores es más que recomendable, algo que podemos hacer tanto en la misma consola, como a través de Playstation Network. Por si fuera poco, también existe la opción de Cross Play con PS Vita (cuando la versión portátil esté disponible el 29 de enero), algo que nos ha parecido a todas luces genial.

La campaña en sí no es muy larga (no más de cinco horas) y no muestra suficientes alicientes para rejugarla pese a que podamos subir de rango a nuestros personajes y mejorar nuestras armas, pero afortunadamente Ratchet & Clank: QForce cuenta con un modo multijugador competitivo que alargará bastante la vida del título. En este modo, dos equipos, con un máximo de dos jugadores en cada uno, se verán las caras siguiendo un esquema de juego similar al de la campaña, pero al que hay que añadir ahora también unidades que podemos comprar y mejorar. Su IA no es ni mucho menos profunda, pero cumple perfectamente con su cometido: ser carne de cañón para debilitar las defensas del equipo rival mientras nosotros damos buena cuenta de los otros jugadores. Se nota que el juego está centrado a todas luces en su vertiente multijugador, puesto que aquí el juego gana muchos enteros, combinando de una manera mucho más solvente el equilibrio entre plataformas y estrategia.

Un mundo colorido

Los títulos de Ratchet & Clank nos muestran un mundo colorido, de un marcado estilo cartoon (aunque sin aplicar el cel-shading) con animaciones muy simpáticas y propias de un plataformas. Del mismo modo, los planetas cuentan con las temáticas habituales del género (bosque, zona helada, volcánica, ruinas, industrial…), aunque donde en verdad destaca el apartado técnico es en lo referido al sonido.

El juego cuenta con un doblaje estupendo, algo habitual en los juegos de la propia Sony, y sigue el estilo habitual de otros Ratchet & Clank, con un sentido del humor muy acusado y que nos deleitará a lo largo de la breve campaña. Los efectos de sonido también merecen ser reseñados, puesto que son abundantes, estridentes y no tardaremos en tenerlos metidos en la cabeza. Desgraciadamente no se puede decir lo mismo de la banda sonora, algo de lo que adolecen todas las entregas de la serie, genérica y sosa.

Hasta la próxima entrega

Ratchet & Clank: QForce no será recordado como la mejor entrega de la franquicia, ni mucho menos, pero estamos ante un título que aporta la suficiente frescura como para que tanto fans como neófitos le den una oportunidad. Aún así, esta atípica combinación entre plataformas y estrategia posiblemente actuará como un arma de doble filo, logrando que más de uno sea reacio a acercarse al juego. La corta duración de su campaña empaña lo que sería un producto mucho más redondo, puesto que su opción competitiva es sumamente entretenida y nos proporcionará grandes ratos de diversión. Por último, su bajo precio y las opciones Cross Buy y Cross Play servirán también para tentar a aquellos que busquen una propuesta diferente entre las últimas novedades. Además, a principios de enero el juego recibirá un DLC gratuito que añadirá dos niveles adicionales de mejora a las armas, así como un nuevo mapa, la ciudad de Metrópolis (nada que ver con la de Superman). Por si fuera poco, Insomniac ha prometido seguir lanzando a lo largo de 2013 nuevos skins y mapas de manera gratuita. Así da gusto.

{youtube}wS8FRYq_HV8|560|340{/youtube}

Lo mejor:

-Ser capaz de innovar en una saga que en sus últimas entregas mostraba grandes síntomas de agotamiento.

-Su multijugador competitivo, adictivo y sin ningún tipo de ralentizaciones.

-Su bajo precio para ser un título de novedad.

-El excelente doblaje.

-Las opciones Cross Buy y Cross Play.

-El juego irá mejorando a lo largo del año gracias a DLC gratuitos.

 

Lo peor:

-Los puristas de las plataformas y los Tower Defense no verán con buenos ojos esta extraña mezcla.

-La escasa duración de la campaña, pudiendo haber explotado más las opciones monojugador.

-La banda sonora, aburrida hasta decir basta.

                                              


Nota: