Una semana más regresamos para descubrir algo más sobre un mundo desconocido para la gran mayoría de nosotros, el mundo de los yokais. Estos dioses de la mitología japonesa que tanta curiosidad despiertan entre las mentes occidentales.

Esta semana conoceremos un poco mejor al Kamikiri. La traducción literal del nombre de este yokai proviene de: “Kami” (tanto se utiliza para definir a los dioses como al pelo de la cabeza, en este caso se traduciría como pelo o cabellera) y “kiri” (es la raíz del verbo cortarKirimasu“). El Kamikiri es un yokai nocturno que se asemeja a un insecto con cresta y fuertes pinzas a modo de manos, que utiliza para cortar la cabellera de sus víctimas. Se le atribuye una única travesura, al caer la noche entra en las casas y corta el pelo del pobre infeliz que duerme plácidamente en su cama.

En la actualidad se dice que las víctimas favoritas del Kamikiri son las mujeres jóvenes, pues son las que suelen tener el pelo más largo y recogido, pero esto no siempre fue así. Antiguamente en Japón tanto hombres como mujeres de todas las edades tenían el pelo recogido en una cola o moño por tradición y comodidad, de esta forma todo el mundo era víctima potencial de este travieso yokai.

El Kamikiri parece tener sus orígenes en el kamikirimushi, un escarabajo japonés con unas grandes antenas y dos fuertes mandíbulas, no obstante el origen y el inicio de la leyenda es bastante incierto.

Así podemos concluir que el Kamikiri es posiblemente uno de los yokais más olvidados y desconocidos, pero más molesto. Y es que, ¿quién se puede imaginar peor pesadilla (sobretodo para las mujeres de pelo largo) que levantarte un día rodeada de tu propia cabellera?… ¡Escalofriante!

 

BibliografíaYokai, Monstruos y Fantasmas en Japón

Gracias a: Editorial Satori