Una semana más, en Tallon4 nos sumergimos en el mundo sobrenatural japonés gracias al libro: Yokais, Monstrous y Fantasmas Japoneses, de la Editorial Satori. Esta semana, por las fechas en las que estamos y el frío que ha cubierto España en poco tiempo, hemos creído oportuno elegir un yokai invernal: la Yukionna o mujer de nieve.

Este yokai tiene unos rasgos muy característicos: siempre es una mujer, como bien su nombre indica (la palabra onna en japonés significa mujer), y está vestida de con ropas blancas, con la tez muy pálida y el cuerpo frío. Vive en el interior de las tormentas de nieve y se aparece en invierno, cuando el clima es más frío y la nieve lo invade todo. En algunos lugares, este yokai está más considerado como un yurei por estos rasgos, ya que aunque recuerdan a la nieve y el hielo, también son parecidos a los de un fantasma: piel pálida mortecina, el kimono blanco funerario y el cuerpo que no desprende temperatura por estar muerto.

La Yukionna es uno de los yokais más populares en el mundo de la literatura y el manga japonés, un recurso muy utilizado en gran cantidad de series como Crayon Shin-chan, InuYashaShirahime-Syo: Snow Goddess Tales, del popular grupo de mangakas Clamp.

En Japón, la nieve es muy abundante en invierno, época en que medio país es cubierto por un manto blanco. En la antigüedad, este hecho era más trágico que ahora, pues no existían tantos recursos y muchísima gente quedaba aislada e incomunicada durante semanas o meses, muriendo en muchas ocasiones como consecuencia de las duras nevadas, el frío o las ventiscas inesperadas en campos y montañas. El yokai Yukionna bagaba en las tormentas de nieve y si veía algún pobre infeliz se lo llevaba con ella.

A la Yukionna, a menudo se le podía ver acompañada de niños que secuestraba de las casas. Esta parte de la leyenda se fue transformando poco a poco hasta que derivó en algo parecido al hombre del saco en España, pues dice la historia que los niños que no se van a dormir pronto o los que llegan a casa después de caer el sol, viene la Yukionna y se los lleva con ella.

La leyenda más popular de este yokai, y que seguro que habéis visto en algún especial de anime o manga, cuenta como dos leñadores, uno joven y otro viejo, quedan atrapados en una tormenta de nieve. Después de largas penurias encuentran una cabaña que les ofrece protección hasta que la tormenta cese. Durante la noche, el leñador joven se despierta y ve que la Yukionna está junto al leñador más viejo. De repente, esta se gira hacia la segunda cama y le dice: «tú eres joven y apuesto, te perdono la vida por el momento, pero nunca dirás a nadie que me has visto». A la mañana siguiente, el viejo leñador yace muerto en la cama.

Pasan los años, el joven se casa y tiene hijos, y un buen día le confiesa a su esposa lo que le sucedió aquella gélida noche, años atrás. La esposa entonces se transforma en Yukionna y le grita: «te dije que nunca hablases de mí, no te mataré porque me dan pena los niños, pero nunca más sabrás de mi». La Yukionna se fue y no regresó jamás.

Moraleja: las noches de frío donde mejor se puede estar es en casa, leyendo Tallon4, un buen manga y jugando un rato a tu videojuego favorito. Sólo así podrás evitar la visita de la Yukionna.

 

BibliografíaYokai, Monstruos y Fantasmas en Japón

Gracias a: Editorial Satori