Retomamos hoy nuestro especial dedicado a Spiderman justo en el momento en el que lo dejamos la semana pasada, con el cambio de siglo, el cual le sentó estupendamente a Peter Parker, porque si bien sus juegos no han llegado a la categoría de obras maestras, muchos de ellos son título más que notables y que nos han proporcionado infinidad de horas de diversión. Pero que los amantes de la caspa y los juegos cutres no comiencen a tirarse de los pelos. También habrá delicias para ellos.

 

Irrumpiendo con fuerza en los 32 bits

La primera Playstation puede presumir de poseer el que para muchos es, sin lugar a dudas, el mejor juego de Spiderman hasta la fecha. Puede que la afirmación sea un poco descabellada, más aún si lo jugamos objetivamente a día de hoy, pero lo cierto es que el título que vio la luz en el año 2000 no solo fue el primer título del personaje en 3D, sino que además lo hizo de una manera estupenda, algo que pocos personajes con videojuegos en la época del 2D pueden afirmar.

Hay que decir que a partir de este momento la licencia de Spiderman quedaría ligada exclusivamente a Activision (salvo para los crossovers de Capcom), siendo la editora encargada de sacar todos los juegos del personaje.

El juego es una aventura en 3D con elementos de plataformas y beat’ m ‘ up, pero que ofrece algo más que la eliminación de enemigos y saltos por edificios. Entre estos múltiples objetivos se encuentran rescatar civiles, desactivar bombas, escapar de la policía, llegar a X sitio en un determinado momento… Lo cierto es que aunque el juego sea totalmente lineal en el sentido de que no hay objetivos secundarios a lo largo de los niveles, el ritmo no decae en ningún momento, hecho que también es reforzado por los escenarios en los que nos moveremos, puesto que aunque al principio nos dedicamos recorrer los tejados de Nueva York (si nos caemos de ellos morimos inexplicablemente), visitaremos también las alcantarillas de la ciudad, bases militares, el Daily Bugle, el metro… Todo ello mientras hacemos frente a matones de tres al cuarto, mercenarios, policías, hombres lagarto y hasta simbiontes. Pero donde el juego tiene sus mejores puntos es en los combates contra los jefes finales, algunos de ellos sensacionales, como el combate contra Mysterio o el de Venom. Un total de nueve supervillanos tratarán de darnos caza, aunque no estaremos solos, puesto que en momentos puntuales Spidey contará con la ayuda de otros personajes del Universo Marvel, como Daredevil, Black Cat o Punisher.

{youtube}_NQOj-PZL9U|560|340{/youtube}

Uno de los mayores defectos del juego es la corta duración de su modo historia, que oscila entre las 6-7 horas, pero eso queda subsanado en gran medida gracias a la gran cantidad de extras que el título posee, como desafíos, modo survival, time attack, jefes finales, recolección de cómics desperdigados por el juego, 10 trajes extra con diferentes poderes (que gusto daba cuando no había DLC de este tipo) y hasta un modo What if? que convierte el juego en una historia alternativa del mismo bastante paródica, al igual que los cómics de dicha colección.

Debido al éxito del título, las conversiones no se hicieron esperar, llegando un año después a Nintendo 64, Dreamcast y PC, con la mejoría gráfica de rigor (especialemente en el caso de la consola de Sega), pero manteniendo intactas las virtudes del título.

Game Boy Color recibió también una conversión del título, aunque obviamente mucho más modesta, volviendo al clásico plataformas de acción en 2D. A este juego le acompañó poco después una secuela, Spiderman 2: The Sinister Six (nada que ver con el título de NES), y que alternaba las fases de plataformas y acción con otras de minijuegos, algunas de ellas homenajes directos a la vetusta Game & Watch, dando lugar a una excelente y variada aventura portátil del personaje.

Un año después, en 2001, llegaría la secuela directa de Spiderman de Playstation. Bajo el título de Spiderman 2: Enter Electro, nos encontramos ante un juego que sigue a pies juntillas el planteamiento de la primera aventura, y aunque sigue siendo un gran juego y contando con múltiples extra y el modo What if?, su éxito fue menor de lo esperado, por lo que esta vez, el título se quedó únicamente en Playstation. Como curiosidad, huelga decir que el combate final contra una versión dopada de Electro tendría iba a tener lugar en lo alto de las Torres Gemelas, pero debido al lamentable atentado que tuvo lugar por aquel entonces, el final tuvo que ser modificado.

 

 

El Spiderman de Sam Raimi llega a lo grande

Como no podía ser de otra manera, al esperado estreno de la primera película de imagen real de Spiderman tenía que acompañarle el videojuego de rigor, así pues, en 2001, Treyarch (responsables actuales de Call of Duty), desarrollaron una aventura de acción nada desdeñable destinado a Playstation 2, Xbox, Game Cube y PC, siguiendo el argumento de la película a la vez que introducía algunos villanos más para no dejar que todo el antagonismo recayera sobre el Duende Verde. Al mismo tiempo se introducía un modo historia alternativo protagonizado por Harry Osborn. Los actores Tobey Maguire, Willem Dafoe y hasta el icónico Bruce Campbell (a modo de narrador) participaron en las labores de doblaje del juego.

El éxito del título fue muy grande, por lo que Activision quiso repetir la jugada con el estreno en 2004 de la segunda película del personaje. El esquema jugable en esta ocasión cambiaba al de sandbox, dando lugar a un título redondo, largo, variado, con una cantidad enorme de misiones secundarias y extras, e introduciendo nuevamente villanos adicionales para ayudar esta vez al Doctor Octopus. El título apareció para las mismas plataformas que el anterior juego, a lo que hay que añadir una versión para PSP cuyo mayor defecto eran sus traicioneras cámaras.

{youtube}WDXp3SgfnvA|560|340{/youtube}

En 2007 llega la tercera película del personaje, la cual fue la peor recibida por los espectadores. Y lo mismo ocurrió con su respectivo videojuego. Spiderman 3 no es para nada un mal título, pero prácticamente no innovaba nada respecto a su predecesor, y por aquel entonces habían surgido ya otros sandbox que sacaban los colores al pobre de Spidey, especialmente en sus versiones para Playstation 2 y Wii. Las otras plataformas que recibieron su correspondiente adaptación de la película fueron Xbox 360, Playstation 3, PSP, Nintendo DS y PC.

No hay que olvidar que Game Boy Advance recibió el respectivo videojuego de cada una de las películas, aunque al igual que la versión de Nintendo DS, eran completamente diferentes a sus homólogas de sobremesa, ofreciéndonos aventuras en 2D del personaje, como muchas otras veces ya hemos visto.

Por último, y aunque no esté basado completamente en las tres películas protagonizadas por Tobey Maguire, en 2007 llegó a Playstation 2, Xbox 360, Wii, Nintendo DS y PSP, Spiderman: Friend or Foe, título que toma algunos elementos de dichas películas y en clave de humor presenta un título en el que Spiderman se une a los villanos de las películas (y alguno exclusivo de las versiones de Xbox 360 y Wii), brindándonos un juego repetitivo, insulso y condenadamente sencillo que no hace justicia al personaje, pese a que la idea de un cooperativo entre Spidey y sus enemigos en una rocambolesca historia podría haber dado lugar a un juego digno de mención.

 

 

El universo Ultimate llama a los videojuegos

En el año 2000, aprovechando el reciente estreno de la primera película de X-Men y el inminente estreno de la ya citada primera película de Spiderman, en Marvel tienen la idea de reinventar a los personajes desde cero, acercándolos a nuevos lectores que no tengan que leer la caterva de más de 500 números para un solo personaje. Pero al mismo tiempo tampoco querían dejar abandonado al lector de toda la vida. Por eso mismo deciden crear el universo Ultimate, donde una nueva versión de los personajes del clásico universo Marvel empezaría desde cero, con historias actualizadas, adaptadas a los tiempos de hoy y al estilo narrativo de los cómics de principios del s. XXI, a la vez que muchos personajes sufrían grandes cambios en su concepción o en su relación con otros.

Obviamente, la primera serie de dicho universo fue Ultimate Spiderman (a la que seguirían Ultimate X-Men, The Ultimates y Ultimate Fantastic Four como series regulares), la cual ha sido un éxito enorme que aún sigue publicándose actualmente. Por eso mismo, en 2005 llegaría a Playstation 2, GameCube, Xbox, Nintendo DS y Game Boy Advance, un juego protagonizado no solo por el Spiderman de este universo, sino también por su correspondiente Venom.

Las versiones de sobremesa y portátiles son iguales a nivel argumental, con una trama situada entre los números 71 y 72 del cómic original, pero con los más que obvios cambios técnicos, siendo la de Game Boy Advance un beat’ m ‘up 2D al uso, y la versión para DS introducía varios niveles en 3D y hacía un excelente uso del stylus, especialmente a la hora de controlar a Venom.

Las versiones para sobremesa ofrecían nuevamente un sandbox (Activision seguía en su empeño de repetir la fórmula de los anteriores juegos) con un marcado cell-shading que la otorgaba un excelente aspecto al juego. Mientras que el manejo de Spiderman era muy similar al visto en otros títulos, comportándose como un buen chico y ayudando a los ciudadanos de Nueva York, con el alter ego de Eddie Brock teníamos que hacer todo lo contrario. Arrasar la ciudad y devorar a los ciudadanos son solo algunas de las maldades y perrerías que podemos hacer con el simbionte.

{youtube}Ai0d27IxzyE´|560|340{/youtube}

El juego gozó de bastante éxito en todas sus plataformas, especialmente en las portátiles de Nintendo (la propia Activision se dio cuenta de estaba matando al personaje sacando demasiados juegos en sobremesa), lo que hizo que un año después llegara su secuela exclusivamente a estas plataformas, bajo el título de Spiderman: Battle for New York.

Al igual que en la entrega anterior, aquí también podemos manejar a nuestro héroe y a un villano, siendo el Duende Verde el peligroso lunático escogido para la ocasión.

Básicamente encontramos una mejoría de lo visto en Ultimate Spiderman, con un modo historia más completo y diferenciado para cada personaje, con jefes finales diferentes para cada uno y que en el caso de Nintendo DS, aprovecha estupendamente el uso del stylus, a la vez que añade diversos minijuegos para alargar la vida del título.

En 2008, Activision encarga nuevamente a Treyarch un título que en su momento fue muy llamativo debido a su planteamiento, pero que en ejecución terminó resultando muy pobre. Estamos hablando, como no, de Spideman: Web of Shadows (PC, Playstation 3, Wii, Xbox 360, Playstation 2, PSP y Nintendo DS). El título nos mostraba una Nueva York infestada por la amenaza simbionte, en la que Spiderman debía tomar diversas decisiones morales que iban más allá de vestir su tradicional traje o enfundarse el conocido traje alienígena, algo que hemos visto posteriormente en la saga inFamous. Aún así, pese a que el juego contase con hasta cuatro finales, la pobre ejecución de su apartado gráfico, sonoro y de cámaras y lo repetitivo que era cumplir muchas de sus misiones, relegó al juego a los fracasos del personaje.

No ocurrió así con las versiones «menores» (Playstation 2, PSP y Nintendo DS), que nos proponían una especie de Metroidvania terriblemente divertido pero de escasa duración.

{youtube}6QkPOu7CzLw|560|340{/youtube}

 

Universos paralelos y reinicios

Con la salida de Batman: Arkham Assylum en 2009, las compañías decidieron tomar la aventura del Caballero Oscuro por el psiquiátrico de Arkham como el ejemplo a seguir en esto de los videojuegos de superhéroes. Eso es algo que no ocultó la propia Activision al anunciar Spiderman: Shattered Dimensions (Xbox 360, Playstation 3, PC, Wii y Nintendo DS), un ambicioso proyecto que reuniría ni más ni menos que a cuatro encarnaciones diferentes de Peter Parker, procedentes de algunos de sus universos más populares: El de toda la vida (bajo el nombre de Amazing Spiderman), el del universo Ultimate (con el traje negro), el Spiderman Noir (procedente de la línea de cómics Marvel Noir, que presenta a los personajes de la editorial en los años 20 y 30 del siglo pasado, con historias a lo Sin City) y el Spiderman futurista del año 2099.

Todos ellos tienen que colaborar para evitar que el tejido de la realidad se desmenuce en una trama que si bien no pasará a la historia como la mejor del trepamuros, hará las delicias de los aficionados a los universos paralelos, la metafísica barata y las diferentes encarnaciones de los personajes que aparecen (aunque muchos echamos en falta la presencia del Spiderman zombi o alguna versión más paródica del personaje a modo de extra).

 

 

Beenox triunfó con el planteamiento de estos cuatro Spiderman, ofreciendo un sistema de juego totalmente diferente para cada uno de ellos (hay un Spiderman para todos los gustos: saltimbamqui y haciendo gala de sus habilidades arácnidas, agresivo, sigiloso o con capacidad para volar y lanzar grandes proyectiles), y cambios gráficos dependiendo del universo en el que nos encontremos. Así, la versión Amazing y Ultimate tienen una estética de cell-shading, mientras que el Spiderman Noir opta por el blanco y negro y el Spiderman 2099 por gráficos más realistas, en una línea más habitual a lo visto en esta generación. El ritmo del juego era muy bueno, salvo en la parte Noir, mucho más pausada y difícil, pero eso no hizo que el juego dejara de ser un éxito.

La versión para Nintendo DS intentó seguir la estela de ese Web of Shadows con toques de Metroidvania, dando lugar también a un título digno pero igual de corto que su predecesor.

Con el éxito de Shattered Dimensions, estaba cantado que su secuela no ser haría esperar. Así pues, a finales de 2011 ve la luz Spiderman: Edge of Time (Playstation 3, Xbox 360, Wii, Nintendo DS y Nintendo 3DS), protagonizado esta vez solo por el «Amazing Spiderman» y el «Spiderman 2099». Para empezar, reducir el plantel de personajes a la mitad no sentó nada bien a los aficionados, puesto que se perdía gran parte del encanto del primero con su variedad de estilos jugables, algo que no son capaces de suplir los dos Spiderman de este juego. Si a ello le añadimos que el juego tiene una cantidad horrible de bugs (especialmente en su versión de Wii), nos encontramos ante un inexplicable paso atrás de una fórmula que funcionó estupendamente el año anterior.

 

 

Y ya por fin, llegamos a la última aventura electrónica del personaje, The Amazing Spiderman, que sirve en este caso para promocionar el reinicio cinematográfico de la franquicia y que pretende así estar más en consonancia con las nuevas películas de Marvel, estrechamente relacionadas unas con otras.

De este modo, Beenox vuelve con los deberes aprendidos y nos trae una divertida aventura para Xbox 360, Playstation 3, Wii , Wii U, PC, Nintendo DS y Nintendo 3DS.

En sus versiones HD el juego es un sandbox como en anteriores títulos, y si bien el juego no destaca enormemente por su apartado gráfico y las misiones secundarias terminan siendo bastante repetitivas, la jugabilidad está a otro nivel, ofreciéndonos a un Spiderman más vivo que nunca, con el que disfrutaremos enormemente perdiéndonos por las calles de Nueva York y salvando transeúntes. Esperemos que la versión de Wii U haya pulido algunos de estos fallos aprovechando así el tiempo extra que han tenido sus desarrolladores.

En cambio, las versiones para el resto de plataformas de Nintendo son totalmente diferentes. Por una parte, las versiones de Wii y Nintendo 3DS nos ofrecen un mapa en el que ir escogiendo las misiones principales y secundarias, perdiendo el toque de sandbox y estando más en la línea de lo visto en Metal Gear Solid: Peace Walker.

Por último, la versión para la DS de toda la vida vuelve a ser una vez más una aventura bidimensional en el estilo de las anteriores, por lo que estamos ante un título también muy entretenido pero que no ofrece absolutamente nada nuevo.

{youtube}9h_cJfwY0JI|560|340{/youtube}

 

Una merecida despedida

Tras estas dos semanas podemos dar por finiquitado el exhaustivo repaso realizado a los videojuegos de Spiderman, y lo cierto es que podemos decir que en términos generales, el trepamuros es otro de esos pocos personajes que tiene títulos bastante destacables y por encima de la media. No llegarán al estatus de obras maestras ni serán recordados como el mejor título de su respectiva plataforma, pero son títulos muy solventes lejos de medianías como hemos visto en tantas otras ocasiones…aunque existan detritus como Spider-Man: Web of Fire, Friend or Foe, Web of Shadows y Edge of Time.

Por último, os aclaramos que estos no son los únicos juegos en los que ha aparecido el personaje, puesto que hay una cantidad ingente de crossovers y títulos en los que comparte protagonismo con otros personajes de la Casa de las Ideas. A esos títulos le dedicaremos también una entrada a su debido momento.