Mientras en España seguimos fieles al Colgate y al Licor del Polo, Japón va un paso más allá, como siempre, y se ha pasado a Sumigaki, una pasta de dientes de….¡carbón!

Una vez pasado el asquete inicial, algo irremediable cuando uno se imagina lavándose los dientes con una pasta de dientes de color negro, estaremos pensando: ¿por qué han utilizado carbón cuando podían haber elegido alga nori o salsa de soja? Pues porque el carbón posee unas increíbles propiedades absorbentes, hecho que le ha llevado a utilizarse como base en productos como jabones o exfoliantes, y deja los dientes extremadamente limpios y suaves.

¿Alguien se atreve a probarlo? Nosotros estamos dispuestos a hacerlo ^_^