Debido a la reciente debacle económica sufrida por THQ, la cadena de tiendas GameStop ha retirado de su catálogo títulos como South Park: The Stick of Truth o Metro: Last Light.

Tan radical medida se debe a que según los responsables de la firma, “THQ no puede asegurar la distribución de los juegos, por lo que la tienda prefiere proteger a sus clientes”.

Pese a que ninguna otra cadena importante ha hecho anuncios de este tipo, GameStop seguirá adelante con esta medida en Estados Unidos.