Muy pocas películas tienen el honor de formar parte del listado de filmes que alguna vez ha conseguido llegarnos al corazón.  Y muchas menos logran llegar a adoptar el término “clásico”. La película de la que vamos a tratar en este manganálisis cumple ambos requisitos debido a su historia, el mensaje que enseña y su lograda animación. Se trata de El Viaje de Chihiro.

Historia

La joven Chihiro, debido a ciertos asuntos personales, se ve obligada a mudarse de ciudad junto a sus padres. Durante el viaje en coche, el cabeza de familia decide tomar un atajo por el que se pierden y llegan hasta un bosque que acaba en un extraño y raro túnel. Los tres se bajan del auto para explorar y, tras pasar el túnel, se encuentran con una ciudad que parece estar abandonada. Allí, los padres de Chihiro van a una posada para tomar algo, mientras que la joven prefiere ir a investigar la ciudad.

Con la puesta de sol, la niña se topa con un misterioso chico llamado Haku quien le ordena que se vaya cuanto antes de allí con sus padres o algo malo pasará cuando llegue la noche. Al ir a ver a sus progenitores comprueba asustada que se han convertido en dos cerdos enormes. En ese momento, se da cuenta de que ella misma está desapareciendo, pero el joven de antes la ayuda dándole una baya para que se la coma. Tras el susto, la lleva a unos baños termales en los que Chihiro se pone a trabajar hasta encontrar la manera de salir de allí y ayudar a sus padres cerdos.

El Viaje de Chihiro es una película producida por el Studio Ghibli que fue dirigida por el mítico Hayao Miyazaki. Él mismo fue quien realizó el guión de la cinta, mientras que la música fue obra de Joe Hisaishi y Yumi Kimura. Yôji Takeshige se encargó de la dirección artística y el montaje estuvo hecho por Takeshi Seyama.

Con una duración aproximada de 125 minutos y calificada para todos los públicos, la película se estrenó el 27 de julio de 2001 en Japón. Tras esa fecha, no pararon de llover premios para los creadores de esta aventura, hasta más de catorce galardones consiguió. Recibió el Oscar a la Mejor Película de Animación –fue la primera película de animación japonesa en ganar el premio-, consiguió un Oso de Oro en 2002 durante el Festival Internacional de Cine de Berlín, ganó cuatro premios Annie -Mejor película, Mejor Dirección, Mejor Música y Mejor Guión en una cinta de animación-, un premio del público en el Festival de Cine de San Francisco y numerosas críticas positivas.

El Viaje de Chihiro vio la luz en nuestro país el 25 de octubre de 2002 y su licencia fue a parar a la distribuidora Jonu Media. En el año 2010 Jonu perdió los derechos de comercialización de esta película y de La Tumba de las Luciérnagas, por lo que la licencia quedó en el aire. Al final fue la productora Aurum quien recogió el testigo y es actualmente la encargada de editar esta película en formato DVD.

Conclusión

El Viaje de Chihiro es una película mágica que te atrapa desde el primer minuto en el que comienza a sonar la preciosa banda sonora de la que se compone. Los personajes, la animación, la historia… todo está perfectamente unido para crear una auténtica obra maestra de la animación. Todo aquel que no la haya visto seguro se maravillará ante la magia artística del Studio Ghibli y del gran Hayao Miyazaki. Mención aparte se merece el doblaje que se hizo al castellano y que a más de uno le emocionará.

[iframe width=”595″ height=”350″ src=”http://www.youtube.com/embed/YgO6g_gHtaE” frameborder=”0″ allowfullscreen]