Borderlands 2 tiene uno de los diálogos más hilarantes y políticamente incorrectos del mundo de los videojuegos. Eso es así y forma parte de su estilo, y no concibiríamos un sucedáneo de esto o una edulcoración en futuras entregas o DLCs, ya que a pesar de ser burdo y desternillante, no se mete con ninguna minoría, raza o colectivo.

Esta opinión, que seguro que muchos de vosotros compartís, no casa con lo que piensa Mike Stacco, desarrollador creativo en Cryptozoic Entertainment, ya que ha acusado a través de Twitter al personaje Tiny Tina de tener un lenguaje racista. La conversación, que no ha llegado a mayores y en la que se ha inmiscuido incluso el CEO de Gearbox, Randy Pitchford, ha finalizado con la entrada en escena del diseñador de Tina, Anthony Burch, el cual ha asegurado que si el lenguaje de la niña ofende a la gente lo solucionarán de alguna forma.

Ahora llega el turno de la polémica, ya que para nosotros no se debería de modificar nada del diálogo del juego. Eso es así porque crearía un precedete en futuros títulos por motivos irrisorios y porque en ningún momento se hace mención ni daño a ninguna etnia, colectivo o minoría. ¿Y vosotros, qué pensáis?