La situación actual de Sega palidece (tanto económica como creativamente) si la comparamos con la de los años ochenta, cuando era la única compañía que podía hacer un mínimo de frente al dominio imparable de Nintendo. Y si NES tenía a Mario como personaje icónico, Master System tenía a Alex Kidd. Sí, porque antes de Sonic, Sega tuvo una mascota, la cual fue vilmente asesinada por sus creadores ante la llegada del erizo azul.

Este joven, de enormes patillas, aspecto simiesco y aficionado al “piedra, papel o tijera”, protagonizó ni más ni menos que seis juegos (cinco en Master System y uno en Mega Drive) entre 1986 y 1989 (parece que la sobreexplotación de franquicias no es nada nuevo).

Tras esto, jamás ha vuelto a protagonizar ningún otro videojuego, aunque eso sí, ha realizado numerosos cameos: Altered Beast, Kenseiden, Sonic Riders Zero Gravity, Shenmue, Sega Superstars Tennis, Sonic & Sega All-Star Racing y hasta en esa rareza llamada Segagaga, hilarante RPG para Dreamcast en el que el jugador es un joven empleado de Sega y debe hacer todo lo que esté en su mano para impedir la quiebra de la compañía. Aquí, Alex Kidd es el dueño de una tienda de juegos retro que no hace más que lamentarse de su situación actual.

Os dejamos con los anuncios de Miracle World y Lost Stars, así como los nostálgicos momentos del personaje en Segagaga.

{youtube}Y9xJzX4Ua3o{/youtube}

{youtube}kXFdhaZC7cA{/youtube}

{youtube}sNiHxnB9urs{/youtube}