Uno de los géneros más demandados por las chicas en los últimos tiempos en nuestro país es el yaoi. Así, las relaciones entre chicos comienzan a coger fuerza entre un público cansado de ver siempre historias de amoríos entre chico y chica. Por ello, hoy dedicaremos este manganálisis a una obra que se ubica dentro de este género, más concretamente en el shonen-ai (relación entre un hombre y un chico menor de edad sin contenido sexual explícito). Eso sí, lo haremos con el máximo respeto hacia los lectores, ya que no todo el mundo disfruta con historias de este tipo, máxime cuando hay menores de por medio. Hablamos de Papa to Kiss in the Dark.

Historia

Mira Munakata es un adolescente que acaba de entrar en la secundaria. Mira se caracteriza por ser amable, comprensivo, amigo de sus amigos y, ante todo, tener un aspecto aniñado que le convierte en el blanco perfecto para otros chicos que acaban rindiéndose a sus encantos. Sin embargo, Mira parece no darse cuenta de ello, ya que lo único que le preocupa es mantener oculto su único secreto.

Cuando era pequeño, Mira fue adoptado por Kyousuke Munakata, un popular y conocidísimo actor que ha participado en producciones cinematográficas de Hollywood. Pero Mira no lo sabe y piensa que Kyousuke es en realidad su padre. Con el paso de los años, Mira y Kyousuke comenzaron a desarrollar ciertos sentimientos el uno hacia el otro que acabaron por llevarles sin remedio a una relación amorosa bastante complicada y enfermiza. Así, cada vez que la noche cae, Mira acaba siendo seducido por su padre, quien desde el principio contaba con más experiencia que él en el terreno sexual.

Sin embargo, cuando Kyousuke comienza a relacionarse con la también popular actriz Utsunomiya Takayuki, los celos asaltan a Mira, ya que el chico no estará dispuesto a dejar ir tan fácilmente a su amor. No obstante, Mira descubre un secreto que Kyousuke había mantenido en silencio desde el principio y que afectará a su relación padre-hijo. ¿Afectará también a su relación de amantes?

Papa to Kiss in the Dark es una novela ligera escrita por Ken Nanbara e ilustrada por Sae Momoki. La encargada de sacarla al mercado fue la editorial Hakusensha. En abril de 1999, esta obra estaba disponible en todas las librerías especializadas de Japón.

Anime

El éxito comercial de la novela ligera hizo que el estudio TNK se decidiese a llevar Papa to Kiss in the Dark al anime. La versión animada de esta obra consta de 2 OVAs. Los dos episodios fueron emitidos en la televisión japonesa en el año 2005: el 23 de noviembre y el 21 de diciembre, respectivamente. Cada uno de ellos tiene una duración aproximada de 26 minutos.

Conclusión

Papa to Kiss in the Dark no es una serie a la usanza. Como suele ocurrir con la sobras shonen-ai –y yaoi en general-, el protagonista tiene cara y cuerpo aniñado, lo que le da automáticamente un toque uke –el pasivo en las relaciones entre chicos-. Hasta ahí, Mira cumple con creces con los requisitos. Por su parte, Kyousuke es el típico hombre maduro, apuesto y que se lleva a todas y todos de calle. Como es de esperar, es un auténtico semental en la cama, lo que le hace ser el amante perfecto. En este aspecto, la obra también cumple con las características típicas del género y los personajes. Sin embargo, la diferencia radica en la relación de parentesco entre los dos protagonistas. El hecho de que Mira y Kyousuke sean familia es un factor clave en la serie, ya que es el punto de inflexión que divide a los fans de la obra y a los detractores de la misma –quienes consideran que, aunque sea ficción, debe mantenerse un mínimo de decoro, sin dar rienda suelta a acciones y pensamientos tan incestuosos entre familiares directos-.

No obstante, como suele decirse, para poder criticar con conocimiento de causa primero debe verse y analizarse la obra en cuestión para poder hablar con propiedad. Así pues, personalmente, opino que Papa to Kiss in the Dark es una obra más de las muchas que hay en el género yaoi. Y, al igual que ocurre en el hentai –género en el que se acaban liando hermanos, hermanas, padres, madres, hijos, hijas y hasta el vecino del quinto-, llega un momento en el que, por falta de ideas –o creyendo que es una ocurrencia sin igual de lo buena que es-, aparecen tramas de esta índole que, como ya he dicho, fascinan a unos y generan aversión en otros. ¿Y tú? ¿Eres de los que disfrutan con las relaciones carnales de cualquier tipo o consideras que todo tiene un límite?