mail-cafe-tallon4-001

Cuantas veces os habéis ido de copas y la cuenta no coincidia con los precios de la barra, o en el super no estaban bien etiquetados los productos y las promociones eran engañosas, sea como sea, el error nunca es a menos siempre es a más. Esta es una técnica muy habitual en España, a la que lamentablemente nos hemos habituado hasta tal punto que ni protestamos, ni denunciamos y lo que es aún peor seguro que terminamos volviendo al local donde nos han timado.

Pues parece que tenemos que aprender de los japoneses en este sentido, según el medio Tsundere-nation la policia de Osaka ha clausurado un mail cafe en el distrito de Nipponbashi tras recibir varias quejas de sus clientes, acusando al local de inflar las cuentas.

El dueño, Kamioka Katsumi de 62 años ya había sido puesto bajo custodia por violar la Ley de Regulación de Negocios de Entretenimiento Adulto, hace unos meses por inflar las cuentas de sus clientes. Pero parece que no se arrepintió, puesto que nada más salir el hombre volvió a las andadas dando precios a los clientes de 5,000 yenes por media hora en el local cuando en el momento de cobrar les caía una cuenta de hasta 7,500 yenes. Suponemos que el extra venía por la quinceañera que tenía trabajando como camarera.