El pasado sábado 30 de marzo aterrizaba en los cines japoneses una de las películas del año: Dragon Ball Z: Battle of Gods. En total, se ha estrenado en más de 328 cines, de las cuales 16 son cines IMAX, ya que el film ha sido el primero en poder verse en este tipo de salas.

Una vez pasado el fin de semana ya conocemos los datos de recaudación que ha obtenido la película: 650 millones de yenes (aproximadamente unos cinco millones y medio de euros). De esa cifra, 42 millones han sido obtenidos mediante la venta de entradas de los cines IMAX.

A pesar de estos datos, Battle of Gods ha quedado quinta en la lista de las más taquilleras del fin de semana. La más vista ha sido G.I. Joe: Retaliation.

Fuente: Blog is War